stalkear a tu ex
Separación

¿Cómo dejar de stalkear a tu ex?

Cuando una relación culmina en malos términos, un ex pasa a ser un sujeto insoportable e innombrable, o sea, un Voldemort, pero de bajo presupuesto. Por el contrario, si terminamos una relación de forma “amistosa”, capaz sigamos recordando a nuestra ex pareja con dulzura –dependiendo del caso– o con algún tipo de nostalgia. Sea como sea, lo cierto es que casi siempre caemos en el error de volvernos unas locas compulsivas y obsesionarnos en el espionaje de sus redes sociales. Créeme, stalkear a tu ex es una etapa de cualquier ruptura, por más que seas una persona que supera todo en cuestión de minutos, en algún momento te verás tentada –o tentado– a revisar sus redes y lo harás, caerás. Pero está bien, se trata de aceptarlo y de quemar la etapa.

Stalkear es un término derivado del inglés que significa “acosar”. Se ha vuelto una palabra muy común –muy millennial, de hecho–, incluso en el idioma castellano, por estar asociada al mundo digital, específicamente a esa manía tan de moda que es el acoso compulsivo-obsesivo hacia una persona a través de sus redes sociales. De verdad, envidio a mi abuelita y su generación, que terminaban con alguien y no tenían cómo stalkear porque, ni modo, no había cómo. Entonces vivían más felices y tranquilos, sin estos complejos de ansiedades tan comunes en esta era de nativos digitales.

De cualquier modo, stalkear a tu ex te hace daño a ti y a nadie más. De hecho, es una manera facilita de clavarte una daga a ti misma en la espalda. Le echas sal a la herida y te aferras a un pasado que por algo quedó atrás. Incluso, aunque hayas terminado mal con tu ex y no quieras verlo ni en pintura, no podrás evitar la tentación de saber lo que hace. Es más, este tipo de rupturas tan tóxicas son las que más provocan que te obsesiones con lo de revisar sus redes sociales. ¿Sabes por qué? Porque deseamos ver que ellos la están pasando igual de mal que nosotras, pero, cuando vemos que no es así, nos enfermamos y nos ponemos a llorar frente a la pantalla porque nos angustia saber que quedamos con el corazón destrozado y él viviendo de lo más “feliz”.

¿Te identificaste y ya te enganchaste? Keep reading…

 

Pasos para dejar de stalkear a tu ex

 

stalkear a tu ex

ELIMINAR – BLOQUEAR

Sí, sí, y en mayúsculas. Déjense de eso de que es una “inmadurez” eliminar a tu ex de las redes sociales porque definitivamente no lo es. Lo de la inmadurez la inventaron como una excusa para no tener que pasar la página de una vez por todas, de hecho es una forma de aferrarse más a esa persona. Una actitud nada saludable.

Es más, eliminar a tu ex de tus contactos es una regla que debes cumplir, sobre todo si Voldemort te jugó mal y terminaron de la manera más terrible. No necesitas tenerlo ahí. Ahora, si la ruptura fue en buenas condiciones, pero de plano ves que sus posts te aparecen a cada rato en tu feed, mejor déjalo de seguir. ¿Para qué seguir alimentando sentimientos del pasado? No vale la pena, lo único importante es que te sanes.

Si no quieres eliminarlo, al menos silencia las notificaciones que tienen que ver con él. Hay una opción para los posts en Facebook que dice “pausar a (x persona) por 30 días”, y no te aparece nada de lo que comparte. También, simplemente, puedes dejar de seguirlo. Inténtalo con este método. Ya para Twitter o Instagram lo que te queda es dejar de seguir o bloquear, sí o sí.

No solo significa desaparecerlo de tus redes, también de tu celular, de las fotos, de los regalos que te dio, las cartas que te escribió. O sea, evaporízalo. “Yo romperé tus fotos, yo quemaré tus cartas, para no verte más”. Justo así. La madurez no se mide por el nivel de masoquismo que tengas. Madurez es decidirte a dejar atrás lo que te hace daño. ¿Comprendes?

También el peluche que te regaló, bótalo o regálalo. Nada de sentimentalismos absurdos como “el peluche no tiene la culpa”. Si en serio tu ruptura fue de lo más normal y no sientes la necesidad de deshacerte de todo eso, pues bien, mantenlo. Esto se trata de hacer lo que mejor nos resulte, pero en el fondo es desechar todo, no te hagas.

No es rencor, es terapia. Los sentimientos siguen estando ahí, incluso más fuertes después de haber terminado con tu ex. Si la relación quedó en el pasado, es momento que dejes atrás los regalos también. De nada sirve ver algo que te va a recordar a esa persona.

Dejar de seguir a su familia y a los amigos en común

Algo te diré y que nunca se te olvide, los amigos de tu pareja no son tus amigos. Cuando estás en una relación, es normal que te relaciones con sus amistades y que hagas buenos lazos. Sin embargo, si llegas a terminar con esa persona, sus amigos que también creíste tuyos, siempre pero SIEMPRE lo van a apoyar a él. Así él haya cometido el error y sus amigos lo sepan, siempre van a darle soporte. No te engañes y no te encariñes demasiado con sus amigos, porque si llegan a terminar resultarás doblemente herida.

Ahora, si ya la relación llegó a su fin, deja de seguir a su familia y amistades en común. No necesitas eliminarlos si no quieres, pero sí deberías darles unfollow.

Haz una dieta virtual

Sí, aléjate de todas las redes por un momento. Esto es fácil decirlo y muy difícil hacerlo, lo sé. Pero funciona, al menos por un tiempo. Aunque no te voy a engañar, dejar de usar tus redes es un poco fastidioso porque, vamos, es un pasatiempo. A mí me pasó que intenté hacerlo y no aguanté más de dos días. Punto menos para mí.

En ese tiempo yo usaba demasiado Twitter y era la única red social por donde lo stalkeaba porque él también se la pasaba escribiendo ahí. Lo que hice fue bloquearlo, y como yo utilizaba esta red social solamente desde el teléfono, la aplicación en el celular no me dejaba desbloquearlo –en caso de caer en la tentación–, a juro tenía que utilizar un computador para eso y me daba mucha flojera. Digamos que esa flojera me salvó. Estuve meses sin stalkearlo. La técnica me funcionó demasiado. En Facebook lo bloqueé, y con Instagram no tuve problema porque él no usaba esa plataforma. En caso de que tu ex sea usuario de todas ellas, bloquéalo en todas.

Estuve en mis redes tranquila y cuando me daba el golpe de la tentación, me iba a Youtube y me ponía a ver tutoriales de maquillaje o peinados. Eso me ayudó muchísimo porque ocupaba mi mente y Voldemort se me olvidaba.

Así que si te cuesta hacer dieta virtual, lo mejor es que lo bloquees o elimines de todas las redes donde seas propensa a stakearlo. ¿Trato hecho?

Practica el autocontrol: un día a la vez

Tu cerebro te puede jugar malas pasadas y es probable que si te decides a dejar de stalkear a tu ex por un mes, la ansiedad te lo impida y tu mente se ponga en tu contra. Es más fácil trazarse metas a corto plazo. Simplemente levántate un día y di “hoy no voy a stalkearlo”, ve a Youtube o a Netflix y haz otra cosa. Todos los días haz lo mismo. Un día a la vez. Verás que te va a funcionar.

Ve al gimnasio

Conocí a una amiga que terminó mal su relación de 4 años y se enfureció muchísimo. El rencor que le guardó a su ex fue tan grande que, con esa misma rabia, se inscribió en un gimnasio. Recuerdo que dijo “para que cuando me vea se muera de tristeza y de arrepentimiento por haberme hecho eso” (la engañó con otra, por cierto).

Ella entrenaba a toda hora y le funcionó, transformó su cuerpo con una disciplina envidiable. Ahora está mucho más saludable. Ella me comentó que su molestia le sirvió de inspiración, pero luego de unos meses se le olvidó lo mal que su ex la había tratado y solo entrenaba porque le gustaba, porque se sentía bien, hasta su autoestima mejoró. Ahora es entrenadora y coach personal.

Es cierto que tocar fondo es la única manera de impulsarse y subir. Se supone que la idea de ir a un gimnasio es para ti, para hacerte bien a ti, no para demostrarle a nada a nadie. Pero ese rencor le funcionó a mi amiga y al cabo de un tiempo aprendió a sanar, ahora habla de su ex como si nada, ya lo superó y está en otra relación que va viento en popa.

Al final, su ex comenzó a buscarla, fue él quien comenzó a stalkearla y veía las fotos de impacto que mi amiga compartía en sus redes. Por supuesto que intentó regresar con ella, pero ella lo ignoraba por completo. Si ella lo logró. Tú también puedes hacerlo.

Cultiva tu intelecto

Inscríbete en algún curso o comienza a leer libros de interés. No solo es una buena distracción, sino que te estás culturizando y ampliando más tus conocimientos. Atrévete.

Sal con tu squad

Tus amigas siempre serán un buen apoyo para dejar de stalkear a tu ex. Salir con ellas y hablar de cualquier cosa, le hará bien a tu mente y a tu salud. Organicen una pijamada, una escapada a la playa, una salida al cine o lo que sea. Pero háganlo juntas. Reír con ellas será un buen remedio para tus males.

Acude a un especialista

Si consideras que tu obsesión se está pasando de la raya y tus amigas te lo están advirtiendo, si ya no te es suficiente con stalkear sino que también le escribes a cada rato, es mejor que vayas a un psicólogo. Él podrá ayudarte a salir del hoyo emocional en el que te encuentras.

 

Razones por las que debes dejar de stalkear a tu ex

Si todavía no estás muy convencida de abandonar a tu Sherlock Holmes interior, lee estas razones para dejar de stalkear a tu ex:

  • Te lastimas a ti misma. Ya esto te lo había dicho, pero es necesario recordarlo. Enfócate en ti y déjalo ir que ya ese pozo está seco para ti y no deberías beber más de ahí.
  • Nada es tan genial como parece. Tu ex muy probablemente sepa que lo estás stalkeando –capaz él también hace lo mismo–, por obvias razones él nunca va compartir tristezas en sus redes sociales. Incluso, para hacerte sentir peor, seguro comienza a decir que la está pasando de maravilla aunque sea mentira, solo para angustiarte más. No caigas en el juego.
  • Te quedas atascada en el pasado y eso te impide avanzar.
  • Te obsesionas con sus contactos. O sea, no solo vas a stalkearlo a él, sino que tendrás una lista de otras personas para espiar. ¡Qué cansón! Para ya, por favor.
  • Acentúa tu debilidad e inseguridad. Llega un momento en que tu ex tiene a otra chica, más rápido de lo que canta un gallo, y te va hacer sentir fatal. Entonces la stalkearás a ella también y caerás en el terrible error de comenzar a compararte con esa chica. Tu autoestima caerá a pique y lo que harás es lastimarte demasiado y sin necesidad.

No es nada fácil dejar de stalkear a tu ex. A mí me costó, tuve recaídas, pero lo logré. Me di cuenta que estaba consumiendo mi tiempo y mi atención.

Tengo una amiga que estuvo 4 años stalkeando a su ex. ¡CUATRO AÑOS! Ella me salía con la excusa de que “ay, es nada más para saber qué está haciendo, pero te juro que no me afecta”. Por supuesto que le afectaba, se la pasaba hablando de ese hombre y quejándose. Por fin lo superó y ya no lo stalkea. Por eso te digo que la cosa es complicada, aunque no imposible.

Bienaventuradas las que odian las redes sociales y no las usan porque son iguales a mi abuela y no sufren de esa ansiedad.

En serio, deja de stalkear a tu ex. No vale la pena.

 

 

Nuestros productos recomendados

 

Artículos relacionados:

Cerrar ciclos, pasar la página y comenzar de nuevo

¿Cómo saber si me volverá a llamar?

 

Summary
¿Cómo dejar de stalkear a tu ex?
Article Name
¿Cómo dejar de stalkear a tu ex?
Description
Stalkear a tu ex es una etapa de cualquier ruptura, por más que seas una persona que supera todo en cuestión de minutos, en algún momento te verás tentada –o tentado– a revisar sus redes. En este post te damos algunos consejos para que dejes de hacerlo.
Author
Publisher Name
Amor y Pareja
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *