cómo salir de la rutina con tu pareja
Problemas de pareja

Cómo salir de la rutina con tu pareja y avivar la llama del amor

¿Sientes que no sabes cómo salir de la rutina con tu pareja y eso te agobia?

¡Te enseñamos como combatirla y reavivar el amor!

 

Se conoce la rutina como aquel punto de quiebre donde una relación tiende a pasar, en ella encontramos emociones apagadas, aburrimientos, falta de sorpresas y, sobre todo, incomodidad. Existen distintos tipos de rutinas, pero cuando pasa el tiempo y te encuentras en una relación estable, este pequeño inconveniente se puede transformar en un gran problema si no se trata a tiempo.

Recordemos que las relaciones son para disfrutar todo tipo de momentos, (sean negativos o positivos) pueden unificarnos o extraviarnos en el camino decidiendo estar solos o buscar a otra persona para percibir las emociones que encontrábamos al inicio de una relación. Para conocer cómo romper la rutina, primero debemos delimitar si queremos seguir dándole pie a la relación, ya que cuando llega la insatisfacción (sea sexual, personal o cotidiana) nos sumergimos en una tertulia que nos hace dudar de todo. Debemos preguntarnos si estamos realmente dispuestos a cambiar la situación, a tomar al toro por los cuernos, explicar lo que sentimos, escuchar la opinión de la otra persona, e intentar reavivar la llama.

Una vez que encontremos, muy dentro de nuestro ser, qué queremos hacer ¡debemos poner manos a la obra! No esperar ni un segundo en inventarnos una nueva rutina, que no sea, valga la redundancia rutinaria. Es algo complejo, pero sí se puede, e intentarlo no nos hace menos, más bien notaremos lo interesados que estamos en recuperar el balance.

¿Cuándo llega la rutina a nuestra vida en pareja?

En términos generales, la rutina siempre está presente, lo que sucede es que empezamos a aburrirnos de la misma en algún momento, ahí se empieza a crear el desinterés, empezamos a esconder también nuestros sentimientos, e inicia consigo toda una ola enorme de resentimientos. Pero lo más irónico es que con todo esto también inicia una seguridad, una especie de confort que crea una perspectiva distorsionada, nos sentimos insatisfechos, pero a la vez seguros de que tenemos una vida en pareja. Eso no aparta que exista un olvido en los gestos explícitos de expresar el amor.

Debido a los problemas cotidianos que presentamos en nuestra vida, ya sea problemas con el jefe de trabajo, un altercado con un familiar cercano, economía inestable, o sencillamente el estrés creado por tantas cosas, nos deprimimos y también vamos creando ira dentro de nosotros, esta ira la descargamos con las personas más cercanas a nosotros, una de las principales es nuestra pareja.

Tomamos actitudes erróneas, nos sumimos en una fuerte amargura, nos acostamos todas las noches idealizando una mejor vida, sin hacer nada para conseguir un cambio, perdemos el entusiasmo por tener relaciones sexuales con la persona que convive con nosotros a diario y nuestro sentido de importancia sinceramente se desvía hacia las cosas negativas.

Siempre hay manera de enfrentarnos a esta situación, podemos concretar un estilo de vida, erradicar nuestro sentido de ver las cosas y ponerle voluntad al cambio para que este nos invada y nos sintamos mejor.

Te explicamos cómo salir de la rutina con tu pareja

¿Cómo romper la rutina en el noviazgo o en el matrimonio? A continuación te enumeraremos unos cuantos puntos de interés para que tomes fuerza y quieras cambiar el rumbo de las cosas:

  1. Improvisa viajes con tu pareja

Aunque tengas hijos, o no, puedes planificar un fin de semana de retiro con tu adorada pareja. Se recomienda ir a lugares a los cuales nunca han ido. Está científicamente comprobado que las parejas que viajan son más unidas y disfrutan más la compañía del otro. Si el presupuesto de ambos no es demasiado elevado, pueden inventar viajes cortos, evaluar bien su economía y establecer prioridades juntos acerca de cómo invertir. Pueden hacer un mercado y no comprar comida en la playa, por ejemplo. Tomen fotos, hablen mucho, ya que al interactuar, se sorprenderán de todas las cosas que no se dicen en la semana. Eviten a toda costa hablar de temas tediosos de trabajo o familiares, están buscando relajación y eso a veces conlleva a olvidar por un momento los problemas. Notarán que al llegar a casa, estarán más contentos y ambos enfrentarán los inconvenientes de otras formas.

  1. Practiquen juntos nuevas actividades

Si tienen cosas en común ¿por qué no hacerlo juntos? En un tiempo corto del día pueden interactuar de una manera distinta, realizando unos cursos juntos, creando noches de películas, yendo a un karaoke, entre otros. Si bien, ves a tu pareja a diario, no interactúas con ella de la manera que debería ser. Estudiar juntos, conocer nuevas cosas, realizar rutinas de ejercicio, practicar algún deporte, entre otros, fortalecerá la relación.

  1. Destáquense con un sexo creativo

Intenten añadir algo picante y sensual en su manera de hacer el amor, si eres mujer puedes renovar tu ropa interior, usar lencería con colores llamativos. De igual forma, pueden incluir lubricantes, posiciones nunca antes hechas. También pueden leer el kamasutra y aprender de ello. Además, vayan a sitios distintos para tener intimidad, así sea que estén viviendo juntos pueden escaparse a un hotel, también pueden coordinar almorzar juntos y hacerlo en el carro ¡Todo es cuestión de imaginación! No sientan miedo de querer cumplir sus deseos, les dará la total confianza para conocer cosas nuevas, y qué mejor que hacerlo con tu pareja, la persona que mejor conoces.

  1. No dejen pasar los detalles

Los pequeños detalles son los que cuentan, eso es una verdad infalible. A pesar de todo el tiempo vivido, no debes olvidarte de demostrar con pequeñas acciones o regalos que piensas en tu pareja, la valoras y te sientes a gusto con ella. Estos detalles varían en cada individuo, por ejemplo, pueden regalarse notas de amor, o incluso notas graciosas, un dulce también es un buen presente, junto con libros u objetos que sean del agrado de tu pareja. También estar pendiente de su día a día, escribir y llamar, son perfectos detonadores de interés. Tú debes conocerlo(a) muy bien, sabrás que con hacer esto esporádicamente, le mostrarás esa faceta de cariño que tanto necesitan. Una vez que hayas dado ese paso verás cómo tu relación va tornándose más placentera, porque con esfuerzo encontrarás reciprocidad y también serás sorprendida(o) de buena manera.

  1. Trabajen en la comunicación

Como bien se ha expuesto, la comunicación es fundamental, y por circunstancias monótonas, las parejas se olvidan de algo tan importante. Ya sea por temas de trabajo, o problemas familiares, o sencillamente incomodidades internas, se pierden las ganas de entablar conversación con la pareja y nos sumimos en un individualismo neto. ¿Cómo ha de ser eso posible? Tienes a una persona especial, que aunque no te pueda ayudar con algo que necesitas, por lo menos te escuchará, y viceversa. Anímense a hablar no solo durante la cena, pueden tomar el tiempo de ver televisión para charlar, hablar de deseos, inseguridades, temas hasta graciosos. Verán cómo poco a poco se va iniciando un ciclo nuevo, donde notarás que esa persona que tienes al lado puede llenarte y hacerte sentir ese segundo primer flechazo.

  1. Al momento de una discusión

No todas las relaciones son perfectas, si no, no tendría sentido estar rodeado de tanta armonía, porque aunque no lo creamos, los momentos de molestias también son necesarios para conocerse y crecer juntos. Al momento de una discusión, primero que todo, no deben alargar la faena, deben tomar un tiempo para bajar los humos, respirar hondo y analizar con suma tranquilidad lo que se va a decir y lo que se va a hacer. Después de este paso, lo mejor es comentarse con madurez lo que les afecta, llegando directo al punto, sin ser agresivos y buscando siempre la solución, no solo se trata de hablar de lo que afecta sin buscar una salida a los problemas. Al final de todo esto, deben comprometerse a mejorar lo que está mal y ponerle el mayor empeño buscando soluciones que beneficien a ambos.

  1. Disfruten sin depender totalmente del otro

Si bien estamos incentivando a las actividades juntos, deben aprender a separar su tiempo. Una de las razones del aburrimiento es hacer todo juntos, al encontrar cada uno tiempo para sus actividades individuales, se desarrollará una emoción súper interesante cuando se encuentren de nuevo, para a su vez comentarse todo lo que hicieron, conocieron y sintieron en el día. Esto ayudará a encontrar interesantes temas de conversaciones entre ambos, fortalecerá la confianza y las ganas de tener charlas amenas llenas de vida.

Trata de seguir estos pasos, atrévete con tu pareja a tener un cambio que los beneficiará a ambos. Se entiende que la rutina es altamente nociva y que el tiempo hace que se pierda la atracción sexual, esa sobre la que se construyó lo erótico, lo sensual, lo excitante. Pero, a pesar de ello, recordemos que lo amoroso bien puede compensar esa falta, solo es cuestión de intentarlo con inteligencia, paciencia y amor.

Summary
Cómo salir de la rutina con tu pareja
Article Name
Cómo salir de la rutina con tu pareja
Description
¿Sientes que no sabes cómo salir de la rutina con tu pareja y eso te agobia? Para conocer cómo romper la rutina, primero debemos delimitar si queremos seguir dándole pie a la relación.
Author
Publisher Name
Amor y Pareja
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *