Buen amor
Amor Felicidad Libros

El buen amor en la pareja: reglas para la vida en común

Tener una pareja sirve para estar en contacto con alguien más, para sentir que somos parte de algo que trasciende nuestra individualidad, para vivir acompañados. Pensando en eso y en la importancia de mostrar lo necesario que es cultivar las relaciones nutritivas, el psicólogo Joan Garriga escribió “El buen amor en la pareja, cuando uno y uno suman más que dos”.

El libro no es un manual ni muestra los prototipos de pareja, se trata de un texto a través del cual el terapeuta gestaltista deja claro que hay muchos tipos de uniones y cada una tiene sus propias pautas de funcionamiento. Con un lenguaje claro y una redacción amena, Garriga subraya los aspectos que permiten a dos personas convivir bien y los saboteadores de una relación estable. Su objetivo es aportar herramientas para que cada lector establezca su fórmula y modelo para vivir en pareja.

Buen amor

Uno de los aspectos más interesantes planteados por el autor es que no existen parejas buenas y malas sino relaciones que enriquecen o empobrecen a quienes les dan vida, él lo llama el buen amor y el mal amor. En el buen amor somos reales, abiertos, respetuosos, felices, la pareja se nutre entre sí, no se destruye; ambos miembros dicen “gracias” y “por favor”, es una relación basada en el orden y la honra. Por el contrario, en el mal amor hay lucha para que el otro sea diferente, no hay respeto sino sacrificio, es el llamado amor ciego, siempre empeñado en ver lo que debería ser y no lo que es, se orienta hacia el sufrimiento; ambos miembros dicen «no me gusta como eres, tienes que cambiar». Hay una frase reveladora al respecto: “El amor no es suficiente para asegurar el bienestar, hace falta el buen amor”.

En el buen amor dejamos que el otro sea como es, es decir, uno y uno logran sumar dos. El especialista enfatiza que aunque la vida en pareja implique pérdida y dolor, nadie puede hacernos infelices porque es nuestra actitud para afrontar las situaciones lo que definirá nuestras emociones; por otra parte, nadie puede hacernos felices porque se trata de un estado interior que cada quien debe procurarse.

Entre los aspectos esenciales abordados en “El buen amor en la pareja, cuando uno y uno suman más que dos” figuran la necesidad del encuentro amoroso con el otro, algo instintivo que también tiene un componente milagroso. Lo más importante para no perderse en esa necesidad es evitar las falsas promesas de felicidad, ser más realistas.

Asimismo, el autor subraya la responsabilidad personal ante el dolor, no victimizarse y erradicar la versión infantil del amor, el adulto debe ser independiente. Es importante analizar el trecho que hay entre el paradigma ideal y el paradigma del amor compasivo, debido a que la felicidad es una decisión, la pareja no puede calmar nuestros temores ni curar nuestras heridas. Lo único posible es la vinculación con el otro, el nosotros, trascender el yo y pasar a la unión. Hacer espacio a ese otro que es diferente nos brinda la oportunidad de crecer. Muchas personas albergan la esperanza, de manera inconsciente, de que a través del otro superarán los asuntos no resueltos de su infancia, pero inventar al otro desde nuestras necesidades solo traerá decepción.

Garriga también aborda la sexualidad y lo imperioso que resulta que aporte igualdad y dignidad. La sexualidad, en tanto fundamento de la pareja, es más fuerte que el amor, según el psicólogo. Conviene recordar  que la pareja es una relación “que ayuda”, no “de ayuda”, hay que revisar nuestras costumbres, creencias, temores, exigencias, incluir al otro aunque resulte diferente; eso nos permitirá crecer.

Buen amor

Las condiciones de bienestar de la pareja incluyen que sea nutritiva, capaz de comprender diferencias y amarlas, que haya un camino común, que exista confianza y el deseo de que el otro esté bien. También urge encontrar el equilibrio entre dar y tomar basado en lo que se tiene y puede aportar y recibir con gratitud y reconocimiento. Hay un punto mencionado en el libro, el empoderamiento, la búsqueda del crecimiento del poder del otro; eso también es parte del buen amor, así como la comprensión de hombres y mujeres por igual porque ambos deseamos bienestar.

La relación de pareja es una oportunidad para aprender a amar y vaciarse de prejuicios defensivos aprendidos en la infancia. Aceptarse a sí mismo y al otro con todo su sistema de procedencia es vital. La presencia de los padres en nuestra pareja a través del agrado de la unión favorece la lealtad hacia el compañero. Debemos trabajar el movimiento amoroso interrumpido por las heridas a través de la no resistencia, sostener el dolor y liberar las emociones atrapadas que cargamos a cuestas. El vínculo con los padres hay que sanarlo porque en la medida en que los honremos más, nos acercaremos mejor a la pareja. Asimismo, debemos reconocer a quienes estuvieron antes que nosotros en la vida de nuestras parejas, honrarlas porque gracias a esas personas él es quien es hoy día.

Garriga subraya la utilidad de la buena culpa para avisarnos que estamos haciendo daño al otro, para entender nuestra participación en los resultados obtenidos. Así como el empleo de la venganza amorosa como retorno del daño en menor proporción para reestablecer la igualdad. El autor, por supuesto, menciona el perdón como un proceso indispensable para vivir en pareja. Otro punto vinculado con los anteriores es la infidelidad, la cual puede ser con un amante, una pareja anterior, los padres, el hijo de uno de los dos, el trabajo, las adicciones. Es necesario identificarlas y trabajarlas solos o con ayuda de un experto.

El ejercicio de rendirse y soltar cuando la relación no es nutritiva resulta imprescindible. Para que la relación sea estable no basta el amor, la mayoría de las parejas se separan enamoradas porque no pudieron gestionar su amor. “El problema no es la falta de amor, sino de buen amor”, sostiene Garriga. La apertura al dolor debe ser sin sufrimiento, “sin dolor no hay intimidad, ni vínculos significativos”. Asimismo, es una tarea diaria reforzar la autonomía, el poder vivir sin el otro, sin ser una carga emocional para él ni viceversa. La pareja es una relación condicional y pactada.  La buena ruptura, expresar lo que quedó atrapado en la relación y agradecer lo que el otro nos dio, ayudará a mirar hacia atrás con alegría, respeto, sensación de libertad y buenos deseos.

Se trata de equilibrar la unión y la independencia, negociar las necesidades de ambos y respetar sus intereses. “Las parejas que se nutren saben expresarse de muchas maneras el reconocimiento hacia lo que el otro da y hace, invitan a aumentar el ciclo del dar y el recibir”, sentencia el escritor.

 

Las doce reglas de oro para el buen amor

En el epílogo del libro, Joan Garriga expone las doce reglas de oro para vivir hoy en pareja. La primera es la afirmación errónea arraigada en la mayoría de las personas, la segunda es el planteamiento más efectivo para disfrutar de un amor nutritivo:

  1. Sin ti no podría vivir/Sin ti también me iría bien.
  2. Te quiero por ti mismo/Te quiero por ti mismo… bueno a pesar de ti mismo.
  3. Hazme feliz/Siento el deseo espontáneo de que seas feliz.
  4. Quiero una pareja/Mejor me preparo para ser pareja.
  5. Te lo doy todo/Mejor dame lo que me mantiene en el mismo rango que tú.
  6. Dámelo todo/Dame lo que tienes y eres y yo puedo compensar para mantener en mí dignidad.
  7. Ojalá sea intenso y emocional/Ojalá sea fácil.
  8. Lucho por el poder/Cooperamos: demasiados siglos de lucha y sufrimiento entre hombres y mujeres nos convocan a una reconciliación.
  9. Yo pienso, tú sientes y ante lo difícil sálvese quien pueda/Reímos y lloramos juntos y juntos nos abrimos a la alegría y el dolor.
  10. Que sea para siempre/Que dure lo que dure.
  11. Primero los padres o los hijos y luego tú/ Primero nosotros, antes que nuestras familias de origen y que nuestros hijos en común.
  12. Te conozco/Cada día te veo y te reconozco de nuevo.

Al final, Joan Garriga nos deja una reflexión importante: para desarrollar el buen amor hay que equiparse de recursos emocionales, racionales y mucha acción.

Summary
El buen amor en la pareja: reglas para la vida en común
Article Name
El buen amor en la pareja: reglas para la vida en común
Description
En este artículo se reseñan los puntos clave del libro de Joan Garriga y se mencionan las 12 reglas de oro para el buen amor.
Author
Publisher Name
Amor y Pareja
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *