lesiones sexuales
Uncategorized

Las lesiones sexuales más locas que existen

¿Te imaginas sufrir un pequeño accidente mientras estás en el propio coito? Aunque no lo creas, cada año, centenares de personas ingresan a los hospitales por causa de lesiones sexuales que incluyen quemaduras, fracturas u objetos atascados en el área genital. Eso de tener sexo con protección ya no solo se refiere al condón, sino a que tengas cuidado, en serio, con alguna circunstancia que te arruine la noche de pasión.

De hecho, aquellos chupetones que te hacían en la adolescencia (esos molestos y de mal gusto en el cuello, que llegan ahí porque tus hormonas se alborotan y apenas estás despertando tu sexualidad) son lesiones sexuales, leves, pero se hacían graves si tus padres te lo descubrían…

Lesiones sexuales más extrañas, según expertos

Quemaduras en la vagina

De acuerdo con Gabe Wilson, un médico del sureste de Texas, una vez tuvo que revisar a una mujer que llegó con quemaduras en la vagina, debido a que su pareja le practicó sexo oral después de haber ingerido comida picante. Moraleja: ¡No practiquen sexo oral si acaban de comer algo con ají picante!

Fracturas en el pene e infidelidad descubierta

A Robert J. Hartman, especialista en urología en Illinois, le tocó ser confidente y “alcahueta” de un paciente. El enfermo en cuestión fue con su esposa a chequearse el pene porque se le había fracturado… ¡Estando con una prostituta! Por supuesto que su esposa no sabía la verdad, su pareja le había mentido diciéndole que se había tropezado con un poste de luz, eso mismo le comentaron al doctor en la consulta. Pero el especialista sabía que es imposible fracturarse el pene con un simple golpe en un poste. Así que le dijo a la señora que saliera del consultorio para poder revisar a su marido. El hombre tuvo que confesarle la verdad al doctor. Claro, la esposa nunca se enteró de la verdad.

Una pelota de béisbol extraviada

Joshua D. Zuckerman, cirujano plástico en Nueva York, comenta que una vez tuvo que extraer una pelota de béisbol alojada en el recto de un paciente. Lo mismo le ocurrió con otra persona cuando le extrajo una patata del ano.

Brackets asesinos

Una vez, el doctor Robert J. Hartman tuvo que asistir a un estudiante universitario de primer año, que llegó a consulta porque tenía el pene demasiado hinchado, con dimensiones increíblemente impresionantes y con muchas abrasiones. Después de que el especialista insistió en el interrogatorio para saber por qué el pene del muchacho se había puesto así, el chico en cuestión terminó confesando que había estado recibiendo sexo oral de otros estudiantes de primer año que llevaban aparatos de ortodoncia… Un completo fail.

Lesiones sexuales más comunes

Hematomas

Caerse de la cama, ligeros golpes contra las paredes, tropezones, chupetones, todos producidos durante el acto sexual. Muchas veces pasan desapercibidos hasta el día siguiente, cuando las molestias se empiezan a sentir.

Daños musculares

Hay personas que sufren desgarres musculares después de haber practicado posiciones muy complicadas durante el coito. Debido a la adrenalina del momento, el daño no se siente. Pero al día siguiente, es posible que la persona ni siquiera se pueda mover por el intenso dolor que sentirá. En estos casos, los especialistas recomiendan “calentar” los músculos antes de tener sexo, así como si fuera una actividad deportiva, para evitar estos accidentes.

Dispareunia o coitalgia

Se trata de un dolor en los genitales, el cual ocurre antes, durante o después de la penetración. Aunque algunos hombres pueden padecerlo, pero es más común en las mujeres. Sus síntomas son dolor e irritación vaginal postcoital, usualmente aparece porque la penetración si hizo sin que la mujer estuviera lo suficientemente lubricada.

Pues al ver todas estas complicaciones, probablemente tomarás muchos cuidados para que tus locuras placenteras en la cama no terminen en un viaje directo al hospital. Algo sí te digo, sin ánimos de ser aguafiestas: una vez vi un capítulo del programa “Mil formas de morir”, donde narraron la muerte de un señor entrado en años, que falleció por un ataque al corazón mientras tenía sexo con una mujer muy joven… Ese ya es el colmo de los accidentes sexuales.

Summary
Las lesiones sexuales más locas que existen
Article Name
Las lesiones sexuales más locas que existen
Description
¿Te imaginas sufrir un pequeño accidente mientras estás en el propio coito? Aunque no lo creas, cada año, centenares de personas ingresan a los hospitales por causa de lesiones sexuales que incluyen quemaduras, fracturas u objetos atascados en el área genital.
Author
Publisher Name
Amor y Pareja
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *