window-view-1081788_1280_167

Soy bonita, alegre e inteligente. ¿Por qué no encuentro novio?

«¿Por qué no encuentro novio?», seguramente te estarás haciendo esta pregunta luego de haber pasado por muchas decepciones. Primero, lo primero. Conseguir –o no– pareja, no tiene nada que ver con si eres bonita, alegre o inteligente. Puedes ser maravillosa, pero si no le gustas a una persona, simplemente no le gustas. Y esto me hace recordar a la película A él no le gustas tanto –también tiene un libro– que, por cierto, es un must si quieres entender a fondo de qué se tratan las relaciones amorosas. Hay razones personales –conscientes o inconscientes– que impiden que consigas una pareja estable. Esto no quiere decir que no seas una muy buena candidata para alguien o que no merezcas un gran amor. Recuerda algo: “Aceptamos el amor que creemos merecer” (The perks of being a wallflower), una frase que resulta punzante por lo honesta que es. Y es que, muchas veces, en nuestro afán de querer encontrar a la persona ideal, terminamos con gente que no sabe ni lo que quiere.

Es momento de que te evalúes internamente porque siempre vas a atraer lo que piensas. Si por tu mente constantemente se pasea la idea de que no eres suficiente para alguien, entonces no vas a encontrar a nadie. Y, en sentido inverso, si te la pasas buscando pareja como si se te fuera la vida en ello, entonces las personas te van a notar urgida y eso lo que hace es alejar los buenos partidos y acercar los que solo te quieren para una noche.

10 Razones por las que no encuentras novio

¿Por qué no encuentro novio? Mujer acostada en una cama con sábanas blancas

Ideales de Disney y Hollywood

Las historias de amor de las clásicas princesas Disney, o los romances tipo películas de Hollywood, nos enseñaron a ver un hombre –o mujer–, muy estereotipado, el típico hombre perfecto que no comete ningún error y con el que vamos a ser felices para toda la vida porque de lo contrario seremos unas fracasadas. No hay hombre –o mujer– perfecto y, si sigues buscando empedernidamente al príncipe azul, te quedarás esperando para toda la vida porque no existe.La belleza está en los detalles, muchas veces rechazamos personas valiosas que no quisimos conocer mejor, simplemente porque no encajaban en nuestro modelo de perfección. Libérate de esos moldes absurdos que no son justos ni contigo ni con los demás.

Si bien, tener expectativas muy altas es un buen filtro para que no termines en los brazos de cualquiera. Pero todo en exceso es perjudicial. Ser demasiado exigente significa que nunca nadie será lo suficientemente bueno para ti. Y, sincerémonos, a veces rechazas a algún hombre porque de repente no cumple las medidas de Hércules con las que tanto sueñas, o porque no sabe de física cuántica y tu sapiosexualidad lo subestima.

Muchas no encuentran pareja porque no están dispuestas a renunciar a su ideal del “hombre perfecto” y solo ven defectos en los demás, en vez de apreciar a las personas tal cual como son. Usualmente se fijan más en las personas que admiran y que consideran más atractivas porque tienen algún rasgo que está de moda (es fitness, es músico, cocina rico, etc.), sin evaluar atributos tan importantes como los valores, la lealtad, la honestidad, valentía, inteligencia, y confiabilidad.

Baja autoestima

Esta es la razón más común por la que no consigues pareja. Si sientes que no mereces el amor de los demás, es porque ni tu misma te quieres. Y viceversa, si no te quieres, entonces piensas que más nadie debería quererte. Si tú misma no te valoras, ¿quién más lo va a hacer? La baja autoestima también hace que estés con personas que no valen la pena, que te maltratan y te hacen sentir mal, justamente porque crees que no eres merecedora de algo mejor. Amiga, quiérete y ámate primero, conócete. El trabajo empieza desde casa, y tu casa eres tú.

Timidez

Vale, la timidez tiene un cierto encanto, resulta tierno para algunas personas. Pero como sabemos que todo en exceso es malo, si eres demasiado introvertida y ni hablas, ¿cómo crees que otros podrán conocerte? La timidez muchas veces es algo que tiene que ver con la personalidad, si tú eres así, está bien. No hay nada grave en ello. De hecho es muy probable que a algunos les parezca atractivo. El problema está cuando vives con pánico de lo que dirán los demás, cuando no soportas que te critiquen, cuando tus inseguridades alejan a quienes te rodean, cuando construyes un muro que no puede traspasarse –pero que en el fondo quieres que lo hagan–. Es hora de acabar con eso. Anímate a conocer a las personas.

Etiquetas internas

“Soy un desastre”, “no soy buena en el sexo”, “soy insoportable”, “soy un asco”… Basta de lastimarte así. La palabra tiene algo mágico, mientras más te repites algo, más te lo crees y más lo demuestras. Te estás boicoteando a ti misma y eso no es nada bueno. Lo que haces es alejar a las personas que notan lo maravillosa que eres con tu excesivo “no sirvo para nada”. No te hagas tanto daño, elimina esas etiquetas sin sentido.

Instrumentalización del amor

Quieres al otro solamente para satisfacer tus deseos personales y, una vez que te hace llegar al clímax, comienzas a verlo como un estorbo. No quieres a alguien sinceramente para compartir y crecer juntos, solo para cumplir un objetivo y listo. Esto demuestra que, a lo mejor, en realidad no deseas una pareja estable.

Desconfianza extrema hacia los demás

Capaz tuviste una relación donde te jugaron mal, eso no significa que todas las personas te vayan a hacer lo mismo. Y no, ¡no todos los hombres son iguales! Esa es una falacia en la que hemos caído, que sirve como cemento para ese gran muro que hemos creado. Hay hombres realmente buenos dispuestos a compartir sanamente su vida contigo, solo que, así como te etiquetas a ti misma, etiquetas a los demás.Esto no quiere decir que vayas a ser una confiada con todo lo que te digan, eres lo suficientemente inteligente para saber cuándo hombre está siendo charlatán y cuándo no. Sí, hay unos que saben mentir muy bien, pero eso lo sabrás mientras vayas conociendo al susodicho. Por eso es recomendable ir despacio, aunque suene como un completo cliché.

Cuando estamos heridas se nos nota, porque queremos pagar los platos que rompió nuestro ex, con el nuevo chico que se nos quiere acercar. Entonces iniciamos una relación en la que somos distantes para no generar vínculos, ya que no queremos pasar por la misma decepción de nuevo. Esto no es justo para ti, ni para la persona que desea comenzar algo a tu lado.

Falta de empatía

No pretendas que los demás se pongan en tus zapatos si tú eres incapaz de hacerlo por ellos. Cuando dices las cosas sin pensar, sin filtro, sin importarte si lastimas a alguien con tus comentarios, lo que haces es alejar a las personas. Si no eres capaz de controlar tus emociones, nadie va a querer aventurarse a tener una relación contigo porque te notarán muy problemática.

Control excesivo

Si te frustras y no soportas que algo se salga de control, si te molesta que la gente no actúe como tú esperas, si siempre quieres estar dando órdenes a los demás, entonces puedes que estés generando miedo en tu entorno y nadie desee acercarse a ti.

Miedo a salir de la zona de confort

Tienes miedo a lo desconocido porque no quieres fracasar o no quieres decepcionar a alguien. Te sientes terriblemente presionada por la sociedad y no te aventuras a hacer cosas nuevas. Lo bueno está donde menos te lo esperas.

Ansiedad

El ver a tus amigas con parejas y tú soltera, te hace sentir que estás sola y que necesitas urgentemente a alguien a tu lado para no desentonar con las demás. Esto hace que te pongas a buscar pareja sin ningún tipo de filtro y termines con cualquier hombre que te caliente la oreja con palabras vacías. También está el caso de que te sientas presionada por los estereotipos sociales de que, si no tienes pareja, te condenan a quedarte atrás y a estar acompañada por la soledad, cuidando gatitos y tejiendo bufandas. ¡Basta! El amor va a llegar cuando estés preparada, eso es, cuando hayas aprendido a amarte a ti misma primero para poder amar a otros y que otros puedan amarte igualmente.

Frases de la película A él no le gustas tanto, que pueden ayudarte a enfocar mejor tú búsqueda de pareja estable

Actores y personajes de A él no le gustas tanto. Cast de A él no le gustas tanto. ¿Por qué no encuentro novio?
Foto: Galería Fotocreativa

Hay ciertas ideas preconcebidas, acerca de lo que es el amor en pareja, que pueden estar saboteando tu búsqueda. Al principio de este post te mencioné la película A él no le gustas tanto –corre a verla si aún no lo has hecho–, donde te muestran, de forma divertida, aquellos errores que hemos estado cometiendo en nuestras relaciones, o esas concepciones erróneas que la sociedad nos ofrece acerca del amor, que no nos permite hallar a la persona –con sus defectos y virtudes– que se acople a nosotras como es debido.

De sus frases memorables, destacamos las siguientes:

“No te dejes engañar por los ‘cariño’ o ‘preciosidad’. Son pura palabrería, vacía de contenido, son mucho más fáciles de decir que ‘no me gustas lo suficiente”.

“No desperdicies tu tiempo entregando tu corazón a cualquier hombre que te haga romperte la cabeza pensando en lo que siente realmente por ti”.

“Sé valiente. Sé que puedes desear compañía y sexo y amor con tanta intensidad que hasta te duela físicamente. Pero yo creo sinceramente que la única manera de que encuentres algo mejor es empezar creyéndote de que hay algo mejor. Yo lo creeré por ti hasta que estés preparada”.

“Tú no eres la excepción, eres la regla. Y esta es la regla: Si un tipo no te llama, es porque no quiere llamarte. Cuando un hombre te trata como si le importaras un carajo, realmente le importas un carajo”.

“Cuando se trata de hombres, trata con ellos tal como son, no como desearías que fueran”.

“Cuando un hombre esté loco por ti, te lo dejará bien claro. Te llamará por teléfono, se pasará por tu casa, querrá conocer a tus amigos, no podrá apartar sus ojos –ni sus manos– de ti, y cuando llegue el momento de mantener relaciones sexuales, estará encantado de complacerte. Aunque acaben de elegirlo Presidente de Estados Unidos y sean las cuatro de la madrugada (¡he dicho las cuatro de la madrugada!) acudirá a la cita”.

“Sabrás que iba en serio si hace lo que dijo que iba a hacer. Y aquí tienes otra cosa en la que pensar: llamar a alguien cuando dices que le vas a llamar es el primer ladrillo de la casa de amor y confianza que se supone que están construyendo. Si él es incapaz de poner ese primer y estúpido ladrillo, nunca vas a tener una casa, y afuera hace frío”.

Aquí te dejo el tráiler de la película:

Rompiendo mitos

Antes de empezar a evaluar los candidatos para tu próxima relación, es necesario que consideres los siguientes aspectos:

  1. No necesitas una “media naranja”, ya estás completa. No busques a alguien solo porque quieras llenar un vacío. Si te sientes “vacía”, nadie más podrá llenar esa falta, solo tú.
  2. Una cosa es necesitar y otra cosa es querer y desear. Querer compartir tu felicidad con alguien es muy distinto que necesitar a alguien para ser feliz. Think about it.
  3. Muchas veces has escuchado eso de que “el amor no se busca, llega solo”. ¡Pues sí se busca!, pero no desde la urgencia como la mayoría de las personas lo hacen, sino desde la salud emocional, desde el querer estar con alguien por amor y no por satisfacción personal.
  4. El amor se CONSTRUYE. No nace a primera vista, se forma, ladrillo a ladrillo, con buenos cimientos como la confianza, la comunicación y la mutua comprensión.
  5. Que alguna vez te rompan el corazón es LO MEJOR que te pueda pasar. Llorarás, sí, pero al cabo de un cierto tiempo se abrirá aún más tu perspectiva, se liberará, y te quitarás la venda del falso amor que tanto te enceguecía. Agradece a esa persona que te jugó mal, porque gracias a eso eres mejor que ayer, aunque te cueste mucho darte cuenta.
  6. La soledad es necesaria. Necesitas estar a solas contigo misma porque es la única forma de conocerte, de aceptarte y amarte. Si sales de una relación y entras en otra al instante, no te das chance de liberarte del karma, las malas energías y los prejuicios. La soledad puede ser tu mejor amiga, te prepara, te hace crecer espiritualmente. Solo así podrás aceptarte y abrirte las puertas a un futuro gran amor.
  7. No tienes que ponerte una máscara de la chica tierna o de la chica ruda. ¡Sé tú misma siempre! Hacer que otros se enamoren de una falsa tú, lo que hace es que construyas relaciones perecederas. Embrace yourself! Haz que las personas que se fijen en ti, lo hagan por tu esencia y no por lo que aparentas. Olvídate de “a los hombres le gustan tiernas y dulces” o “a los hombres le gustan rudas y frías”. A tu hombre le vas a gustar tú, tal cual como eres, ¿vale?
  8. El “final feliz” no necesariamente eres tú casada, con tres hijos y el perrito Golden. El verdadero “final” feliz es amarte a ti misma. Aunque yo no le diría “final”, sino comienzo.

Para cerrar, te dejo mi frase favorita de A él no le gustas tanto, que tiene que ver mucho con el punto ocho que te acabo de comentar arriba:

“A las niñas les enseñan muchas cosas. Si un niño te pega, le gustas. Nunca trates de emparejarte los flecos. Y un día conocerás a un hombre maravilloso y tendrás tu final feliz. Cada película que vemos y cada historia que nos cuentan, nos imploran que esperemos el giro del tercer acto: La declaración inesperada de amor. La excepción a la regla. A veces nos concentramos tanto en el final feliz que no aprendemos a interpretar las señales, a diferenciar entre los que nos quieren y los que no… Entre los que se van a quedar y se van a ir. Y quizá el final feliz no incluye un tipo maravilloso: quizá el final eres tú, sola recogiendo los pedazos y volviendo a empezar. Liberándote para encontrar algo mejor en el futuro. Quizá el final feliz solo consiste en seguir. O quizá este es el final feliz: Saber que a pesar de todas las llamadas y corazones rotos, a pesar de todos los errores y las señales malinterpretadas, a pesar de todo el dolor y la vergüenza, tú nunca, nunca perdiste las esperanzas”.

Si todavía te estás preguntando ¿Por qué no encuentro novio?, una vez que hayas aprendido todo esto, estarás preparada para conseguir pareja estable. No es mentira eso de que “atraes lo que eres”. Mientras mejor te sientas contigo misma, más serán las oportunidades de que el amor toque a tu puerta. Asegúrate de abrirle con las mejores ganas e invítalo a tomar café y comer galletas.

 

Nuestros productos recomendados

 

Artículos relacionados:

Muchas citas, mucho sexo, y no logro formalizar una relación

Cursos para encontrar pareja. ¿Realmente funcionan?

 

2 comentarios en “Soy bonita, alegre e inteligente. ¿Por qué no encuentro novio?

    1. Eso es cierto, hay gente con sin autoestima, pero con mucha suerte. y de igual manera hay quienes tienen autoestima ok pero no tienen suerte. Casos, los hay todos, Pero sin duda tener alta autoestima ayuda un montón en encontrar pareja, trabajo, amigos, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.