Conseguir pareja a los 30 años

¿Por qué es complicado conseguir pareja a los 30 años?

Podríamos clasificar el amor, justamente, en tres décadas. A los 20 se trata de algo desenfadado, para pasarla bien. A los 30 años, aprendes lecciones y hay cierta madurez. A los 40, “pagas los tragos”. Eso lo dicen en una de las series –de tv– más honestas que pueda existir acerca del amor y la soltería: Sex and the City. Si no la has visto, no sigas perdiendo el tiempo. Básicamente, se trata de 4 amigas que andan entre los 35-45 años, son profesionales, independientes, inteligentes y muy solteras –con unas que otras relaciones amorosas que van de paso (aunque al final logran tener una pareja estable) –. Ellas supieron romper los cánones de una sociedad prejuiciosa y muy poco amigable con las mujeres –cuando se trata de su estado sentimental–. También te muestran el panorama que «impide» conseguir pareja a los 30 años.

Sabemos que la sociedad impone (sí, impone) ciertos parámetros que, si no cumplimos, podríamos ser vistas como los bichos raros, las que se quedaron a vestir santos, las que perdieron el tren, las dueñas de gatos que tejen frente a la ventana tomando café, y un sinfín de etiquetas ridículas que nos hacen sentir solas y muy poco queridas. Y es que lo “establecido” es enamorarse, casarse y tener hijos, para entonces garantizarnos un maravilloso futuro.

Lo bueno es que ya eso ha venido cambiando con el tiempo. Ciertamente podemos sentirnos más libres y con mucho menos presión. Esto de la generación millennial ha servido para desatar las cadenas de lo que antes era “bien” o “mal” visto. Si llegaste a los 30 y sigues soltera –o soltero- probablemente se deba a que escogiste ciertos rumbos y preferiste dejar el amor en un “stand by” mientras te dedicabas a otras cosas. Pero, vamos, en algún momento todos queremos volver a sentir ese cosquilleo, ese romance y esa complicidad tan característicos de quienes se enamoran.

No es que sea justamente “difícil” conseguir pareja después de los 30, solo que la “visión” del amor, a esa edad, se va transformando. Lo que veías como un amor verdadero a los 20, puede que a los 30 te parezca una idea totalmente descabellada. Recuerda que, mientras pasan los años, vamos viviendo nuevas experiencias que nos hacen crecer y modificar nuestras percepciones. A continuación, te nombraré las posibles razones por las que no consigues pareja después de los 30 años.

5 Razones por las que probablemente no has podido conseguir pareja a los 30 años (o un poco más de edad)

Conseguir pareja a los 30 años

Te dedicaste a tus estudios y a tu carrera

Esta suele ser la razón más común de por qué no se consigue pareja después de los 30 años. Bien, aunque el amor y la profesión no deberían ser excluyentes, hay personas que necesitan concentrarse por completo en una sola cosa. Por ejemplo, hay quienes prefieren dedicarse a su carrera y no tener más nada que los distraiga. Hay otros que pueden hacer las dos cosas al mismo tiempo y ambas les salen bien. Se trata de personalidades y de preferencias. No hay absolutamente nada de malo en querer dedicarte por completo a tu profesión, al contrario, es sexy. Ese aire de independencia es muy atractivo. Pero, ya sabes, si estás leyendo este artículo es porque, seguramente, has vuelto a abrirle las puertas al amor y capaz tu corazón quiera ser alimentado. Lo que sí te pido, por favor, es que no busques amor por desespero (de ahí no sale nada bueno).

Sucede que, después de haber cumplido satisfactoriamente tus objetivos académicos, y de encontrarte ahora ejerciendo tu profesión, quieras compartir tu vida al lado de alguien. Entonces, cuando finalmente vuelves al juego de la seducción, te encuentras con que algunos de tus amigos o amigas ya tienen familia y se dedican 100% a ella. O sea, que quienes te acompañaban a las fiestas, ahora están ocupados, y no tienes quien se junte contigo un viernes por la noche. Eso no es excusa, puedes salir tu sola y empezar a socializar por tu cuenta. Además, algo me dice que seguro conoces a una o varias amigas que se encuentra en la misma situación que tú, con las cuales puedes salir a conocer gente. Why not?

Con respecto a este tema, un obstáculo para conseguir pareja a los 30 también podría ser el hecho de que hay hombres que sienten cierto temor hacia las mujeres que han cumplido sus metas y que son autosuficientes. ¿Por qué sucede esto? Pues porque en la sociedad hay una concepción absurda de que una mujer treintañera –sin pareja– es una mujer rara, loca y conflictiva. También, claro está, ese miedo viene por machismo. Sin embargo, hay hombres que han aprendido la lección, se han liberado de los prejuicios y les resulta súper atractiva una mujer independiente, inteligente, con proyectos, que se encuentra en la cúspide de su carrera y que no le teme a nada. ¡Hurra por eso!

A los 25 rompiste con una relación de 5 años, y ahora llevas otros 5 sin querer aventurarte en el amor

Típico, tuviste una relación tan magnífica, que así como vino se fue (sea cual sea la razón de la ruptura). Pasaste tu duelo (en el que te quejabas del amor, andabas de grinch y no soportabas a las parejas que paseaban en los parques agarradas de las manos), comenzaste a superar lo acontecido (ya aquí podías ver las comedias románticas sin romper en sollozos o lanzar el control a la pantalla del televisor), empezaste a dedicar tiempo para ti (o sea, aprendiste que estar sola –o solo– no es malo, y que has descubierto cosas de ti misma que te encantan, por eso ahora te conoces y te valoras más). Evolucionaste. Te diste cuenta que el amor no es malo –que malas son las personas que juegan feo y no saben lo que quieren–.

Ahora tienes 30 y quieres volver a empezar, pero tal parece que no consigues al indicado o a la indicada. Bueno, ¿cuál es el apuro? Llegará en el momento menos esperado, pero debes empezar a socializar, salir más. Ahí afuera hay mucho de qué reír y disfrutar. Solo que, no lo hagas con la única idea de conseguir pareja, hazlo solo para conocer gente, entablar buenas amistades, es muy seguro que consigas al indicado de esta forma. Las cosas con calma. Cuando cocinas a fuego lento, todo queda en su punto; en cambio, si lo apresuras, se quema, y a nadie le gusta la comida quemada.

Te divorciaste y tienes hijos

Capaz no tuviste suerte en tu matrimonio y, bueno, ahora tienes hijos y estás divorciada. O, en su defecto, eres madre soltera desde que te enteraste que estabas embarazada. Si eres hombre, seguramente algo pasó y ahora estás tú solo con tus niños. En fin, el caso es que tienes hijos. Pues, te digo, esto sinceramente no debería ser obstáculo para abrirte de nuevo al amor porque, quien te quiera, debe hacerlo con todo y tus pequeños. Sabrás que una persona no vale la pena si ve a tus hijos como un problema. Tampoco es justo que tú misma –o tú mismo– pongas de excusa a tus niños para no darte una oportunidad en el amor, simplemente porque tienes miedo a otra decepción. Si realmente estás preparada para tener otra pareja, entonces debes liberarte de las inseguridades.

En caso de que tus hijos te celen por alguna razón (porque capaz no quieren que su figura materna o paterna se vean reemplazadas por personas desconocidas), hazles entender que eres merecedora –o merecedor– de comenzar de nuevo. Debes mantener siempre una buena comunicación con ellos, sus opiniones deberían ser importantes para ti, pero no cuando los mueve el egoísmo o la manipulación.

Tuviste hijos a temprana edad y ahora quieres dedicarte a cumplir tus sueños

Esta es una mezcla de la primera y tercera razón, pero en sentido inverso. Mejor te lo ilustro con una historia real.
Conocí a una amiga que tuvo su primer hijo a los 18 años. Luego el segundo a los 20 años, y el tercero a los 25. Los dos primeros son de un mismo hombre, y el otro de un hombre distinto. Con ninguno de los 2 tuvo suerte. Ella siempre quiso ser modelo y actriz, pero nunca se dedicó a ello por sus hijos. Se frustró, se entristeció, vivía con el papá del tercer hijo, pero no se sentía plena ni enamorada, quería hacer lo que le apasionaba. Decidió, a los 31 años, separarse de su pareja y dedicarse a cumplir su meta. Se inscribió en clases de actuación y modelaje. Como realmente tiene el porte, ha ganado certámenes de belleza y actualmente se encuentra grabando en algunas producciones, no muy conocidas, pero que la llenan. Se dedicó por completo a ella. Además está claro que, cuando tú misma logras hacerte feliz, te ves incluso más bella.

Actualmente, tiene 36 años y hace unos 5 meses conoció a un hombre con el que ahora está llevando una relación amorosa que luce realmente saludable y muy bonita. El logro está en que no lo buscó por desespero, ella no necesitaba a alguien para sentirse completa, logró cumplir su sueño y por eso estaba feliz, con buena vibra, atrayendo cosas positivas.
Mientras estuvo soltera, se dedicó a sus proyectos, los cultivó y recogió su cosecha. Capaz te sientas identificada con esta historia porque la tuya es parecida, o conoces a alguien que ha pasado por algo similar. De repente no has conseguido pareja todavía, pero hay alguien que te llama la atención o quieres probar a ver qué sucede. La decisión siempre será tuya.

Has “fracasado” en el amor muchísimas veces

Primero que todo, ¿qué es el fracaso realmente? ¿Haber tenido muchas parejas y no haber logrado atinar con ninguna? Esto queda muchísimo a consideración de cada quien. Hay personas que ven una enseñanza en cada una de sus experiencias amorosas. En la sociedad siempre ha sido mal vista la promiscuidad (más hacia las mujeres que han tenido muchos hombres, seamos honestas, y eso apesta). El “fracaso” es relativo. Hay quienes piensan que la monogamia es perder tiempo, otros la consideran necesaria. Ambas visiones son acertadas.

Pero, claro, en caso de que pienses que la monogamia es perder tiempo, debes ser sincera –o sincero– con las parejas que tengas y advertirles que no estás sujeta –o sujeto– a ninguna relación, que solo quieres disfrutar la compañía y el sexo, sin ataduras. Está muy mal si ilusionas a alguien cuando en realidad no quieres nada formal, eso habla mucho de tu calidad humana. La sociedad dice que “fracasas” en el amor, cuando te ven con muchas parejas y aún no te casas con ninguna. Pero si decidiste llevar tu vida así, la opinión de los demás debería tenerte sin cuidado.

Ahora, capaz eres tú misma la que piensa que ha fracasado en el amor, porque tuviste muchas relaciones y ninguno de esos sujetos dio la talla. Diste todo de ti, te entregaste, pero te desilusionaron (además defiendes la monogamia). Esas cosas pasan, y no por eso deberías renunciar al amor. Debes tomarte un tiempo a solas y pensar qué pasa. Hay patrones que se repiten, vibras que atraemos. Esto ocurre muchas veces porque nos dejamos llevar por las apariencias (el prototipo perfecto de hombre o mujer), y no ahondamos en los sentimientos de la persona que nos acompaña.

Estas son las principales causas por las que no has conseguido pareja –o no te has dedicado a “buscarla”–, si estás caminando por la década de tus 30. Como verás, son motivos que se adaptan más a un tema generacional, de intereses. Sin embargo, te invito a leer un post con otras razones, más generales, de por qué te puede estar costando conseguir pareja estable.

Recomendaciones para encontrar pareja a los 30 años

Conseguir pareja a los 30 años

El principal problema es que, por considerar los “20” como los años de juventud y vitalidad, al pisar los 30 algunas personas comienzan a sentirse “viejas”. Grave error. Los 30 probablemente sean tus mejores años, además sigues siendo joven. A ver, hay personas de 60 que se sienten de 20 y son maravillosas. Si no lo crees, pregúntale a Baddie Winkle, una extravagante señora de 89 años, que seguro se siente más joven que una chica de 15. Si no sabes de quién hablo, revisa su Instagram @baddiewinkle.

Bien, una vez aclarado el tema de la edad y de los acomplejamientos, te daré algunas recomendaciones para conseguir pareja a los 30.

  • Ejercítate, le harás un bien a tu salud y te sentirás a gusto contigo misma. Estar bien por dentro, se nota por fuera.
  • Vístete para impresionar, con algo que te haga sentir cómoda –o cómodo– y a la vez muy atractiva.
  • Sal a conocer gente. Ve a una fiesta, sal a correr, inscríbete en cursos de baile. En fin, haz algo que te guste. Es muy probable que, haciéndolo, consigas personas interesantes con quienes hablar.
  • Si eres workaholic, detente. Necesitas tiempo para ti, y si quieres conseguir pareja, debes soltar un poquito más las responsabilidades obsesivas. Si vas a entablar conversación con alguien, apaga tu celular, los workaholics no se despegan de ellos y eso resulta repulsivo para quien está hablando frente a frente contigo. Colabora.
  • Si ya tienes a alguien que se haya fijado en ti y la atracción es mutua, salgan y conózcanse (sin apresurar nada). Si notas que es posible una buena relación, entonces no te detengas.
  • Si tienes hijos pequeños y quieres salir, no hay problema. Pídele el favor a tus padres (o algún otro familiar) para que te los cuiden una noche (o las que sean necesarias), también puedes contratar a una niñera. Basta de poner a tus hijos como un obstáculo, porque sinceramente no lo son.
  • Si tienes hijos y piensas ir en serio con alguien, planea una salida para que ellos conozcan a tu candidato –o candidata–. Es muy importante que haya buenas relaciones entre ambas partes.
  • Atrévete a dar el primer paso. Empodérate. Un simple “hola” puede ser el preludio de muchas cosas. Rompe el hielo.
  • Coquetea. Es divertido y te hará sentir como en un juego. No es tan difícil y no necesitas ser experta. Con una simple sonrisa y una mirada, es suficiente.
  • No des la impresión de urgida, por favor. Eso espanta a cualquiera, o atrae a los no indicados.
  • Sé tú misma (y no es cliché, es en serio). La persona indicada se enamorará de tu verdadero ser, no tienes que ponerte máscaras.

Frases inspiradoras de Sex and the City, para que te sientas poderosa a los 30 y la soltería no sea algo de qué avergonzarte

sex and the city

Está claro que, cuando se trata de amor, los libros, las películas y los programas de tv, nos pueden ayudar a ver un panorama muy amplio acerca de las relaciones amorosas y sus dinámicas. Es pertinente nombrar a Sex and the City en este artículo porque, como mencioné al principio, se trata de mujeres de unos 35-45 años, que reflexionan acerca del amor, la soltería y el sexo a esa edad.

Aquí, algunas de sus frases más poderosas:

“Te amo, pero me amo más a mí”.

“Ser soltera solía significar que nadie te quiere. Ahora significa que eres bastante sexy y que estas tomando tu tiempo decidiendo cómo quieres que sea tu vida y con quién la quieres pasar”.

“Soltera y fabulosa, punto de exclamación”.

«Quiero disfrutar de mi éxito, no disculparme por él».

“Tal vez algunas mujeres no están hechas para ser domadas. Tal vez necesitan correr libres hasta que encuentren a alguien tan loco como ella con quien correr”.

“Al final, la relación más emocionante, difícil y significativa de todas es la que tienes contigo misma. Y si encuentras a alguien que te ame como tú quieres… Bueno, ¡eso ya es fabuloso!”

“Tal vez nuestros errores son los que hacen nuestro destino. Sin ellos, ¿que la daría forma a nuestras vidas? Tal vez, si no nos alejáramos del camino no nos enamoraríamos, o tendríamos bebes, o ser quienes somos”.

“No puedes dejar de ser quien crees, por tener miedo”.

«Escuchadme: el tío perfecto es una ilusión. Empezad a vivir vuestras vidas”.

“Algunas historias de amor no son novelas épicas, algunas son cortas, pero no por eso tienen menos amor”.

«No soy esa clase de mujer que se sienta en casa todo el día esperando a un hombre”.

“El hombre pudo haber descubierto el fuego, pero la mujer descubrió como jugar con él”.

“Las relaciones no son para jugar. Son para una comunicación madura y honesta”.

“Solo creo que, si en realidad crees en una relación, debes esforzarte”.

Como verás, nunca es tarde para comenzar de nuevo. La persona ideal llega cuando realmente estás preparada para ello. Siéntete orgullosa de tus logros, de todo lo que has forjado en tus años (que no son muchos, porque a los 30 sigues siendo joven). Mantén siempre una actitud positiva y atrévete a conquistar al mundo para tenerlo a tus pies.

 

Él opina:

Yo tengo varias amigas y amigos a quienes aprecio muchísimo, que se encuentran en esta situación (en los 30, casi en los 40 y sin una persona con quien compartir) y no creo que hayan llegado a esta situación por ninguna de las razones dadas en este post. Para estar en los 30 sin un novio serio es tan fácil como que tuviste un par de relaciones largas que no tuvieron final de película, o por lo menos no de la película que tú querías.

El punto importante es seguir manteniéndose UP en el mercado. Voy a hacer una analogía que yo me decía a mí mismo cuando estaba soltero. En términos de negocios se dice que una empresa para vender tiene que mantener 3 factores activos: Un buen tráfico o flujo de potenciales clientes, una buena estrategia de venta y un buen producto, si tienes esos 3 factores al día, no hay manera que algo no se venda. Lo que quiero decir con esto es:

1) Hay que seguir saliendo y conociendo gente nueva y gente que nos presente más gente, que tarde o temprano, aunque sea por estadística alguien interesante va a aparecer.

2) Hay que mantenerse en estado agradable (desde el punto de vista físico), y mandar las señales correctas (más de: «soy una persona sensacional y feliz» y menos de: «ven y fóllame que estoy desesperada», o «a mí ni Dios me quiere»).

3) Tenemos que trabajar con nosotros mismos: sanar relaciones pasadas, cambiar los preconceptos que tenemos de las relaciones de pareja, aumentar el autoestima, leer y culturizarnos, cambiar malos hábitos (ej: alcoholismo, ser explosivo, o hiriente), etc.

Hay que tomar en cuenta que, después de los 30, tanto los hombres como las mujeres se fijan en cosas más allá del físico, y se sienten atraídos por personas que son intelectualmente interesantes, características admirables en la otra persona, buenos compañeros de equipo, y sobre todo posibles socios en la crianza de unos chiquiticos por venir. Créanme que si yo no le hubiese encontrado a una persona rasgos de ser admirable, culta, con posibilidad de ser una buena madre, no me caso.

 

 

2 comentarios en “¿Por qué es complicado conseguir pareja a los 30 años?

  1. esta probado que las mujeres que están en la fase tres de edad ( TREINTA AÑOS ) y no tienen pareja, no piensan tener hijos, se dedican a viajar, o estudiar varias carreras , criar perro y gatos , ocultan serios traumas y trastornos emocionales extremos. ósea al estudiar varias carreras, y dedicarse a viajar simplemente seria un escudo protector , para desviar la realidad q los agobia .. pregunto para q tiene útero si no funciona? , para q menstrúan si no se embarazan?, para q tiene senos si nunca darán de lactar?…simplemente son mujeres anomalas.

  2. puede ser verdad, pero se ve muy extraño y raro que una persona este sola, al margen de haber logrado varias carreras, tener éxito profesional , ganar o tener buenos ingresos económicos y por sobre todo que llegada a determinada edad no tengan hijos…la verdad solamente esta dentro de ellas y lo mas probable es q la causante es a nivel mental. ( la naturaleza del ser humano es ser un ser sociable, solamente las personas q se aíslan lo hacen por razones de desordenes emocionales que les impiden vivir en sociedad )
    conozco a varias mujeres así, que son bastante raras en su conducta, viven con sus madres o alquilan una habitación solas….!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.