Segundas oportunidades
Amor Felicidad Problemas de pareja Separación

¿Funcionan las segundas oportunidades en el amor?

Hay quienes sentencian que las segundas partes no son buenas, que si una relación no funcionó en la primera oportunidad no lo hará en la segunda, que es importante cerrar las etapas y buscar nuevos horizontes, en fin… En teoría lo ideal es pensar que si en el pasado hubo razones de peso para terminar una relación de pareja no es conveniente reincidir, pero ¿qué sucede si estos conflictos que llevaron a la ruptura han sido superados, si los miembros de esa pareja fallida han evolucionado como personas, se siguen amando y están disponibles para hacerlo?

Si bien las segundas oportunidades en el amor no son para todos, es importante saber leer los detalles que pueden orientarnos para tomar la decisión más conveniente, ¿regreso o no con mi ex?

Uno de los primeros pasos que debemos seguir es identificar las razones por los que terminamos la relación, las más frecuentes son los siguientes:

Engaño: mentir a la pareja genera desconfianza y si no podemos confiar en el otro es imposible creer en él. Aquí entra la infidelidad.

Manipulación: convencer al compañero de tomar decisiones que solo favorecen a una parte, hacerse la víctima y manejar a la pareja es poco sano y evita que la relación se fortalezca.

Egoísmo: no considerar al otro y desestimar sus logros y preocupaciones hace que la calificación de pareja sobre, son solo dos personas que viven juntas.

Violencia: es una de las razones que más peso tiene para culminar la relación, debido a los riesgos que implica y a la dificultad de que el agresor cambie sin ayuda especializada.

Sin proyecto juntos: el no tener objetivos en común, metas para alcanzar codo a codo, termina por matar los sentimientos de ambos.

Malas finanzas: una base económica sólida resta muchos dolores de cabeza a la pareja, evita el estrés, la frustración y la baja autoestima, que al final hacen que ambos cónyuges se aíslen.

Incompatibilidad sexual: los gustos, frecuencia y hábitos sexuales deben equilibrarse o de lo contrario la pareja pierde un componente fundamental de la relación y termina incomunicada en todo sentido.

Ausencia de amor: si bien requiere de un trabajo diario para mantenerlo vivo, una vez que el amor muere no hay vuelta atrás, de hecho en ese contexto no deberíamos plantearnos un segundo intento.

Segundas oportunidades

¿Cuándo funcionan las segundas oportunidades en el amor?

Cuando a pesar de la historia fallida ambos estamos dispuestos a intentarlo de nuevo y no repetir los mismos errores.

Cuando la decisión es de ambos, no existen manipulaciones de por medio ni sentimientos de lástima o culpa.

Cuando hemos logrado perdonar a la pareja, es decir, recordar lo que nos pasó sin sentir dolor, podríamos intentarlo una vez más. Hay que evitar recordar los conflictos a cada momento, si nos vamos a unir otra vez que sea para tener nuevos momentos de felicidad, no para rememorar un pasado que ni siquiera fue bueno.

Cuando nos sentimos tranquilos, en paz, sin deudas ni pendientes emocionales con el otro podría valer la pena intentarlo. La idea es andar ligeros y para ello debemos soltar. Conversemos con el otro nuestro deseo de volver a estar con él sin perder nuestro espacio y tiempo para cultivarnos personalmente.

Cuando la motivación principal que tenemos es el amor y la voluntad de hacer el trabajo del amor diariamente hasta que por ensayo y error nos resulte favorable. Es bueno recordar que para que una relación de pareja funcione amarse es necesario, pero no suficiente.

Cuando los dos somos conscientes de los problemas que llevaron a la ruptura y hemos buscado soluciones.

Cuando somos capaces de reconocer los aspectos positivos de la pareja y no solo los negativos.

Cuando tenemos proyectos individuales y en pareja para crecer personalmente y como equipo.

Cuando estamos dispuestos a invertir tiempo, dinero y esfuerzo en reconstruir nuevamente la relación.

 

¿Cuándo no funcionan las segundas oportunidades en el amor?

Cuando el perdón no es sincero y continuamos repasando las fallas del otro con resentimiento.

Cuando aún sentimos dolor y deseos de vengarnos del otro, no estamos en paz sino en plan de guerra.

Cuando no hemos asumido nuestra cuota de responsabilidad en la ruptura, por lo que nos consideramos víctimas del otro.

Cuando nos dirigimos al reencuentro con el mismo cúmulo de fallas del pasado, no hemos crecidos en nuestro proceso previo de ruptura, no aprendimos de la experiencia anterior y seguimos siendo los mismos.

Cuando solo uno de los miembros de la pareja desea reconciliarse.

Cuando pensamos que por todo el tiempo que estuvimos juntos ese amor del pasado es la persona ideal para nosotros, el único con el que nos entendemos “bien” en todos los aspectos de nuestra vida.

Cuando tenemos miedo a la soledad, nos consideramos incapaces de tomar las riendas de nuestra vida, cedemos a las presiones sociales o nos aferramos a no perder la estabilidad económica que nos procuraba la pareja. Esto se agudiza si hay hijos de por medio, no hay que perder de vista que lo que más necesitan nuestros hijos es padres felices y para alcanzar la felicidad no es obligatorio regresar con el ex.

Cuando cedemos a las presiones del otro por hacerle un favor o por el contrario usamos la lástima para que regrese con nosotros.

Cuando sobredimensionamos el poder del sexo y lo asumimos como la solución a todos nuestros problemas en común.

 

¿Qué hacer para que funcionen las segundas oportunidades en el amor?

Perdonar, primero a nosotros mismos y luego a nuestro compañero.

Dejar lo malo en el pasado, no sacarlo constantemente.

Asumir el compromiso que implica la vida en pareja, la resolución de problemas que pueden parecerse mucho a los ya experimentados.

Comunicarnos asertivamente para mantener la relación en permanente evaluación.

Cooperar económicamente para mejorar nuestras finanzas conjuntas,

No descuidar las relaciones sexuales, motivarnos constantemente y pasar tiempo juntos que sea de calidad.

Aprender de los errores, crecer y actuar con madurez emocional puede ayudarnos a tener segundas oportunidades que se conviertan en terceras, cuartas, quintas…

 

Nuestros productos recomendados

Summary
¿Funcionan las segundas oportunidades en el amor?
Article Name
¿Funcionan las segundas oportunidades en el amor?
Description
En este artículo se revela hasta qué punto son viables las segundas oportunidades en el amor, cuando es factible regresar con un ex y cuando no deberíamos siquiera intentarlo.
Author
Publisher Name
Amor y Pareja
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *