¿Qué es el sexo tántrico? Claves para el máximo placer

¿Qué es el sexo tántrico? Claves para el máximo placer

septiembre 17, 2019 0 Por Rosmery

El Tantra es una filosofía oriental, milenaria, que invita a vivir la sexualidad dentro y fuera del coito. Con esta práctica, el sexo se hace de una manera espiritual, más allá de lo físico. Entonces, ¿qué es el sexo tántrico? En este post te hablaré justamente de eso.

¿Qué es el sexo tántrico?

El sexo tántrico es la práctica sexual que se basa en esta doctrina filosófica. Se experimenta el placer mediante el uso de todas las partes del cuerpo y de todos los sentidos (gusto, vista, oído, olfato y tacto). Con el sexo tántrico se puede llegar al orgasmo de formas no convencionales: sin penetración, sin eyaculaciones y sin contacto clitoriano.

Sin embargo, el objetivo principal del sexo tántrico no es necesariamente alcanzar el orgasmo, sino lograr un “sube y baja” de excitación. Esto puede sentirse desesperante y placentero a la vez, luego lo disfrutarás, porque la tensión que se genera te prepara mejor para el orgasmo.

¿Qué se necesita para hacer sexo tántrico?

Lo principal es la paciencia, pues los primeros ejercicios se tratan de autoexploración, autoconocimiento, de conocer tu propio cuerpo y el de tu pareja, con simples toqueteos. Después vienen los besos y las caricias más atrevidas, todo ello para preparar el cuerpo, es un acercamiento mucho más rico. Luego se sube (se juega con altos y bajos) la excitación, al principio la penetración será necesaria mientras se acostumbran, luego podrán llegar al orgasmo sin necesidad de ello, los besos y el tacto bastarán para alcanzarlo.

Beneficios del sexo tántrico

  • Te ayuda a conocer tu cuerpo.
  • Te permite conocer y explorar mejor el cuerpo de tu pareja.
  • Entrenas tu cuerpo para alcanzar el orgasmo en el momento que desees.
  • No necesitas penetración o estimulación de clítoris para experimentar el máximo placer.
  • Desarrolla tu paciencia.
  • Te hace consciente de tus virtudes y defectos, logrando que te ames completamente.
  • Te hace sentir mejor.

¿Cómo lograr el sexo tántrico? 7 ejercicios clave

1. Vive el presente

Pon atención en el aquí el ahora, concéntrate en ti y en tu pareja. De esta manera te puedes entregar más. La mayoría de las veces que no tenemos éxito en el sexo, es porque tenemos la mente en otro lado. ¿Cómo lo logras? Con ejercicios de respiración, inhala y exhala, siente como el aire entra a tus pulmones y luego sale. Una vez que estés consciente de tu respiración, podrás mantener quietos tus pensamientos.

2. Festín de sentidos

Pon todos tus sentidos en práctica. Ambienta el lugar con velas aromáticas, huele el cuerpo de tu pareja, contémplalo, acarícialo, bésalo. Pon a trabajar todo.

3. Controla tus chakras

Los chakras son los centros de energía, controlarlos te ayuda a favorecer el intercambio energético en tus relaciones. Para trabajarlos, ponte boca abajo y que tu pareja te haga un masaje desde los pies hasta el primer chakra (columna, piernas), luego debe pasar por el segundo chakra (aparato reproductor) y los demás: estómago, pecho, cuello, rostro y cabeza. Una vez que termine, cambien los roles y hazle tú el masaje. Luego de eso, estarán listos para el sexo.

4. Culto a lo femenino

El Tantra también se trata de rendirle tributo a la mujer. El hombre tántrico debe procurar y concentrarse en el placer de su acompañante, pues el goce de ella repercute en el suyo propio. Para hacerla sentir magnífica (y recibir la misma satisfacción) debe prestarle atención plena y explorar el cuerpo de su compañera. La excitación de la mujer incremente el placer el hombre.

5. Un mundo de descubrimientos

Como dije más arriba, el Tantra también se trata de conocer y explorar el cuerpo de tu pareja. Para ello, hagan un ejercicio muy simple, ambos tomen lápiz y papel, y dibujen, cada uno, el cuerpo del otro por delante y por detrás. Después, coloreen de distintos colores las partes del cuerpo de su pareja que ustedes creen que son zonas erógenas. Comparen sus ideas, y luego experimenten con esas zonas.

6. La maravilla de los ritmos

Se trata de darle variedad a la práctica sexual. El cambio de intensidades le da más dinamismo a la actividad e incrementa la excitación, lo que se traduce, al final, en orgasmos más intensos.

Un buen ejercicio es variar la intensidad en las caricias de sus sexos. Mastúrbense el uno al otro, pero variando de ritmo. Hagan lo mismo con las penetraciones, utilicen estos intervalos (el primer número son las penetraciones suaves, y el segundo son las profundas): 5-1; 4-1; 3-1; 2-1; 1-1.

7. Orgasmo Valle

Por lo general, los orgasmos concluyen en el proceso eyaculatorio, pero después de la eyaculación, el hombre pierde energía física y necesita un tiempo de recuperación. De hecho, la eyaculación es un orgasmo pico de corta duración.

Sin embargo, al dominar la eyaculación se puede llegar al orgasmo valle, el cual no adelanta el fin del coito, sino que la erección sigue y el clítoris se puede seguir estimulando sin molestias.

Para poder alcanzar el orgasmo valle, el hombre debe estar consciente del momento eyaculatorio, identificar el instante previo y detenerse justo cuando va a eyacular. Luego de unos segundos, se puede volver a la acción. Este ejercicio, en primer lugar, el hombre debe hacerlo solo. Luego, cuando tenga dominio de su eyaculación, puede practicarlo en pareja.

Ahora que ya sabes qué es el sexo tántrico, ¿te animas a practicarlo?