Amor a distancia

Mantener una relación a distancia es todo un reto. Aunque en la actualidad es muy frecuente conocer personas que residen en ciudades o países distantes del nuestro y relacionarnos emocionalmente con ellas, mantener el sentimiento e incluso incrementarlo para llevarlo a la categoría de amor puede resultar cuesta arriba.

Sin duda los aspectos básicos de una relación “convencional” cambian con la distancia. La comunicación y la intimidad necesitan otras fórmulas para que la pareja funcione. La investigadora Crystal Jiang de la Universidad de Hong Kong y el profesor Jeffrey Hancock de Universidad Cornell publicaron un estudio en la revista “Journal of Communication” en el cual revelan que las relaciones a distancia pueden ser más exitosas que las convencionales debido a que sus integrantes se esfuerzan tanto en comunicarse que logran un mayor efecto de intimidad, para ello usan la tecnología como aliada.

Asimismo, el psicólogo y sexólogo José Bustamante Bellmunt, autor del libro “¿En qué piensan los hombres?’”, sostiene que una de las ventajas de este tipo de vínculo es que en él se prolonga la fase de enamoramiento, además los encuentros de la pareja suelen tener mayor calidad, debido a que el tiempo es limitado. Una experiencia sin duda gratificante que puede afianzar la relación y, por qué no, aportarle estabilidad.

Los amantes separados también tienden a usar más la creatividad para acortar los kilómetros de distancia. De hecho, son más propensos a atender los detalles, sorprenderse y planificar viajes para encontrarse.

 

Problemas recurrentes en una relación a distancia

Una relación a distancia requiere una profunda conexión emocional, debido a que el contacto físico no es frecuente; sin embargo, esto no garantiza su efectividad. El psicólogo y sociólogo español, Arturo Torres, enumera los diez problemas recurrentes en un vínculo de este tipo:

Incertidumbre: percibir que la distancia es un gran problema funciona como la excusa perfecta para que aparezcan pensamientos pesimistas que terminan por alejar a la pareja.

Falta de compromiso: los enamorados de una relación a distancia tienden a ser reacios a comprometerse porque piensan que las posibilidades de que la relación prospere son pocas. Esto generalmente se traduce en falta de interés y genera continuas discusiones.

Celos: el no saber lo que la otra persona hace puede activar los celos excesivos en algunas personas. Esto es completamente perjudicial, pues lleva al celoso a tener pensamientos paranoicos y una actitud posesiva que termina por intoxicar la relación.

Planificación de encuentros: para muchas parejas es angustiante coordinar sus obligaciones con los encuentros con la persona amada. Cuando uno o ambos convierten los encuentros en una fuente de estrés pueden sufrir severas molestias.

Sentimiento de culpa: el sentir que no se hace lo suficiente por ver a la pareja con frecuencia y aprovechar el tiempo juntos, puede generar desilusión y frustración.

Disfrute del tiempo compartido: el experto es enfático en este punto, advierte que en una relación a distancia es fatal emplear el tiempo juntos pensando en la tristeza que producirá la despedida debido a que no solo se deja de disfrutar al máximo el momento sino también se comienza a asociar la relación a infelicidad y en consecuencia se cataloga a la pareja de inconveniente, sin que haya razones de peso para que así sea.

Falta de contacto físico: el lenguaje no verbal es imprescindible en toda comunicación y, siendo ésta una de las bases de la relación de pareja, pareciera que la poca intimidad, el contacto visual y táctil es el mayor inconveniente en una relación a distancia. Sin embargo, pueden buscarse alternativas para que la sensación de bienestar no disminuya y la relación pueda madurar.

Limitaciones de los canales de comunicación: la poca frecuencia de las llamadas y mensajes puede generar ansiedad al no saber si la otra persona está en problemas o ya no está interesada. Si a esto se le suman los pensamientos de desconfianza, puede ser letal.

Desconocimiento de círculos sociales: Torres explica la importancia de ver la vertiente social del compañero y cómo esto se torna complicado porque la mayoría de las parejas a distancia comparten su cronometrado tiempo juntos a solas. Conocer a los amigos del otro no solo es indispensable para saber más de él o ella sino también para vincularse con los afectos que para esa persona son trascendentes.

Aburrimiento: la monotonía y el aislamiento de ambos al encontrarse puede potenciar el tedio mutuo, hacer pensar que el tiempo compartido es insignificante y finalmente desgastar la relación. José Bustamante Bellmunt contradice este punto.

 

Relación a distancia

¿Cómo mantener una relación a distancia?

Ahora, si ya estamos en una relación a distancia y hemos decidido avanzar con ella no está de más revisar las siguientes orientaciones para mantener el vínculo fortalecido y madurar en esta experiencia que al igual que las relaciones más cercanas puede ser maravillosa.

Comunicarse claramente: tanto la alegría como la tristeza o el disgusto, no es recomendable guardarse las emociones porque esto trae malestares. Como en toda relación en ésta creceremos con el tiempo, por lo que es indispensable abrirse con la otra persona y ser receptiva con ella. Adicionalmente, es muy beneficioso decirle cuanto la queremos aunque esté lejos, de hecho es válido hacerlo con mayor recurrencia porque no está tan cerca como para advertirlo en los detalles cotidianos.

Usar la tecnología a nuestro favor: podemos afianzar los vínculos a través de las comunicaciones por teléfono, mensajes de texto, vídeo llamadas e incluso correos electrónicos. Escribirle mails detallando ciertas experiencias, compartir imágenes e incluso películas que llamen nuestra atención también permitirá conocernos más. Para los asuntos más importantes siempre será mejor la llamada debido a que permite escuchar las inflexiones de la voz y comprender cabalmente lo que quiere decirnos la otra persona.

Reunirse periódicamente: siempre es bueno establecer una fecha aproximada en la cual ambos estaremos disponibles para encontrarnos, pero esto dependerá de muchos factores que cada pareja deberá analizar. Además, es recomendable que no sea siempre la misma persona la que se desplace sino que el esfuerzo sea mutuo. Lo más importante es planificar las actividades juntos, tratar de complacer los gustos de ambos y por supuesto vivir a plenitud el momento compartido.

Tener planes para el futuro: además de los encuentros, llegará un momento en el cual la relación deberá ir hacia adelante, en la búsqueda de algo más que afiance a ambas partes. Es importante conversar con el otro acerca de nuestras metas y saber si está dispuesto a acompañarnos. Cuentas claras conservan amistades y también relaciones, sobre todo si estas son a distancia.

Pensamientos positivos: una actitud optimista siempre es beneficiosa para el cuerpo, la mente y el alma, por ello no debemos dar cabida a pensamientos negativos ni albergar disgustos innecesarios. Una mente clara y mucha fe son indispensables para sobrellevar la distancia e incluso hacer frente a los comentarios escépticos de quienes a partir de una mala experiencia vaticinan el fin de las relaciones de los demás.

Ocupar la mente: lejos de estar todo el día pensando en el próximo encuentro, hay que cultivar los sueños propios y planificar nuestras metas individuales. Estar bien con nosotros mismos es el primer paso para estar bien con los demás.

Controlar los celos y la ansiedad: confiar en el otro y comprenderlo nos beneficia a ambos. La desconfianza revela inseguridad y la pareja no puede ser controlada. Asimismo, hay que mantener en la raya las obsesiones, sobre todo con el teléfono y las comunicaciones en general, el otro necesita su espacio, por lo tanto si en algún momento no responde de inmediato eso no se traduce en desinterés o engaño.

Al final la calidad de una relación no se mide en tiempo de duración o distancia recorrida sino en lo mucho que nos permita crecer. Así que a disfrutarla.

Summary
Relaciones a distancia
Article Name
Relaciones a distancia
Description
Actualmente son frecuentes las relaciones a distancia. En este artículo te mostramos los problemas que se presentan de manera recurrente y cómo enfrentarlos.
Author
Publisher Name
Amor y Pareja
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *