Archivo de la categoría: Actividades en pareja

Películas para ver en pareja

Películas para ver en pareja | Recomendaciones de Rosmery

No hay nada mejor que estar en la calidez de un hogar y de los brazos de nuestra pareja. Las películas siempre son una excelente opción para estar apurruñados comiendo cotufas, chocolates, galletas o helados. El cine en casa es una idea genial para pasar tiempo con tu chico o chica porque ayuda a afianzar aún más la relación. Por eso, en este post, te recomendaré algunas películas para ver en pareja.

Por supuesto, no hay que olvidar que esto depende muchísimo de los gustos que tengan ambos. Pero, partiendo del supuesto de que en esta oportunidad desean ver películas sobre el amor, pues te daré una lista variada entre drama y comedia.

Películas para ver en pareja

Jeux d’enfants (Quiéreme si te atreves)

Películas para ver en pareja
Jeux d’enfants | Film Affinity

Una película francesa que narra la historia de Julien y Sophie, dos niños que entablan una linda amistad y que deciden jugar a un curioso juego: capaz o incapaz. El juego se trata de retar al compañero y, si éste lo cumple, entonces tendrá la decisión de poner el próximo reto. Los años pasan, pero Julien (Guillaume Canet) y Sophie (Marion Cotillard), aunque ya han crecido, no abandonan el juego y se siguen retando, con actividades cada vez más peligrosas y traviesas. Ambos se enamoran, pero su relación se verá marcada por una serie de acontecimientos agrios que les impiden estar juntos como pareja.

Closer (Llevados por el deseo)

Películas para ver en pareja
Closer | SensaCine

Del Director Mike Nichols. Se trata de un drama-romance, una historia sobre amor, sexo, pasiones y abandono que involucra a dos parejas. El drama comienza cuando el hombre de la primera pareja conoce a la mujer de la segunda pareja, inician un romance y todo se vuelve costa arriba. El asunto empeora cuando la mujer de la primera pareja también conoce al hombre de la segunda pareja para dar inicio a una obsesión que desencadenará todo un melodrama pasional. Julia Roberts, Jude Law, Natalie Portman y Cime Owen forman parte del cast.

The Vow (Votos de amor)

Películas para ver en pareja
The vow | Film Affinity

Dirigida por Michael Sucsy, está basada en la historia real de Kim y Krickitt Carpenter. Protagonizada por Rachel McAdams y Channing Tatum, es una historia de amor que narra todo lo que tuvo que hacer Leo (Channing Tatum) para que su esposa Paige (Rachel McAdams) lo recordara a él y todo lo que habían vivido hasta que ella tuvo un accidente que le causó la pérdida de la memoria. Es una daga al corazón, el drama inicia cuando ella se despierta en el hospital luego del accidente y piensa que su esposo es su doctor. No lo recuerda, no mantiene memoria ni siquiera de cuando lo conoció. De hecho se despierta y lo único que logra recordar es a su exnovio Jeremy.

The Notebook (El diario de Noah/ Diario de una pasión)

Películas para ver en pareja
The Notebook | Todo DVD Full

Basada en el libro homónimo de Nicholas Sparks, narra la historia de amor de dos jóvenes, ambos de diferentes clases sociales, Allie (Rachel McAdams) y Noah (Ryan Gosling). Allie es una muchacha de alta sociedad y Noah es un chico sin riquezas monetarias. Los padres de Allie hacen todo lo posible por separarla del muchacho, pues consideran que no es el indicado para ella. Tanto Allie como Noah tendrán que demostrar que su amor lo puede todo, que hasta puede vencer las sombras del tiempo y la memoria.

A walk to remember (Un camino para recordar)

Películas para ver en pareja
A Walk to Remember | SensaCine

También está basada en el libro homónimo de Nicholas Sparks. Es la romántica historia de Landon (Shane West) que es el chico más popular de la escuela y pertenece al grupo problemático del pueblo. Debido a un crimen menor, el joven es obligado a hacer servicios comunitarios y a participar en la obra de teatro del colegio. Ahí, conoce a la hija del reverendo Sullivan, ministro de la iglesia bautista del pueblo. Jamie (Mandy Moore) es una chica conservadora y educada con quien tiene, en un principio, algunos problemas. Pronto la convivencia los hará enamorarse y madurar. Su relación pondrá a prueba todo lo que ellos creen pero, sobre todo, pondrán a prueba el poder del amor y la fe para transformar una vida en felicidad.

The last song (La última canción)

Películas para ver en pareja
The Last Song | Coming Soon

También está basada en el libro homónimo de Nicholas Sparks (¿se me nota? Sí, amo a Nicholas Sparks). La historia gira en torno a una adolescente muy rebelde (Miley Cyrus) que es enviada a pasar un verano con su padre –que está separado de su mamá– con el que no mantiene una buena relación. Su padre intentará volver a conectar con ella a través de la única cosa que tienen en común: la música. Una historia sobre la familia, la amistad, los secretos, el amor y las segundas oportunidades.

The fault in our stars (Bajo la misma estrella)

Películas para ver en pareja
The fault in our stars | SensaCine

Basada en la novela homónima de John Green. Narra la historia de Hazel (Shailene Woodley) y Gus (Ansel Elgort), dos adolescentes cuyas vidas distan mucho de ser normales. Ambos enfermos de cáncer viven un camino duro de recorrer. Tras conocerse en un grupo de apoyo, deciden armarse de valor y no lamentarse por el destino que les ha tocado vivir. Por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel –conocer a su escritor favorito–, cruzarán juntos el atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Una historia emotiva, irónica e inteligente, teñida de humor y tragedia, habla sobre nuestra capacidad para soñar y amar, incluso en las circunstancias más difíciles. La película tiene un soundtrack excelente, con Ed Sheeran a la batuta.

Paper Towns (Ciudades de papel)

Películas para ver en pareja
Paper Towns | Bookstrend

También basada en la novela homónima de John Green. La historia se trata acerca de Quentin (Nat Wolff), un muchacho que en su último año de instituto no ha aprobado ni en popularidad ni en asuntos del corazón. Pero todo cambia cuando su vecina, la legendaria, enigmática y amor inalcanzable Margo Roth Spiegelman (Cara Delevingne), se presenta en mitad de la noche para proponerle que le acompañe en un plan de venganza inaudito. Después de una intensa noche que reaviva el vínculo de una infancia compartida y parece sellar un nuevo destino para ambos, Margo desaparece dejando tras de sí un extraño cerco de pistas. Esta historia aborda los temas de la amistad, el amor y la identidad para plantearnos una pregunta: ¿vemos en los demás, y en nosotros mismos, solo aquello que queremos ver?

Remember me (Recuérdame)

Películas para ver en pareja
Remember me | IMDb

Cuenta el trágico drama de una familia que comienza a descomponerse tras el suicidio de uno de sus hijos. A pesar de ello, el hijo restante (Robert Pattinson) no pierde la esperanza de llegar a enamorarse y es entonces cuando conoce a una joven (Emilie de Ravin) que ha presenciado el suicidio de su propia madre. A pesar de todas las desgracias familiares, lucharán para que su historia de amor funcione.

Water for Elephants (Agua para elefantes)

Películas para ver en pareja
Water for Elephants | Demasiado Cine

Adaptación cinematográfica del bestseller homónimo escrito por Sara Gruen, ambientado en la época de la Gran Depresión. La historia se centra en un joven estudiante de veterinaria (Robert Pattinson) que se verá obligado a dejar su formación tras el asesinato de sus padres. En ese momento comenzará a trabajar para los hermanos Benzini, como veterinario de su circo. El joven se enamora de Marlena (Reese Witherspoon), una de las estrellas del espectáculo que trabaja como amazona, y que está casada con August, el encargado de entrenar a los animales, un hombre tan carismático como retorcido.

Love, Rosie (Tal vez es para siempre / Los imprevistos del amor)

Películas para ver en pareja
Love, Rosie | JPosters

Basada en la novela Donde termina el Arco Iris, de Cecelia Ahern. Trata la historia de Rosie (Lilly Collins) y Alex (Sam Claflin) quienes han sido mejores amigos desde la infancia. Ambos han compartido juntos muchas experiencias, por lo que su amistad está bastante consolidada. Han tenido diferentes relaciones amorosas con otras personas, sin darse cuenta que, en el fondo, ambos están profundamente enamorados. Sin embargo, ella queda embarazada de otro hombre y él se va del país para estudiar una carrera y, posteriormente, casarse con otra mujer. Pasan los años y su amistad sigue intacta, pero deben manejar el hecho de que están enamorados, sin poder estar juntos.

Stuck in love (Un invierno en la playa)

Películas para ver en pareja
Stuck in Love | Books and Coffee

La historia es sobre la familia Borgens, integrada por Bill –el papá, un aclamado escritor–, Samantha (Lilly Collins) –la hija, escritora también– y Rusty (Nat Wolff) –el hijo, también escritor–. Los tres están atravesando una dura experiencia debido al dolor que les causa el abandono de su madre y esposa, que se fue con otro hombre. Cada uno tiene una perspectiva diferente del amor, condicionada por sus vivencias particulares con respecto a sus relaciones amorosas, las cuales se han caracterizado por ser muy problemáticas. A lo largo de la historia madurarán, abrirán sus ojos y aprenderán a ver el amor desde otra perspectiva.

Me before you (Yo antes de ti)

Películas para ver en pareja
Me before you | Pinterest

Basada en la novela homónima de Jojo Moyes. Trata la historia de Louisa Clark (Emilia Clarke), una chica de bajos recursos que ha sido despedida de su trabajo y necesita conseguir uno nuevo para poder mantener a su familia (padres y sobrino). Es contratada por una familia adinerada que está en busca de una persona que cuide a su hijo parapléjico, William Traynor (Sam Claflin), un joven amargado y deprimido que ha perdido la felicidad por causa de un accidente que lo dejó inmóvil y postrado en una silla de ruedas. Louisa tendrá que soportar los desplantes y humillaciones por parte de William. Sin embargo, a medida que ella cuida de él y pasan más tiempo juntos, el amor va surgiendo y William vuelve a sonreír.

La la land (La ciudad de las estrellas)

Películas para ver en pareja
La la land | Fotogramas

Narra la historia de Mia (Emma Stone), una camarera que aspira ser actriz y hacer realidad su sueño hollywoodiense, y Sebastian (Ryan Gosling), un pianista cuyo sueño es tener su propio club para rendirle tributo al jazz. Sus destinos se cruzarán y juntos descubrirán el amor, hasta poner en jaque sus aspiraciones.

Friends with benefits (Amigos con beneficios)

Películas para ver en pareja
Friends with benefits | Amazon UK

Jamie (Mila Kunis) es una joven caza talentos que convence a un empleado potencial, Dylan (Justin Timberlake), para que trabaje con ella. Ambos se dan cuenta que pueden ser buenos amigos, el único problema es que se atraen demasiado. Por eso deciden llegar a un acuerdo para satisfacer sus deseos carnales sin involucrar los sentimientos, puesto que ninguno está en busca de algo serio. Es así como se hacen amigos…con beneficios. Una relación basada solo en el sexo pero que, inevitablemente, llevará al amor.

The other woman (Mujeres al ataque)

Películas para ver en pareja
The other woman | Amazon

Luego de descubrir que su novio Mark (Nicolaj Coster-Waldau) está casado, Amber (Cameron Diaz), una mujer independiente y con dinero, intenta recuperarse y volver a encaminar su vida. Sin embargo, cuando conoce accidentalmente a Kate (Leslie Mann), la esposa de su exnovio, se da cuenta de que ambas tienen mucho en común y quien debería ser su acérrima enemiga se convierte en su mejor amiga. Cuando descubren que el marido/novio tiene a otra mujer más joven (Kate Upton), las tres se unen para planear una magnífica venganza que dejará a Mark al borde de la locura. Una comedia que te quitará el aliento de tanto reírte.

He’s just not that into you (A él no le gustas tanto)

Películas para ver en pareja
He’s just not that into you | Amazon

Una comedia que te hará ver el romance desde otra perspectiva. A las chicas, sobre todo, nos enseña a no ilusionarnos tanto con un hombre. Es una historia irónica, sarcástica y divertida que narra varias historias al mismo tiempo, varios dilemas, varios puntos de vista, varias visiones, y todo acerca de lo mismo: el amor. El reparto cuenta con las actuaciones de Ginnifer Goodwin, Justin Long, Jennifer Aniston, Ben Affleck, Jennifer Connelly, Bradley Cooper, Scarlett Johansson y Drew Barrymore.

500 days of Summer (500 días con ella)

Películas para ver en pareja
500 Days of Summer | Movie Posters

Es la historia de Tom (Joseph Gordon-Levitt), un joven que se enamora perdidamente de Summer (Zooey Deschanel). Sin embargo, ella no siente lo mismo que él y hará que Tom se sienta miserable la mayoría del tiempo que está junto a ella. Una comedia dramática que trata sobre el amor no correspondido.

4 películas asiáticas para salir de lo convencional

My P.S Partner (Mi pareja de sexual telefónica)

Películas para ver en pareja
My P.S Partner | Wiki Drama

Una película coreana. Se trata de una chica que se siente insatisfecha con la vida sexual que tiene con su pareja, por lo que decide romper la rutina y lo llama para hacerle sexo telefónico. Sin embargo, marca mal su número y le atiende un chico desconocido, ella no se da cuenta hasta que ha terminado todo su montaje sexual a través del celular. A partir de ahí, se hace amiga de ese muchacho, un joven que ha terminado con su pareja y que está pasando por el peor momento de su vida hasta que inicia una amistad muy pasional con la atrevida chica del teléfono.

Cyborg She (Mi novia es un cyborg)

Películas para ver en pareja
Cyborg She | Wiki Drama

Es una película japonesa que narra la historia de Jirou Kitamuram, un joven que se encuentra solo en su cumpleaños número 20 y decide ir a una tienda para comprarse un regalo a sí mismo. En esa tienda, atrae la mirada de una linda muchacha que también está de cumpleaños, van a un restaurante y ambos intercambian regalos. Ella se va y no la vuelve a ver. Al año siguiente, Jirou está celebrando su cumpleaños 21 en el mismo restaurante y una joven idéntica a la muchacha aparece frente a él. Ella se describe como un cyborg modelado con las características de la joven que conoció el año anterior. De esta manera inicia una extraña relación misteriosa con un final inesperado y sorprendente.

Pee Mak

Películas para ver en pareja
Pee Mak | Churp Churp

Es una película tailandesa que trata la historia de un joven que se va a la guerra y deja a su esposa embarazada esperándolo. Cuando regresa de su servicio, llega a su casa y se da cuenta que su esposa y su bebé son fantasmas. Una mezcla de terror y comedia que te hará pasar un rato agradable.

Hear me (Escúchame)

Películas para ver en pareja
Hear me | IMDb

Es una película china que narra la historia de dos hermanas sordomudas con bajos recursos económicos. La mayor cuida de la menor y trabaja para cumplir los sueños de ésta. La hermana mayor conoce a un chico dispuesto a ayudarla, comenzando así una amistad muy complicada que los llevará a descubrir el amor, y durante el camino ambos se encontrarán con más sorpresas que los llevará a un curioso desenlace.

Si no te parece suficiente, te dejo otra mini lista de películas para ver en pareja:

  • El amor y otras adicciones
  • El eterno resplandor de una mente sin recuerdos
  • Her
  • Luna de miel en familia
  • Una esposa de mentira
  • El secreto de Adaline
  • Amelié
  • Medianoche en París

Te aseguro que con todas estas películas tendrás un fin de semana ocupado al lado de tu pareja, compartiendo risas, lágrimas, besos, cotufas y mucho amor. Todas se consiguen en línea, así que preparen su mini cine hogareño y disfruten de los buenos y simples momentos que marcan la diferencia.

Artículos relacionados:

Las mejores películas para ver en pareja según Luisana

 

Comidas afrodisíacas. Fresas con crema y chocolate

Comidas afrodisíacas para disfrutar en pareja

En las relaciones de pareja siempre es bueno y saludable alimentar el deseo sexual. Para ello existen, precisamente, sustancias y comidas afrodisíacas cuya función es incrementar el apetito erótico y la necesidad de contacto físico con la persona que amas o por la que te sientes atraída/atraído.

La palabra “afrodisíaco” proviene de Afrodita, la diosa griega del amor, de la fecundidad y de la energía primaveral. Aun así, es necesario que estés al tanto de lo que opinan los científicos con respecto a las comidas afrodisíacas pues, según ellos, son alimentos que actúan por efecto placebo: o sea, que en realidad no impulsan del deseo sexual por sí mismos, sino que el hecho de que tú los ingieras, porque crees en sus propiedades afrodisíacas, te hace despertar tu erotismo.

Obviando esos detallitos de la ciencia, lo importante es saber que algunos alimentos –sea mito o no– te hacen desinhibirte y sentirte mucho más sensual. También se les llama alimentos eróticos. En ese caso, sería bueno que tú y tu pareja los compartan juntos en alguna cita, en alguna cena romántica que prepares, como un abre bocas al acto sexual para despertar esa pasión que sienten y pasar un buen rato.

Clasificación de las comidas afrodisíacas (y objetos afrodisíacos)

Afrodisíacos de atracción central

Son sustancias químicas, fármacos u hormonas, que aumentan la libido producen pérdida de los frenos naturales. Son estimulantes que generan dopamina en el sistema nervioso central, como la testosterona. Es decir, que puedes comprar afrodisíacos en pastillas.

Aun así, hay afrodisíacos de atracción central que son completamente naturales, como el chocolate, neurotransmisor que produce dopamina. También la mandrágora, una raíz asiática de forma humana que cuando se prepara en infusiones funciona como un potente afrodisíaco; y la mamajuana, una bebida alcohólica de República Dominicana que ayuda a estimular la líbido.

Afrodisíacos por asociación sensual

Las plantas, alimentos y objetos con forma de órganos genitales o símbolos sensuales son considerados afrodisíacos. Entre ellos están los siguientes:

  • Fálicos (en forma de falo) como el pepino y el plátano.
  • Los que se asemejan a una vagina, como las ostras y los duraznos.
  • Los que parecen mucosa genital, como fresas y manzanas
  • Los que tienen forma de cuerpo femenino como las peras, las guitarras, y algunas botellas de perfume o de licor.

Ahora veo por qué a las mujeres nos resulta tan sexy un chico que sepa tocar la guitarra. Este objeto es un afrodisíaco por tener curvas femeninas, y al ver a un hombre atractivo tocando este instrumento probablemente nuestro cerebro lo asocie a una imagen sexual, pero nosotras no nos damos cuenta de eso. La verdad no sé si realmente sea así, pero parece ser un buen argumento.

Afrodisíacos que excitan sin tener ninguna connotación sexual

Por ejemplo, los perfumes. Las fragancias pueden ser potentes afrodisíacos.

Afrodisíacos por tradición

Son aquellos que se transmiten de generación en generación dentro de las diferentes culturas. Por ejemplo: ginseng, semen de animales, cuernos de rinoceronte, mariscos, guaraná, picante de bachaco culón, etc.

Los afrodisíacos más populares para despertar el deseo sexual

Ya que sabes los tipos de afrodisíacos que hay, ahora te nombraré algunas propiedades de los alimentos que despiertan el deseo sexual.

Chocolate

Comidas afrodisíacas

Su consumo libera endorfinas en nuestro organismo. Las endorfinas son las hormonas de la felicidad que nos hacen sentir de buen ánimo y, por lo tanto, incrementan nuestros deseos sexuales. Es el afrodisíaco por excelencia y el preferido para los juegos eróticos. Puedes incluirlo en muchas recetas y utilizarlo en juegos íntimos con tu pareja.

Almendras

Comidas afrodisíacas

Desde hace siglos se considera que las almendras simbolizan la fertilidad femenina. Además, se dice que su aroma despierta la pasión en las mujeres. Aparte de eso, las almendras bajan el colesterol y son ricas en magnesio, fibra y vitamina E.

Canela

Comidas afrodisíacas

Su aroma y sabor despiertan el apetito sexual, mantienen la excitación y combaten la impotencia. Así que no te olvides ingerir alguna receta que la contenga (galletas, arroz con leche o polvorosas de canela, por ejemplo). También puedes colocar velas aromáticas o incienso con olor a canela alrededor de tu casa para que ambienten tu cena romántica o tu encuentro con tu pareja.

Miel

Comidas afrodisíacas

En muchas culturas, la miel es un remedio contra la impotencia y produce hormonas sexuales. También su consistencia glucosa funciona como afrodisíaco porque puede ser asociado a ciertos fluidos sexuales.

¿No te has preguntado de dónde viene eso de la “luna de miel”? Pues bien, la expresión proviene de una antigua tradición en la que los novios, después de la boda, tomaban miel debido a sus propiedades afrodisíacas (que garantizaban un buen sexo) y sus beneficios para aumentar la fertilidad.

Aguacate

Comidas afrodisíacas

Es afrodisíaco porque regula los niveles hormonales gracias a su alto contenido en vitamina E, B6 y potasio.

Ostras

Comidas afrodisíacas

Es un afrodisíaco muy popular en muchas culturas porque se asemeja al órgano sexual femenino. Además, incrementan la libido porque ayudan a elevar la producción de estrógenos y testosteronas gracias a que son ricas en zinc. Por si fuera poco, mejora la lubricación femenina y masculina, y también aumenta la sensibilidad del clítoris.

Fresas

Comidas afrodisíacas

Su forma de corazón y su color rojo pasión son asociados a la sensualidad, además que recuerdan la mucosa genital, como te comenté anteriormente.

Jengibre

Comidas afrodisíacas

Es otro de los afrodisíacos populares porque mejoran la circulación sanguínea e incrementa la estimulación y sensibilidad de las zonas erógenas del cuerpo.

Menta

Comidas afrodisíacas

Su frescura y olor estimulan el sistema nervioso y los impulsos sexuales.

Plátano | Cambur

Comidas afrodisíacas

Además de parecerse al órgano sexual masculino, es rico en potasio y vitamina E, razón por la cual ayuda en la producción de hormonas sexuales. También mejora el rendimiento sexual porque permite un mejor flujo sanguíneo en los genitales y favorece la excitación.

Dátiles

Comidas afrodisíacas

En África son considerados los estimulantes sexuales más potentes, además de incrementar la energía de tu cuerpo, lo que te permite tener mayor resistencia durante el sexo y te da más vigor para tener, ya sabes, varios polvos en un mismo encuentro.

Mix afrodisíaco para una sexy cena romántica y un desayuno erótico

Desde mi punto de vista, hay 4 afrodisíacos que son más efectivos por excelencia, te los nombraré por orden de mayor a menor: ostras, chocolate, canela y miel. Estos alimentos son un must en tu lista para preparar la mejor cena romántica. Así que mezclemos todo eso (más los demás alimentos que te mencioné en el apartado anterior) de la siguiente manera:

  • Velas aromáticas con olor a canela, para ambientar el encuentro.
  • Fresas bañadas con chocolate. Te aseguro que no hay nada más sexy y es un buen abrebocas para recibir el plato principal.
  • Plato principal: ostras con menta, bienvenidas sean las ostras y las mentas porque juntas son una explosión afrodisíaca.

Eso para la cena, luego viene el sexo. Desinhíbete y usa la miel y el chocolate para untar en sus cuerpos. Diviértanse.

Después de eso, llega la mañana y las posibilidades de volver tener otro encuentro sexual son igual de altas. En este caso, incluye los siguientes ingredientes en tu desayuno:

  • Yogur casero con miel y almendras.
  • Tostadas francesas bañadas en miel. Sigue deleitando el paladar.
  • Infusión de jengibre y canela.

Déjense llevar por su pasión y compartan los mejores afrodisíacos para incrementar sus deseos sexuales y elevar la excitación. Inventen juegos que incluyan algunos de estos alimentos y diviértanse con el placer de estar juntos. Verás que este tipo de actividades y descubrimientos harán más saludable su relación.

 

 

 

 

 

Cena romántica

¿Cómo organizar una cena romántica en casa?

Una cena romántica siempre es buena idea para salir de la rutina y sorprender a tu pareja, también para celebrar algún evento especial como el día de los enamorados, un cumpleaños o un aniversario. Lo mejor de todo es que, al realizarse en la comodidad de la casa, la intimidad es aún mayor, lo cual favorece incluso el juego de la seducción entre ambos.

El amor está en los detalles, por eso es muy importante que organices cada pormenor para que todo resulte perfecto: decoración, aperitivos, música y vestimenta. No tienes por qué gastar demasiado dinero, la idea es que tu pareja, al llegar a casa, se impresione por todo lo que has hecho y se sienta a gusto con la sorpresa que le darás. Hacer sonreír a esa persona especial es lo que más importa.

Ahora, debes idear bien el plan. Si tienen niños, habla con alguna persona de confianza para que te los cuide esa noche. Se supone que la cena es para ti y tu pareja, un tiempo bien merecido de disfrute para ustedes. Asegúrate también de que nadie vaya de visita a tu casa el día planeado para la cena. El día perfecto, por excelencia, es un viernes en la noche –siempre que te dé chance de poner todo en orden antes de que llegue tu pareja–. Sin embargo, perfectamente podría ser un sábado en la noche, porque si trabajas de lunes a viernes –aunque podrías pedir permiso en tu trabajo, al menos para salir unas horas más temprano–, el fin de semana te da más tiempo de organizar todo. Eso sí, tu pareja no debe estar merodeando por ahí.

Consejos de ambientación para la cena romántica

 

Cena romántica

Lugar

Debes elegir el lugar en la casa que mejor se adapte a la ocasión. Capaz en el comedor donde está la mesa; o si tienes un jardín, un balcón o una terraza, haz la cena ahí, solo para el plato de entrada y el plato principal.

Ahora, para el postre, te sugiero un lugar más desenfadado. En algún rincón de la sala estaría bien. Pon una manta grande y unicolor (oscuro, de preferencia) en algún sitio que consideres adecuado. Coloca cojines cómodos y una cobija por si hace frío. Hay que salir de la rutina, ¿no? Aquí pueden hablar de cualquier cosa, mientras disfrutan de su postre favorito. Si el momento marcha bien, es casi seguro que terminen teniendo sexo. Puede ser aquí o en cualquier otro lugar que prefieran –recuerda que los niños, si los tienen, no están en casa–. Pero, si prefieren siempre la cama, entonces asegúrate de que esté ligeramente decorada.

Por supuesto, sabes que todo debe estar limpio e impecable. Pero no pierdo nada con recordártelo.

Decoración

Seguro que lo primero que se te viene a la mente es un gran ramo de rosas como centro de mesa. Pues desiste de ello, no es la mejor idea, entorpece el encuentro y haría que todo se viera muy cargado. Con una sola rosa en un pequeño florero es suficiente. También se ve muy elegante y delicado que coloques una vela flotando dentro de un pequeño bowl de cristal.

Si la mesa es grande, pon los asientos próximos para que no haya mucha distancia entre ustedes. El mantel debe ser blanco, la vajilla de un solo color uniforme o con algunos detalles en dorado para darle un toque de elegancia. Los cubiertos deben ser clásicos –nada de esos plásticos desechables­–.

Debe haber luz tenue. Las velas deben ser de un solo color, o blanco o rojo. Con dos basta y sobra. Ambas al lado del centro de mesa. Si son aromáticas, mucho mejor. El olor a canela es afrodisíaco, para que lo tengas en cuenta. Lo mismo ocurre con los olores a Jazmín, sándalo, vainilla y jengibre.

Todo debe estar servido en la mesa, con todos los utensilios en su lugar, para que no tengas que levantarte a cada rato.

Si vas a decorar la cama, vístela con sábanas blancas y esparce pétalos de rosa roja sobre ella. La idea es darle el toque romántico.

Vestimenta

Tú debes lucir grandiosa –como siempre, pero esta vez más producida–. Vístete elegante, con vestido, o con pantalón y blusa. Eso lo decides tú según tu preferencia. Maquíllate, perfúmate, arréglate para impresionar. Si eres un chico y eres quien está organizando la cena, lo mismo va para ti: ponte guapo para ella.

Mujer, no olvides la lencería, de preferencia que sea encaje. Recuerda que las probabilidades de terminar teniendo sexo son bastante altas. Toda tú debes estar perfecta.

Si eres más atrevida, puedes dejar la ropa casual a un lado y cenar en baby doll, ¿por qué no? En el juego de la seducción todo se vale. Además serás una tentación y jugarás con su fuerza de voluntad, lo cual le da más emoción al momento, ¿no crees?

Música

La banda sonora de tu noche es muy importante. Claro, depende muchísimo de tus gustos y los de tu pareja, algunas de las canciones que se hayan dedicado o simplemente las que ambos consideren especiales. Aun así, yo te recomiendo todo el repertorio musical de Pink Martini y Devendra Banhart. Es más, permíteme hacerte un soundtrack, sujeto a modificaciones de acuerdo con tus preferencias, por supuesto:

  1. Brindo – Devendra Banhart
  2. Santa Maria Da Feira – Devendra Banhart
  3. Aspettami – Pink Martini
  4. Amado Mío – Pink Martini
  5. Hang on a little tomato – Pink Martini
  6. Let’s never stop falling in love – Pink Martini
  7. I can’t help falling in love with you – Elvis Presley (obvio que no puede faltar)
  8. Moon river – Audrey Hepburn
  9. La vie en rose – Louis Armstrong
  10. Mistral gagnant – Coeur de pirate
  11. Kiss me – Ed Sheeran
  12. Photograph – Ed Sheeran
  13. Transatlanticism – Death Cab for Cutie

 

La protagonista de la noche: la comida

Cena romántica

 

En toda cena romántica, obvio que lo que va a destacar es la comida. Pero te advierto, se trata de algo ligero, nada de platos súper pesados que al final harán que tu pareja se sienta cansado o cansada.

Hay muchas opciones de menú, pero para esta ocasión lo ideal es que escojas los afrodisíacos, ya sabes, para estar en sintonía con la pasión. Aunque, claro está, debes consentir el paladar de tu pareja y prepararle algo que les guste a ambos.

Los ingredientes afrodisíacos son: canela, nueces, vainilla, ostras, almejas, jengibre, chocolate, entre otros.

Si te gusta cocinar, buscar las recetas y hacerlas, te será muy fácil. Ahora, si le huyes a la cocina, no hay problema en que compres la comida ya preparada. Aunque, vamos, haz en intento, nada mejor como lo hecho en casa y con amor. Tu pareja sabrá apreciarlo.

Evita los alimentos que tengan huesos o espinas, pues resultan muy incómodos y lo ideal es que ambos no tengan que lidiar con estos pequeños estorbos durante la cena.

En la mesa puede estar cualquier bebida que te gusta a ti y a tu pareja. No debe faltar el agua en la mesa, pero el vino es fundamental. Una regla básica: los vinos tintos para las carnes rojas, y los vinos blancos para las carnes blancas.

Si quieres ideas, aquí van algunas:

Entradas y aperitivos

  • Tequeños.
  • Tostadas francesas.
  • Canapés.

Plato principal

  • Carne a la parrilla o a la plancha con puré de papas.
  • Champiñones rellenos.
  • Almejas rellenas de queso.
  • Merluza rellena al horno.
  • Cordon Bleu de pollo.
  • Camarones al ajillo.

Ensaladas:

  • Ensalada César.
  • Ensalada de calamares.
  • Ensalada de langostinos, palta y lechuga.

Postres

  • Dulce Milhojas.
  • Helado de cualquier sabor.
  • Marquesa de chocolate (en realidad, cualquier cosa que tenga chocolate).
  • Pie de limón.
  • Tres leches.
  • El postre preferido de tu pareja.

Rompiendo patrones

Si leyendo todo esto te quedaste un poco en el aire o te pareció que el asunto podría resultar muy ostentoso porque tu pareja es algo más sencilla, la cena romántica puede transformarse en cena romántica millennial. Sí, pide una pizza, bebidas a tu preferencia, organiza la casa de forma bonita y sobria, no necesariamente con pétalos de rosa, utiliza post-its con notitas tiernas y sexys, y pégalos en algunos lugares de la casa para que tu pareja los lea. Coman cotufas viendo netflix y demuestren su amor como sea que lo hagan, besitos, cosquillas, etc.

Anímate, toma la iniciativa y regálale  a tu pareja una de muchas noches dignas de recordar.

Formas de dormir en pareja

Formas de dormir en pareja y su significado

El lenguaje corporal, en ocasiones, dice más que las palabras. De hecho, inconscientemente, con nuestros gestos, ademanes y demás, comunicamos muchísimo acerca de nuestra personalidad. Lo mismo ocurre con las posiciones y las formas de dormir en pareja. Seguramente no te habías detenido a analizar algo tan automático como acostarse en la cama y dormir al lado de alguien, pero lo cierto es que eso podría decir bastante acerca del estado en el que se encuentra la relación.

Sin embargo, apuesto a que te has dado cuenta que cuando estás molesta o molesto con tu pareja, sueles darle la espalda al dormir o evitarla de cualquier manera. Si la pelea fue muy fuerte, incluso hasta quieras irte a otro cuarto… So bad.  Asimismo sucede cuando han tenido un día romántico juntos, entonces duermen apurruñados y de la forma más tierna y acogedora posible.

Pues bien, en este artículo te explicaré qué significan las posiciones que, consciente o inconscientemente, utilizan ambos para dormir en pareja.

Formas de dormir en pareja, ¿qué significan?

La cucharita

Es la postura más tierna e indica que la pareja mantiene una relación feliz y una vida sexual realmente plena. En esta posición, uno envuelve al otro reflejando protección, lo cual dice “estoy aquí, en mis brazos tienes seguridad”; a su vez, la persona que está siendo abrazada y que posa sus nalgas en la pelvis del otro, refleja vulnerabilidad y está diciendo “confío en ti”.

Sin embargo, a veces esta forma de dormir puede significar que hay cierta inseguridad en la relación. De hecho, cuando el abrazado intenta zafarse indica que necesita espacio, y si la otra persona reprime sus movimientos es porque está demostrando ser muy posesiva.

La cucharita separada

En esta posición ambos se encuentran unos centímetros alejados el uno del otro. Significa “estoy detrás de ti y puedes contar conmigo”, al mismo tiempo dice “confío en ti, sé que si volteo estás ahí”. Alejándose unos centímetros, la pareja demuestra su deseo de estar conectada, pero con un poco de distancia. Es una postura de cariño e intimidad.

Entrelazados, el abrazo de luna de miel

Típica de las relaciones que inician o de los recién casados, también de los que acaban de tener un orgasmo durante el sexo. Esta posición es una señal de deseo y pasión muy profundos. Consiste en dormir cara a cara, abrazados, manteniendo en contacto todo su cuerpo, incluso las caras pueden llegar a tocarse. Apoyar la pierna en la del otro significa querer estar más cerca, como sedientos de la piel del compañero o la compañera. No obstante, según expertos, si la pareja se acostumbra a esta postura, ambas personas podrían sufrir de celos.

Abrazados, con la cabeza sobre el pecho o el hombro de la otra persona

Es una postura romántica que refleja amor, cariño y compromiso, la vida sexual está muy bien y ambos se sienten protegidos entre sí.

Frente a frente hacia el otro, pero sin tocarse

Significa que hay deseo de ver a la pareja, pero al mismo tiempo se quiere intimidad. Cada uno quiere disfrutar de su intimidad, pero la conexión con la pareja se lo impide. Realmente esta postura no es signo de alarma, de hecho podría indicar que ambos la rutina y los problemas diarios de forma más fácil y sin mucho rollo.

De espaladas, pero tocando sus espaldas y nalgas

Significa que ambos respetan su espacio personal, pero sin perder el contacto. Se trata de una relación estable y saludable, con mucha confianza, en la que ambos respetan la individualidad del otro.

Cada uno en su espacio, pero con los pies entrelazados

Similar al anterior, los pies entrelazados significan compromiso y complicidad con la pareja, respetando su espacio. Sin embargo, expertos consideran que con esta postura pudiera haber diferencias en la relación. Aunque no es cuestión de alarma, pues puede solucionarse con comunicación.

Agarrados de la mano

Se trata de una relación madura, consolidada desde hace tiempo, donde la confianza es absoluta y respetan el espacio y el descanso del otro.

De espaldas, sin tocarse

Sinónimo de molestia, señal de que algo anda mal en la relación. La falta de contacto y la distancia entre los cuerpos podría indicar de hubo una fuerte discusión entre ambos o de que quieren independizarse por completo de su pareja. Sin embargo, hay que analizarla bien, pues si hay tensión en los cuerpos y las manos están cerradas –como en puños– es señal de que no se soportan entre sí. Pero si están relajados y sueltos, simplemente significa que hay confianza y respeto por el espacio del otro.

El acaparador o la acaparadora

Cuando una persona se agarra toda la cama y le deja un mínimo lugar a su pareja, significa que la que tiene el espacio reducido está sufriendo de inseguridad y baja autoestima. Mientras el acaparador o la acaparadora, piensa que la relación está bien y que no hay ningún problema. También los acaparadores son los que se agarran toda la cobija, por cierto.

Bien, esas son las formas más comunes de dormir en pareja. Sin embargo, si me pongo muy quisquillosa con el asunto, no necesariamente las posturas que indican que algo anda “mal” tienen porqué ser necesariamente así. De hecho, la noche es larga y podría ocurrir que la pareja utilice todas estas posturas durante el transcurso de toda una noche.

A veces se trata de comodidad. El cuerpo se cansa de estar en una sola posición y cambia. Muchas veces hasta nos movemos sin darnos cuenta. Incluso puede pasar que nuestra pareja nos esté abrazando y de repente sentimos calor y deseamos zafarnos un ratito para volver a entrelazarnos. Puede ocurrir que yo le esté dando la espalda y no lo toque, pero de repente en la madrugada estoy encima de él y ambos estamos durmiendo súper bien. Así que no te hagas ideas tan estrictas con respecto a la forma de dormir en pareja. Y no obligues a tu chico  o a tu chica a dormir en determinada posición porque tú leíste que hacerlo de tal forma es más romántico, etc.

Hasta puede tratarse de un tema de salud, de que alguno de los dos tenga problemas renales o de espalda, entonces tengan que dormir de cierta forma porque sencillamente les causa dolor mantener una postura.

De todos modos, me parece que si siempre, SIEMPRE, ambos están de espaldas y sin tocarse, deberían hablar porque probablemente algo no marche bien y ninguno de los dos se sienta a gusto con la relación.

Nuestros productos recomendados

Demostrar amor

Cómo demostrar amor a tu pareja

La manera como una persona aprende a amar determina su concepción del amor y la forma como da y recibe afecto del entorno. Partiendo de las implicaciones que esto tiene, no resulta banal prestar más atención a las formas de aproximación al otro, cómo se demuestra el amor a los padres, hermanos, amigos y por supuesto, la pareja.

Según el escritor Gary Chapman, existen cinco lenguajes básicos para expresar y recibir el amor. Usualmente, las personas se inclinan más hacia uno o dos de ellos, pero lo ideal es llenar todos los tanques emocionales, de hecho las personas tienen la capacidad de expresarse a través de los cinco tipos.

Dominar estos lenguajes te permite ser más asertivo en las relaciones, debido a que puedes hablar en el mismo “idioma” a tus afectos y solicitarles que expresen sus emociones en el tuyo. Uno de los problemas más frecuentes en la convivencia es la sensación de que el otro no da muestras de cariño, por lo que conocer, identificar y compartir las distintas formas de amar es una gran ayuda para que la comunicación mejore.

Aunque parezca obvia la importancia de demostrar lo que se siente, existen parejas que parecen hablarse en “idiomas distintos”. No es necesario que ambos coincidan en la preferencia de emisión y recepción del amor, pero sí que las conozcan para sentirse más amados.

 

Pasos para demostrar amor a tu pareja

Conocer los 5 lenguajes del amor: palabras de afirmación, tiempo de calidad, regalos, actos de servicio y contacto físico.

Identificar el lenguaje que más se manifieste en ti y en tu pareja: cómo prefiero recibir amor y de qué forma suelo expresar afecto.

Compartir esta información con tu pareja: comentarle tus preferencias y escuchar las suyas.

Ponerlas en práctica: cada persona se acostumbra a su entorno, de allí que cambiar hábitos por lo general cuesta bastante, esa es la razón por la que hay que tener paciencia, reforzar positivamente el esfuerzo del otro o explicárselo nuevamente si es necesario. No se trata de un trabajo de un día para el otro, sino de una labor cotidiana.

Demostrar amor

Los cinco lenguajes para demostrar y recibir amor

 

Los cinco lenguajes del amor no son más que preferencias modales para demostrar y recibir amor. Chapman las caracteriza de este modo:

Palabras de afirmación:

Hay personas que necesitan sentir el amor a través de las palabras, por lo que les gusta expresar y escuchar frases afirmativas de amabilidad, apoyo y ánimo. Verbalizar las emociones puede aumentar la autoestima del otro, su seguridad y bienestar. Para poner en práctica esta modalidad debes emplear frases directas, simples y contundentes que exalten las buenas acciones o cualidades de tu compañero. Este lenguaje es para quienes necesitan saber que hacen las cosas bien y que se valora su esfuerzo. No tienen cabida aquí las palabras despectivas ni las críticas.

Tiempo de calidad:

Las personas que prefieren este tipo de lenguaje priorizan compartir vivencias y emociones, por lo que es indispensable que estés atento a compartir con ellos, sin distracciones. Si tú o tu pareja priorizan esta forma de manifestar y recibir el amor, seguramente valoran estar conectados, mirándose a los ojos mientras conversan sin ser interrumpidos.

Regalos:

No alude al acto consumista de llenar al otro o anhelar ser colmado con objetos materiales, se refiere al valor de invertir recursos (tiempo, energía, materiales) en buscar algo para demostrar lo que se siente. En este grupo entran los más detallistas, para ellos la mayor compensación es el bienestar del otro.

Actos de servicio:

Aquí se incluye a los que demuestran el amor sirviendo y haciendo favores a las personas queridas. Su actitud responde a la pura generosidad y gratificación de ayudar, de hecho no esperan que el favor sea devuelto. Pueden ser acciones pequeñas, pero constantes y sobre todo desinteresadas.

Contacto físico:

Para este último grupo el toque corporal potencia la comunicación del amor. Son personas siempre dispuestas a abrazar y besar para sentirse seguros y manifestar su felicidad. Para ellos la cercanía es prioritaria. En el caso de la pareja, la sexualidad entendida en su máxima expresión tiene un componente fundamental.

 

Cómo demostrar amor a través de las acciones

Para aquellos que necesitan expresar y que se les comunique el amor a través del tiempo de calidad, los regalos y los actos de servicio se recomienda:

Comenzar con pequeñas acciones.

Progresivamente hacer tareas más grandes y trascendentes.

Expresar el amor a través de acciones que sepas que tu pareja apreciará.

Compartir tiempo de calidad y a solas.

 

Cómo demostrar amor a través de las palabras

Para quienes requieren expresar y que se les manifieste el amor a través de frases, es útil:

Comentarle tu compañero lo que sientes por él.

Decirle la verdad para demostrarle respeto y confianza.

Descubrir su lenguaje de amor preferido para que ambos estén conscientes.

 

Cómo demostrar amor a través de la confianza

Para los que necesitan comunicar y que se les exprese el amor a través del contacto físico, es conveniente:

No limitarse a decir algo sino hacerlo.

Confiar en que la pareja reconoce tus esfuerzos.

Recordar que el amor es un acto de la voluntad.

 

Amar al otro implica desarrollar la capacidad de ponerse en su lugar. Cuando sabes lo que tu pareja necesita y te esfuerzas en hacerlo para amarla mejor vas por buen camino

Temas para hablar con tu pareja

Temas para hablar con tu pareja

Desde el inicio de la humanidad, la comunicación ha sido la pieza clave para unir o separar territorios. Lo mismo ocurre con las parejas, en una relación, la comunicación es muy importante. Hablar con tu pareja te permite afianzar los lazos y generar más cercanía, más conexión. Además, la comunicación es el cimiento para construir la confianza, tan importante para mantenerlos unidos a ambos. Los mejores momentos que recordamos, muchas veces son las palabras que intercambiamos con alguien, aquellas conversaciones que nos conmovieron, nos hicieron reflexionar, o con las cuales nos sentimos identificados. Hay temas para hablar con tu pareja que son muy importantes, no solo para conocerse entre sí, sino también para fortalecer la relación.

12 Temas para hablar con tu pareja

Básicamente, puedes hablar de cualquier cosa con tu pareja. Desde el color de una mesa, hasta la vida en otros planetas. Pero hay ciertos tópicos que no se deberían pasar por alto, por ejemplo:

El futuro

Fundamental para conocer las metas y los proyectos a corto y largo plazo de esa persona. Es muy bueno que ambos expresen cuáles son sus planes a futuro y demuestren que están haciendo lo posible por alcanzarlo. Cuando los dos ven su futuro juntos y trabajan para construirlo, hablar del tema es aún mejor porque manifiestan sus deseos de seguir unidos y adelante. Pregúntale dónde se ve de aquí a 10 años o si se proyecta contigo en unos 50 años.

Acerca de familiares y amigos

Pregúntale acerca de su familia, sus amigos, su vida. Cuando una relación comienza, este tipo de temas para conversar hacen que descubras mucho más sobre tu pareja. Además, aumenta la intimidad entre ambos porque puede haber acontecimientos muy significativos que solo valen la pena hablarlos con una persona especial. De repente, si tiene problemas familiares o con alguna de sus amistades, puedes ofrecerle tu apoyo y viceversa. Nada mejor que hacerle saber que estás para él o ella en las buenas y en las malas, demostrarle que puede contar contigo por si se presenta cualquier inconveniente.

Puntos de vista, filosofía de vida y religión

Saber si le teme a la muerte, si cree en la reencarnación de las almas, si piensa que el ser humano es malo por naturaleza o bueno por naturaleza, si cree que hay un Dios o varios, con cuál religión se inclina más, etc. Hablar con tu pareja sobre este tema puede abrirle a ambos sus perspectivas acerca de la vida. Siempre es interesante conocer el punto de vista de otra persona, te hace crecer como individuo. Si conoce de filósofos, con cuál se identifica más y por qué. Son temas que los tendrán ocupados porque hay mucha tela que cortar al respecto.

Política y otros temas de actualidad

Conocer qué opina sobre determinadas ideologías políticas, la economía del país donde se encuentren o de cualquier otro, capitalismo, marxismo, las guerras, el cambio climático, la liberación femenina, la tecnología, la industria del entretenimiento, etc. Son temas que amplían la visión de mundo y donde ambos pueden retroalimentarse, aprender de los conocimientos del otro, cultivar el intelecto mutuamente. Con este tipo de conversaciones la sapiosexualidad estará haciendo su trabajo. Nada más sexy que una persona inteligente con quien hablar.

Su infancia y pasado

Háblale de tu historia e indaga acerca de la suya. Compartir momentos que quedaron atrás es muy ilustrativo para conocerse entre sí. Nárrale algunos momentos graciosos de tu infancia, hazle reír con tus anécdotas. Si te pregunta acerca de tus relaciones pasadas, no temas en hablarlo. Conocer todo lo que hacía antes de ti, es otra buena forma de saber más acerca de tu pareja.

Tus secretos

Coméntale algo que lleves guardado y que nunca le has dicho a nadie. Esto hace que crezca la confianza entre ambos. Al abrirte de esta manera con tu pareja, das pie a que haga lo mismo y te cuente sus secretos. Es una forma de hacerle saber que es una persona muy importante en tu vida y que no temes decirle tus secretos.

Cumplidos y halagos

Demuéstrale que le admiras. Dile lo hermosa que está, lo guapo que se ve. Felicita algún logro que haya alcanzado, muestra tu fascinación por su inteligencia. Esto hace que tu pareja se sienta mejor y alimentarás una autoestima saludable.

Hobbies

Música, literatura, cine, danza, deporte. Hablen sobre lo que les gusta y apasiona. Demuestra verdadero interés y pregúntale acerca de sus actividades.

Sexo

Sí, hablen de sexo sin tapujos. Compartan sus fantasías. Sea por sexting (mensajes de texto) o en persona. Eso aumenta la complicidad entre ambos y, por supuesto, el deseo que sienten entre sí. Es un tema saludable y divertido que ambos disfrutarán. Luego lo llevan a la práctica y el asunto se vuelve como un juego travieso para mantener viva la llama.

Tus miedos e incomodidades

Todos los seres humanos tenemos miedos e inseguridades, y eso está bien. Nunca te muestres como alguien invencible que no le teme a nada, porque no es verdad. Demuéstrale a tu pareja que también tienes ciertas preocupaciones, que eres vulnerable y que confías tanto en ella o en él que le compartes tus inseguridades. Es una manera de abrirte mucho más en la relación, tu pareja también lo hará contigo y tienes que ser receptiva o receptivo. Darle todo tu apoyo y hazle sentir que estás ahí a su lado.

Tu vida durante el día

A las mujeres nos encanta que nuestra pareja nos hable de su día, muchos de ellos lo olvidan y nunca dicen nada. A nosotras nos interesa mucho lo que les ocurre en su cotidianidad, y nos gusta que nos cuenten las cosas con lujo de detalles para hacernos bien la película en la mente. Muestra interés y habla sobre tu día. Si consideras que nada extraordinario ocurrió, entonces pregúntale a ella sobre lo que ha hecho. Siempre hay algo nuevo de qué hablar, algún acontecimiento que vale la pena ser compartido.

Viajes

Pregúntale a qué lugares ha viajado. Siempre hay anécdotas. Es un tema seguro para mantener una buena conversación. Háblale también de tus viajes, lo que aprendiste de cada sitio que visitaste. Hablen sobre las vacaciones que quieren hacer juntos, d dónde les gustaría ir, cómo planificarlo, etc.

Algunas ideas para hablar con tu pareja

También pueden hacer actividades juntos para que tengan más de qué conversar. Por ejemplo, escojan un libro para que ambos lean, cuando lo terminen, hablen sobre él, expresen sus opiniones, qué les pareció la historia, con cuál personaje se identificaron, etc. Lo mismo háganlo con las películas, vean alguna juntos y conversen acerca de ella. Las series son un plus, si ambos están enganchados con alguna, siempre pero siempre estarán hablando al respecto. Game of Thrones es una de esas series imposibles de ignorar, donde se extraen teorías propias sobre cómo podría terminar, o todas las lecciones de estrategias políticas que hay en la trama.

Como verás, hay mucha tela que cortar y mucho de qué hablar con tu pareja. Dense un tiempo para conversar y pasar un rato agradable.

Mensajes de amor

Beneficios de enviar mensajes de amor a la pareja

Expresar las emociones es tan necesario para el fortalecimiento de una relación como tener proyectos en común. Manifestar lo que sentimos y ser receptivos a lo que siente nuestro compañero nos ayuda a comunicarnos mejor y crecer como pareja. En este proceso los mensajes de amor resultan ideales para vociferar nuestro cariño y no mantenerlos resguardados.

Los expertos aseguran que las palabras pueden reavivar la llama del amor, que no hay mejor regalo para la pareja que intercambiar mensajes agradables en los que expresemos cuánto nos queremos, gustamos y deseamos. El motivador Javier Alva dice que las palabras estimulan la corporalidad, la actitud y la emoción del otro, además que cada momento de la vida puede ser diferente dependiendo cómo nos expresemos.

Hay palabras de amor muy utilizadas: te amo, te quiero, te admiro, te aprecio. Algunas de ellas se pronuncian con ligereza, sin asumir el peso de darlas y recibirlas. Muchas personas tienen problemas para expresarle diariamente a su pareja que la quieren, bien sea porque les avergüenza compartir lo que sienten, no están acostumbradas a hacerlo o lo consideran innecesario porque es evidente. Independientemente de las razones, las estadísticas indican que quienes más se recuerdan cuanto se quieren, tienen mayores probabilidades de establecer una relación duradera, debido a que se fortalece el vínculo.

Así como el primer «te quiero» marca el inicio de la relación, mantenerlo después de un tiempo refuerza el sentimiento, sirve como estímulo, renueva las ilusiones y pone freno a los roces cotidianos en los cuales puede dudarse de los sentimientos del otro. Demostrar el amor no solo es placentero para ambos, sino saludable.

Mensajes de amor

¿Cómo hacer llegar esos mensajes de amor?

  • Lo primero es expresarnos con emoción genuina, verdadera; para ello podemos ayudarnos con los gestos y expresiones corporales.
  • Tomar la iniciativa en este ejercicio es una gran oportunidad, sobre todo si nuestra pareja es tímida o desconoce la importancia de comunicar lo que sentimos.
  • Una vez cautivado, el compañero seguramente responderá con la misma energía y nos devolverá el mensaje de amor. Con esto ganamos ambos porque nos sentiremos gratificados el uno con el otro.
  • Si el otro no está acostumbrado a decir palabras de amor no debemos presionarlo sino insistir con mucha delicadeza y a través del ejemplo. Una vez que se haga cotidiano él también lo asumirá como hábito.
  • A algunas personas se les hace difícil expresar lo que sienten personalmente, para ellas es recomendable empezar con mensajes escritos, después de voz y finalmente en persona.
  • Si bien actualmente hay quienes se manifiestan el amor a través de las redes sociales, conviene considerar la importancia de no dejarlo solo en el estímulo virtual sino expresarse también frente a frente.

Ahora bien, para potenciar el intercambio de gratificaciones es importante:

  • Valorar lo que el otro nos da y aporta a la relación.
  • Ser directos, no ir con rodeos ni insinuaciones cuando nos disgusta algún comportamiento que perjudica la relación.
  • Ser asertivos  y expresar lo que sentimos respetando al otro e intentando negociar.
  • Si advertimos que solo recibimos y no damos nada, debemos cambiar la estrategia antes de que la relación se resienta.
  • Cuando nuestra pareja hace algo que nos gusta, no lo callemos, digámoslo con toda la emoción que eso nos produce.

 

Algunos mensajes de amor para compartir con la pareja

Si nuestra creatividad no está en su mejor momento, siempre podemos apelar a mensajes de otros autores que probablemente describan con mayor destreza lo que sentimos por nuestra pareja. Compilamos algunos en la siguiente lista:

  • Si pasas por el mundo buscando el amor con la mirada, no lo verás. El amor se ve con el corazón.
  • No hay palabras ni idioma en el mundo para describirte a ti.
  • Brindemos por ti, por mí, por nosotros. Amémonos como nos ama la vida, sin prejuicios y aceptando nuestras luces y nuestras sombras. Vivamos la plenitud de estar juntos en este bendito universo.
  • Vivir contigo es vivir intensamente.
  • Contigo cada momento es muy especial.
  • Eres en mi vida la música perfecta que endulza mis oídos y deleita mi alma. Eres en mi vida el paisaje oportuno que embellece mis días y me da serenidad por las noches.
  • Sacas lo mejor que hay en mí.
  • Eres la estrella que brilla en la máxima oscuridad.
  • Te amo así, tal y como eres, con tus defectos, tus errores, tu pasado, tus emociones, tus sarcasmos, tu manera de amarme y tus celos. Amo todo de ti porque cada virtud y cada defecto combinado te hacen un ser especial, el que hace de mi vida algo maravilloso.
  • Eres lo más importante del mundo para mí.
  • Simplemente te amo, a pesar de las adversidades, de las tormentas, de la distancia.
  • Elegí amarte, te elegí a ti porque al amarte cada día soy el ser más feliz de la tierra, porque al estar junto a ti me he convertido en una mejor persona, porque tú me haces bien y eres a quien elijo segundo a segundo.
  • Siento que tu amor ha sido el latido más grande y duradero de mi vida.

Al expresar el amor a través de mensajes podemos poner en orden nuestras emociones, anhelos y experiencias en común. Con este ejercicio es posible mejorar la confianza y alimentar el pensamiento positivo. Es tan simple como repetir “gracias”, “por favor”, “te amo” e incluso “lo siento”. En definitiva no cuesta tanto y los beneficios son enormes.

Matrimonio sin sexo

Mi esposo no quiere tener sexo, ¿qué hacer?

Uno de los mitos más difundidos con respecto a la sexualidad es que los hombres siempre quieren tener sexo. El que ellos tengan baja libido parece un mal chiste del cual, a diferencia del caso contrario cuando es la mujer quien tiene poco apetito sexual, nadie termina de reír convencido de que es prácticamente imposible. Sin embargo, sucede más de lo que se dice, de hecho prácticamente no se comenta pues pone en tela de juicio la virilidad del caballero. Un matrimonio sin sexo por falta de iniciativa masculina se convierte sin duda en un estigma.

Cuando es nuestro esposo quien evita tener contacto sexual y pone excusas para no tener relaciones tendemos a interpretar la situación como infidelidad, falta de amor, ausencia de atractivo y a veces fin de la relación. Comenzamos a sentirnos solas e inseguras, y no podemos ver la situación como una de las tantas fases por las que puede atravesar el matrimonio sin que el vínculo se acabe. Pero antes de caer en la desesperación conviene enumerar las causas por las cuales nuestro esposo podría estar reacio a tener sexo:

Depresión o estrés

El estrés provoca disminución del deseo sexual, lo cual hace imposible la erección. Muchos hombres ante este panorama prefieren replegarse, contener sus emociones y evitar el contacto íntimo. Si bien se dice que para el hombre es más sencillo soltar los problemas, también lo es que algunos de ellos (dificultades económicas, familiares, laborales, dilema de los padres y los hijos) pueden llevarlo a la depresión y allí sí que el ánimo decae hasta para los aspectos más básicos de la vida.

Cansancio

El exceso de actividad diaria y la falta de sueño pueden ser resistidas por hombres muy jóvenes, sin embargo, conforme pasa el tiempo el cuerpo y la mente comienzan a pasar factura. El cansancio excesivo es otro de los supresores del deseo sexual, finalmente la relación sexual es una actividad que amerita mucha energía.

Conflictos con la pareja

El exceso de crítica y la incomprensión por parte de la pareja pueden generar diferencias muy difíciles de conciliar. Hay hombres que en esta situación pierden todo el interés por vincularse íntimamente con sus esposas, debido a que la actitud hostil de ellas los aleja.

Miedo a la intimidad

Una de las causas de la disminución de la frecuencia sexual masculina es la no resolución de conflictos con los padres. Para que una relación de pareja funcione bien es necesario que tengamos superados los conflictos con los seres que nos dieron la vida, por lo que si un hombre vincula su relación de pareja con la fraternal y la experiencia en la infancia fue negativa terminará colapsado y le será muy difícil volver a intimar.

Insatisfacción corporal

La sensación de que no está en óptimas condiciones, la creencia de que es poco atractivo para su pareja y la incomodidad de no verse como quiere también pueden afectar al hombre e inhibirlo sexualmente. No solo las mujeres nos preocupamos por la imagen corporal, de hecho es un elemento importante que revela los cuidados personales y fortalece la autoestima de ambos géneros.

Enfermedad

Algunos quebrantos de salud pueden hacer que el hombre no quiera tener relaciones. El malestar constante, la disminución de la fuerza física y la incertidumbre ante el mal que lo aqueja no son poca cosa para su mente y la mente domina el cuerpo.

Hormonas

El estimulante fisiológico del apetito sexual es la testosterona, por lo que tener bajos niveles de esta hormona, así como de la prolactina y la SHBG (Globulina Fijadora de Hormonas Sexuales), puede suprimir el deseo.

Dificultad en la función sexual

Muchos hombres que sufren disfunción eréctil o creen que eyaculan demasiado pronto o tarde evitan tener sexo con su pareja. La obsesión por rendir en el acto sexual lastimosamente los lleva a tomar esta decisión errónea.

Fármacos

Algunas medicinas, sobre todo los antidepresivos e hipertensivos pueden provocar disfunción eréctil y disminuir el interés en la actividad sexual.

Desconexión sexual

Uno de los aspectos más importantes en la pareja es la sincronización sexual, cuando un hombre no está a gusto con algunas prácticas sexuales de su pareja o tiene intereses que sabe que su compañera no querrá compartir, puede preferir no tener sexo a tenerlo en condiciones incómodas y nada satisfactorias. Por eso es tan importante hablar y negociar.

Masturbación

El exceso de masturbación por visualización de imágenes puede provocar una menor frecuencia sexual con la pareja. Si bien la autoestimulación puede resultarle placentera y satisfactoria, si su recurrencia lo lleva a preferirla antes que a su compañera puede que requiera orientación de especialistas.

Matrimonio sin sexo

Pasos a seguir en un matrimonio sin sexo

Empatía: tratar de ponernos en su lugar. No caer en la idea cliché de que si no quiere intimidad con nosotras es porque no nos ama o tiene otra, debemos pensar racionalmente. Observar el comportamiento tanto de él como el nuestro para intentar comprender qué elementos pudieron afectar su libido. Debemos ser pacientes y tolerantes, pues no es un proceso fácil.

Actitud: pequeños cambios en la actitud pueden lograr buenos resultados. Procurar actuar de manera distinta a la habitual puede ayudarlo a liberar la presión y así encontraremos una solución más efectiva.

Conversar: comenzar el diálogo con comentarios positivos lo motivará, explicarle con sinceridad cómo nos sentimos y la importancia que tiene para nosotras el sexo con él será un paso necesario que traerá muchos beneficios. Hay que evitar el juicio, la queja y la crítica, lo que buscamos es negociar, llegar a acuerdos, no reprochar. Asimismo, debemos atender con todos nuestros sentidos las respuestas que verbaliza y lo que nos comunica a través de su lenguaje corporal, prestar atención nos dará pistas acerca del problema y estaremos más cerca de la solución.

Darle afecto: hacerlo sentir amado es fundamental para que sepa que no está solo en este proceso y que somos las más interesadas en solventar la situación. Expresarle lo que sentimos por él seguro lo unirá más a nosotras.

Descanso: darle tiempo de reposo, sobre todo si hay evidencia de cansancio, le aliviará muchas presiones. Colaborar con él e incluso aligerarle ciertas cargas es un gesto solidario que puede ayudar en estos casos.

Buscar soluciones: una vez que sepamos cómo se siente lo que sigue es identificar los elementos del problema y buscar alternativas para resolverlo. Más que ver los obstáculos se trata de ir tras las soluciones.

Ayuda profesional: si nos damos cuenta de que no contamos con las herramientas para superar el trance, lo mejor es buscar ayuda profesional. A veces caemos en la tentación de comentar nuestras intimidades con familiares y amigos, pero esto no siempre resulta adecuado porque las necesidades sexuales deben quedar reservadas para la discusión de la pareja. Hay muchos talleres, recursos y terapias que podrán abrirnos las puertas para transformar la experiencia en algo positivo y enriquecedor.

Compartir: buscar una actividad para hacer juntos puede unirnos más como pareja y liberarlo de tensiones. Eso sí, tratemos de que el tiempo sea de calidad y de que la actividad sea elegida en consenso.

Seducir: en vez de presionarlo y criticar lo que no hace podemos comenzar a hacerlo nosotras. Se trata de renovar nuestra energía sexual con calma y cariño, de modo que no se sienta acosado y termine teniendo sexo por obligación. Si la seducción funciona, con el tiempo podremos salir de lo convencional y probar nuevas posiciones o técnicas sexuales.

Cero infidelidad: si bien esta etapa puede resultar muy cuesta arriba e incluso prolongada, la paciencia será la mejor arma. Pensar que la única salida es tener una aventura con otra persona o separarnos de nuestra pareja no es más que el reflejo de la frustración. Incluso si nuestra relación llega a su fin, no vale la pena ser infiel, la lealtad es indispensable en toda relación humana.

Nuestros productos recomendados

Películas en pareja

Las mejores películas para ver en pareja según Luisana

Ver películas en pareja puede resultar tan entretenido como arriesgado. Lo primero porque el séptimo arte nos sumerge en historias ajenas hasta atraparnos y hacerlas sentir parte de nuestras vidas; lo segundo porque la selección del filme que queremos compartir puede generar disputas, aunque tengamos gustos cinematográficos muy parecidos a los de nuestra pareja.

De todos modos, acá les dejemos esta lista de películas para distintos perfiles de pareja:

Par de aventureros

Los amantes extremos siempre prefieren juntarse para ver películas en las cuales el peligro está latente. Géneros como el terror, el thriller y el suspenso sin duda son sus favoritos.

Agua para elefantes (2011)

Dirigida por Francis Lawrence y basada en el bestseller de la canadiense Sara Gruen, en esta película un joven estudiante de medicina veterinaria durante la Gran Depresión debe abandonar la carrera para ir a trabajar a un circo. Allí entrena a un elefante maltratado por el dueño, en su afán de defenderlo se comienza a enamorar de la esposa del jefe y ambos emprenden una lucha sangrienta por liberarse del cruel marido y llevarse con ellos al elefante. Un filme que narra una forma de amor arriesgado y conmovedor, al tiempo que brinda al espectador un gran mensaje acerca del trato a los animales.

Australia (2008)

Es una aventura romántica de Baz Luhrmann ambientada en 1939, antes de la Segunda Guerra Mundial. Una aristócrata inglesa se enfrenta a la muerte de su marido en la propiedad ganadera que aspiraban vender, decide tomar las riendas de las tierras heredadas y para ello se enfrenta a quienes abusan de los aborígenes. En su faena conoce a un capataz que la ayudará a salvar el terreno, juntos se embarcan en un recorrido a través del desierto al mando de miles de reses.  Más riesgoso que eso resulta difícil.

Películas en pareja

Moulin Rouge (2001)

El mismo director de Australia, este musical está basado en “La Traviata”, célebre ópera de Giuseppe Verdi, y “La dama de las camelias”, novela de Alejandro Dumas, así que de entrada tiene buen respaldo. En la ciudad de París en pleno inicio del siglo XX un bohemio se enamora de la estrella del cabaret francés y la seduce con sus encantos y mentiras; ella corresponde el sentimiento hasta que descubre que él no podrá financiarle una obra de teatro ni ayudarla a ser una gran actriz. Un filme tan elogiado como criticado que recuperó el género del musical.

Películas en pareja

Amor 2.0

Los más tecnológicos se inclinan hacia la ciencia ficción y los efectos especiales, aunque también disfrutan una película en la cual se explique la vida de personajes reconocidos que han aportado al desarrollo del lenguaje computacional e incluso aquellos filmes en los que los aparatos eléctricos son un personaje principal.

La teoría del todo (2014)

La biografía del físico recientemente fallecido, Stephen Hawking, se basa en las memorias escritas por su esposa en las cuales cuenta cómo fue su relación con él y lidiar con su enfermedad. El drama dirigido por James Marsh relata cómo se conocieron Hawking y Jane Wilde, el diagnóstico del padecimiento cerebro muscular, la esperanza de vida de dos años y la decisión de casarse y hacer una vida juntos. Las pruebas que debieron superar en el matrimonio, así como la lealtad y transformación de ambos en su relación es lo que da vida a esta bella y atípica historia de amor.

Her (2014)

Escrita y dirigida por Spike Jonze, en esta película un hombre solitario sumido en la depresión de una relación que ha terminado se siente seducido por un sistema operativo que promete ser una entidad intuitiva. Theodore comienza a hablar a diario con una voz femenina denominada “Samantha”, con  la cual se siente comprendido y a gusto. Poco a poco la conexión diaria se transforma en amor y él se siente parte de una relación de pareja.

Películas en pareja

Avatar (2009)

Épica de ciencia ficción del célebre James Cameron, que narra la historia de amor entre dos seres de distintas razas y planetas. En el año 2154 un marine participa en un programa para comunicarse con los nativos y lograr que se marchen para conseguir extraer el mineral que solucione los problemas energéticos de la tierra. Allí se enamora de una humanoide y descarta su plan inicial aunque esto traiga consigo un conflicto armado. Además del argumento, los avances tecnológicos en cinematografía son destacables.

Películas en pareja

Cónyuges tradicionales

Con preferencias más clásicas que los anteriores, estos amantes se adentrarán en el relato con absoluta pasión. Generalmente escogen cintas de culto, preferiblemente de drama, comedia romántica o cualquier otro género con una temática que los conmueva,

Bajo la misma estrella (2014) 

Hazel y Augustus, un par de jóvenes, casi adolescentes, padecen desde la niñez el cáncer y sus consecuencias. Es la enfermedad la que los une e impulsa a vivir un día a la vez con la certeza del amor. Este drama emocional dirigido por Josh Boone está basado en la novela homónima de John Green y cautivó al público desde su estreno, pues en ella el amor se revela como el milagro que da sentido a unas vidas con las horas contadas.

Películas en pareja

La vida es bella (1997)

Escrita, dirigida y protagonizada por Roberto Benigni, esta historia de amor sencilla se desarrolla en un contexto complejo.  Guido, un judío italiano dueño de una librería, evita el sufrimiento de su hijo en un campo de concentración nazi, le hace creer que la guerra es un juego y así logra salvarlo de la muerte. Sin duda una de las películas más sensibles de la filmografía europea.

Casablanca (1942)

La cinta de Michael Curtiz narra la historia de amor entre “el hombre más peligroso del mundo”, Rick, e Ilsa. El protagonista intenta por todos los medios ayudar a su amada a escapar de la peligrosa ciudad marroquí llamada Casablanca. Este trabajo cautivó a los espectadores y a la crítica, de hecho es considerada una de las películas más valoradas del cine estadounidense.

Películas en pareja

Parejas hipsters 

Los bohemios siempre se inclinan por el llamado cine de autor. Les interesa conocer materiales de distintas naciones para cultivar sus conocimientos en torno a cómo es el contenido en otras latitudes y los planteamientos que hacen en torno al amor.

La familia Bélier (2015)

Comedia dramática de Éric Lartigau que cuenta la historia de una familia en la cual solo la hija puede escuchar. Paula se debate entre la oferta de irse a Paris a estudiar canto y la responsabilidad con sus padres y hermano. Un hermosa historia de amor que relata la incomprensión de los padres sordos que no aprecian la capacidad de la joven de poder cantar hasta que logran ver los gestos de emoción desbordada en el público que la escucha. Sin duda una gran lección de empatía y desapego.

El secreto de la montaña (2005)

Dirigida por Ang Lee, esta película se basa en el cuento “Brokeback Mountain” de Annie Proulx. Ennis y Jack trabajan durante el verano pastoreando ovejas. Allí se enamoran y consuman su pasión escondidos de los pobladores de la localidad ubicada en Wyoming en 1963. Temerosos de los tabús, el juicio y la condena, estos vaqueros deciden pasar dos décadas de relación escondidos de sus esposas e hijos. Una película para mentes sin prejuicios con intensas escenas de relaciones sexuales entre los dos amantes.

Películas en pareja

Deseando amar (2000)

Wong Kar-wai muestra cómo el deseo de amar puede superar al de ser amado a través de la historia de Chow y Su. Ambos personajes se descubren lentamente mientras realizan tareas rutinarias y escriben una serie de artes marciales en Hong Kong, posteriormente, al enterarse de la infidelidad de sus parejas, establecen una relación más íntima. El filme forma parte de una trilogía compuesta por “Días salvajes” y “2046”, en los cuales se reflexiona acerca de los misterios del amor y sus nexos.

Películas en pareja

Amantes oscuros

Estas parejas preferirán el cine de terror y los amores fuera de lo común, no esperan finales felices ni temen la muerte de los protagonistas, pero sí exigen que la película tenga un estilo bien definido e imágenes de gran belleza poética.

La forma del agua (2017)

Dirigida por el mexicano Guillermo del Toro y laureada con un Oscar en su edición 2018, esta película de fantasía relata la vida de una joven que quedó muda y trabaja en un laboratorio secreto durante la Guerra Fría. Allí descubre a una criatura capturada en un río, comienza a visitarla en secreto y se vinculan profundamente en una singular relación afectiva.

Blue Valentine (2010)

Filme independiente dirigido por Derek Cianfrance. Dean y Cindy son un matrimonio joven que lleva siete años juntos. Con el tiempo Cindy pierde el interés por su marido y él desesperado por recuperar la pasión le propone pasar una noche en un hotel temático. Allí se hospedan en una habitación del futuro, en la cual recordarán cómo se conocieron, enamoraron y su relación empezó a desgastarse.

Películas en pareja

Ghost, la sombra del amor (1990)

Dirigida por Jerry Zucker, esta película tiene un poco de drama, thriller y comedia fantástica. Un ejecutivo de banca y una escultora de cerámica viven felices, excepto porque él es incapaz de decirle “te amo” a su compañera. Una noche Sam es asaltado, muere de un disparo y queda atrapado entre dos mundos, se convierte en fantasma. A partir de entonces hará lo imposible por comunicarse con Molly para alertarla del peligro que corre, despedirse de ella y decirle que la ama.

Películas en pareja

 

 

Artículos relacionados:

Películas para ver en pareja | Recomendaciones de Rosmery

 

Amor a distancia

Relaciones a distancia

Mantener una relación a distancia es todo un reto. Aunque en la actualidad es muy frecuente conocer personas que residen en ciudades o países distantes del nuestro y relacionarnos emocionalmente con ellas, mantener el sentimiento e incluso incrementarlo para llevarlo a la categoría de amor puede resultar cuesta arriba.

Sin duda los aspectos básicos de una relación “convencional” cambian con la distancia. La comunicación y la intimidad necesitan otras fórmulas para que la pareja funcione. La investigadora Crystal Jiang de la Universidad de Hong Kong y el profesor Jeffrey Hancock de Universidad Cornell publicaron un estudio en la revista “Journal of Communication” en el cual revelan que las relaciones a distancia pueden ser más exitosas que las convencionales debido a que sus integrantes se esfuerzan tanto en comunicarse que logran un mayor efecto de intimidad, para ello usan la tecnología como aliada.

Asimismo, el psicólogo y sexólogo José Bustamante Bellmunt, autor del libro “¿En qué piensan los hombres?’”, sostiene que una de las ventajas de este tipo de vínculo es que en él se prolonga la fase de enamoramiento, además los encuentros de la pareja suelen tener mayor calidad, debido a que el tiempo es limitado. Una experiencia sin duda gratificante que puede afianzar la relación y, por qué no, aportarle estabilidad.

Los amantes separados también tienden a usar más la creatividad para acortar los kilómetros de distancia. De hecho, son más propensos a atender los detalles, sorprenderse y planificar viajes para encontrarse.

 

Problemas recurrentes en una relación a distancia

Una relación a distancia requiere una profunda conexión emocional, debido a que el contacto físico no es frecuente; sin embargo, esto no garantiza su efectividad. El psicólogo y sociólogo español, Arturo Torres, enumera los diez problemas recurrentes en un vínculo de este tipo:

Incertidumbre: percibir que la distancia es un gran problema funciona como la excusa perfecta para que aparezcan pensamientos pesimistas que terminan por alejar a la pareja.

Falta de compromiso: los enamorados de una relación a distancia tienden a ser reacios a comprometerse porque piensan que las posibilidades de que la relación prospere son pocas. Esto generalmente se traduce en falta de interés y genera continuas discusiones.

Celos: el no saber lo que la otra persona hace puede activar los celos excesivos en algunas personas. Esto es completamente perjudicial, pues lleva al celoso a tener pensamientos paranoicos y una actitud posesiva que termina por intoxicar la relación.

Planificación de encuentros: para muchas parejas es angustiante coordinar sus obligaciones con los encuentros con la persona amada. Cuando uno o ambos convierten los encuentros en una fuente de estrés pueden sufrir severas molestias.

Sentimiento de culpa: el sentir que no se hace lo suficiente por ver a la pareja con frecuencia y aprovechar el tiempo juntos, puede generar desilusión y frustración.

Disfrute del tiempo compartido: el experto es enfático en este punto, advierte que en una relación a distancia es fatal emplear el tiempo juntos pensando en la tristeza que producirá la despedida debido a que no solo se deja de disfrutar al máximo el momento sino también se comienza a asociar la relación a infelicidad y en consecuencia se cataloga a la pareja de inconveniente, sin que haya razones de peso para que así sea.

Falta de contacto físico: el lenguaje no verbal es imprescindible en toda comunicación y, siendo ésta una de las bases de la relación de pareja, pareciera que la poca intimidad, el contacto visual y táctil es el mayor inconveniente en una relación a distancia. Sin embargo, pueden buscarse alternativas para que la sensación de bienestar no disminuya y la relación pueda madurar.

Limitaciones de los canales de comunicación: la poca frecuencia de las llamadas y mensajes puede generar ansiedad al no saber si la otra persona está en problemas o ya no está interesada. Si a esto se le suman los pensamientos de desconfianza, puede ser letal.

Desconocimiento de círculos sociales: Torres explica la importancia de ver la vertiente social del compañero y cómo esto se torna complicado porque la mayoría de las parejas a distancia comparten su cronometrado tiempo juntos a solas. Conocer a los amigos del otro no solo es indispensable para saber más de él o ella sino también para vincularse con los afectos que para esa persona son trascendentes.

Aburrimiento: la monotonía y el aislamiento de ambos al encontrarse puede potenciar el tedio mutuo, hacer pensar que el tiempo compartido es insignificante y finalmente desgastar la relación. José Bustamante Bellmunt contradice este punto.

 

Relación a distancia

¿Cómo mantener una relación a distancia?

Ahora, si ya estamos en una relación a distancia y hemos decidido avanzar con ella no está de más revisar las siguientes orientaciones para mantener el vínculo fortalecido y madurar en esta experiencia que al igual que las relaciones más cercanas puede ser maravillosa.

Comunicarse claramente: tanto la alegría como la tristeza o el disgusto, no es recomendable guardarse las emociones porque esto trae malestares. Como en toda relación en ésta creceremos con el tiempo, por lo que es indispensable abrirse con la otra persona y ser receptiva con ella. Adicionalmente, es muy beneficioso decirle cuanto la queremos aunque esté lejos, de hecho es válido hacerlo con mayor recurrencia porque no está tan cerca como para advertirlo en los detalles cotidianos.

Usar la tecnología a nuestro favor: podemos afianzar los vínculos a través de las comunicaciones por teléfono, mensajes de texto, vídeo llamadas e incluso correos electrónicos. Escribirle mails detallando ciertas experiencias, compartir imágenes e incluso películas que llamen nuestra atención también permitirá conocernos más. Para los asuntos más importantes siempre será mejor la llamada debido a que permite escuchar las inflexiones de la voz y comprender cabalmente lo que quiere decirnos la otra persona.

Reunirse periódicamente: siempre es bueno establecer una fecha aproximada en la cual ambos estaremos disponibles para encontrarnos, pero esto dependerá de muchos factores que cada pareja deberá analizar. Además, es recomendable que no sea siempre la misma persona la que se desplace sino que el esfuerzo sea mutuo. Lo más importante es planificar las actividades juntos, tratar de complacer los gustos de ambos y por supuesto vivir a plenitud el momento compartido.

Tener planes para el futuro: además de los encuentros, llegará un momento en el cual la relación deberá ir hacia adelante, en la búsqueda de algo más que afiance a ambas partes. Es importante conversar con el otro acerca de nuestras metas y saber si está dispuesto a acompañarnos. Cuentas claras conservan amistades y también relaciones, sobre todo si estas son a distancia.

Pensamientos positivos: una actitud optimista siempre es beneficiosa para el cuerpo, la mente y el alma, por ello no debemos dar cabida a pensamientos negativos ni albergar disgustos innecesarios. Una mente clara y mucha fe son indispensables para sobrellevar la distancia e incluso hacer frente a los comentarios escépticos de quienes a partir de una mala experiencia vaticinan el fin de las relaciones de los demás.

Ocupar la mente: lejos de estar todo el día pensando en el próximo encuentro, hay que cultivar los sueños propios y planificar nuestras metas individuales. Estar bien con nosotros mismos es el primer paso para estar bien con los demás.

Controlar los celos y la ansiedad: confiar en el otro y comprenderlo nos beneficia a ambos. La desconfianza revela inseguridad y la pareja no puede ser controlada. Asimismo, hay que mantener en la raya las obsesiones, sobre todo con el teléfono y las comunicaciones en general, el otro necesita su espacio, por lo tanto si en algún momento no responde de inmediato eso no se traduce en desinterés o engaño.

Al final la calidad de una relación no se mide en tiempo de duración o distancia recorrida sino en lo mucho que nos permita crecer. Así que a disfrutarla.