Archivo de la categoría: Amor

tomar a la novia en brazos

La tradición de tomar a la novia en brazos, ¿qué significa?

¿Alguna vez te has preguntado de dónde proviene esa tradición de tomar a la novia en brazos, luego de casarse? Seguramente sí, y por eso estás leyendo este artículo. Pues te diré que su origen tiene varias versiones, unas más románticas que otras.

La versión más aceptada en diferentes culturas es la superstición de que los pies de la novia no deben tocar el suelo al llegar a la habitación donde pasarán su primera noche de casados, tampoco deben tocar el suelo de su nuevo hogar. Por eso el novio debe cargarla en ambas oportunidades. Podría ser toda una proeza si el novio es muy delgado y la novia está rellenita, pero de acuerdo con la tradición, igual tiene que hacerlo.

Veamos los dos lados de esta tradición: el lado iluminado (o romántico) y el lado oscuro (o no tan romántico).

El lado romántico y protector

Se trata de un rito que muchas parejas hacen en la actualidad, aunque desconocen su significado. Sus orígenes se encuentran en la antigua Roma, cuyos habitantes creían en la existencia de espíritus malignos que se posaban en las entradas de las casas.

Por lo tanto, como una forma de proteger a sus mujeres, los novios las cargaban en sus brazos para impedir que pisaran algún designio de los malos espíritus regados en el suelo de la casa. El velo y las damas de honor tenían la misma función.

Asimismo, en la misma cultura existía la creencia de que tropezarse era un augurio de mala suerte para el futuro del matrimonio. Por lo tanto, para evitar que las novias se enredaran con sus largos vestidos y se tropezaran al entrar al hogar, los hombres las cargaban.

No conforme con eso, también debían entrar con el pie derecho, lo cual simboliza la buena fortuna, de manera que en el futuro a los novios no les faltara nada. En conclusión, se trata de una costumbre que esconde un sentido romántico, simbólico y de protección que no pasa de moda.

El lado oscuro de la historia

Pero como en todo cuento de hadas hay una bruja que quiere arruinarlo todo, hay cosas que capaz no son lo que parecen. Así como Disney adaptó los oscuros cuentos de los hermanos Grimm y los convirtió en historias fantásticas para niños, así podría haber ocurrido con esta tradición. ¿Qué pasa si las versiones antes descritas tienen la finalidad de tapar algo un poco más “perverso”? Veamos.

Tal parece que el asunto tiene que ver con el rapto de mujeres. Es decir, llevarse mujeres a la fuerza y a las malas. Hay muchísimas historias con respecto al rapto de mujeres, pero la más famosa es el mito romano del rapto de las sabinas.

El mito del rapto de las sabinas

Cuando Rómulo fundó Roma y las primeras instituciones, se dio cuenta de algo terrible: faltaban mujeres. Sin mujeres no podían crear descendencia y poblar la ciudad. Ante esto se le ocurrió una idea: organizar unos juegos e invitar a las poblaciones vecinas para que participaran.

Pues bien, asistieron muchas tribus, pero los sabinos destacaron en número, llegando en masa y acompañados por sus mujeres e hijos. Acogidos como huéspedes, los sabinos pudieron disfrutar alegremente del esplendor que Roma había alcanzado en tan poco tiempo, y asombrarse ante todas las nuevas construcciones.

Pero cuando llegó la hora de comenzar los juegos su asombro tornó en horror. A una señal, los jóvenes romanos tomaron al unísono a las doncellas sabinas y se las llevaron a sus respectivas casas, sin que los padres de las muchachas pudiesen hacer nada por evitarlo.

Después de muchos intentos en los que los sabinos se organizaron para luchar y recuperar a sus mujeres, resulta que ellas se enamoraron de sus raptores. Los soldados de ambos bandos tuvieron que parar las batallas y hacer una alianza. Desde entonces los romanos y los sabinos formaron un solo pueblo.

Versión goda

Tiene que ver con el rapto de las mujeres y más directamente con la tradición de cargar a la novia. La historia señala que los godos, un pueblo germánico, debían raptar mujeres de tribus cercanas cuando en su poblado no había suficientes. Lo hacían para saciar su sed sexual y para casarse con la más bonita, como si fueran objetos.

Una vez que escogían la que más les agradaba, la tomaban en sus brazos y se la llevaban. Lo hacían así porque para adueñarse de la chica, ella no podía pisar el suelo durante el trayecto desde el lugar del secuestro hasta su nuevo hogar. De lo contrario, la mujer quedaría en libertad.

Versión machista

Por si fuera poco, también hay una versión machista. Cuando el hombre carga a la mujer en sus brazos, significa que él es el más fuerte y que en la casa se hace lo que él diga. Ella se deja cargar como muestra de sumisión y debilidad.

¿Con cuál de todas las versiones te quedas tú? Digamos que es cuestión de perspectivas. Pero para no arruinar la emoción del momento, mejor apostemos por la versión romántica. Total, cuando hay amor todo se vale.

que hacen los amigos con derechos

Cosas que hacen los amigos con derechos

¿Quieres saber las cosas que hacen los amigos con derechos para estar al tanto de todo?

¡Sigue leyendo!

 

La vida normalmente hace que vivamos situaciones que antes desconocíamos totalmente, entre circunstancias, lugares y personas, siempre conocemos a alguien que llama nuestra atención. Por distintas razones, a veces no concretamos una relación común de pareja con alguien, pero nos sumergimos en una relación más relajada, sin tanto protocolo, que lleva a una sola finalidad: el disfrute pleno con libertad. A esto le llamamos una relación tipo: “Amigos con derechos”, o también conocida como: “Amistad con derecho a roce”. Pero sinceramente debemos conocer esta definición, ya que normalmente se presentan situaciones de incomodidad, enredos de sentimientos y ganas de establecer algo más potente.

Por esto es importante enfocarnos en saber qué es un amigo con derecho. Etimológicamente hablando, la palabra “amigo” proviene del latín “amicus” que deriva del verbo amor. Por su parte, la palabra derecho tiene relación con la palabra latín “directus” que significa lo “correcto”. Por ende podemos denominar a los amigos con derecho a esas personas que le podemos dar amor de una manera correcta. Pero ¿cuál sería la manera correcta? Es una pregunta retórica, pero para este caso, dicha manera es una que se adapte a los entandares de este tipo de cercanía: Derecho a todo, menos a involucrarnos “más allá”, como bien se ha dado a mencionar.

Así mismo, la amistad con derecho a roce, actualmente y de acuerdo con muchas investigaciones, es una relación de pareja que busca combinar la vinculación afectiva levemente, emplear todos los comportamientos y actitudes que encontramos en una amistad, y aparte, constituir la posibilidad de mantener relaciones íntimas o sexuales, sin un total compromiso. Nótese con todo esto que la modalidad de emparejamiento ha existido desde la época de la prehistoria, pero a diferencia de los estándares, la amistad con derechos busca la menos vinculación afectiva, constituyendo a su vez menores obligaciones que un noviazgo, y demostrando que tendrá un grado alto de amistad y complicidad entre ambas personas.

Naturalmente, y como ya hemos nombrado, este tipo de relación de amigos con derechos tiene distintas apreciaciones informales a nivel mundial como: “amigovios”,  “amiguitos”, “amigos relajados” “garchamigos” entre otros.

 

Lo que hacen los amigos con derechos

No existe compromiso amoroso

Una relación de este tipo evita que los encuentros sean del tipo afectivo común, es decir, se busca disfrutar de una compañía pero no de manera protocolar, normalmente el fin de las personas sumidas en esto es la exploración sexual, sin ningún tipo de tabú o presión social.

No se tiende a comentar este tipo de relación con personas cercanas

Es importante mantener los parámetros de confidencialidad, se supone que es un secreto que ha de ser guardado. A la hora de comentarse pudiese existir distintos problemas, ya que al analizar la situación quizás uno de los individuos se empiece a sentir débil, por no sentirse totalmente valorado o verse como una opción entre tantas opciones.

Existe derecho de salir y relacionarse con otras personas

Como no es una relación estándar y no existe un compromiso de fidelidad, las personas salen con quien les plazca, consiguiendo lo que desean de otro, sin preguntarse mucho las cosas, solo sintiendo y dejándose llevar por las emociones del momento.

No existen reglas para fortalecer la relación

Como ya se ha nombrado, existe el libertinaje, no existen reglas típicas como: Avisar de su rutina, salir a celebrar la unión, conocer a familiares o amigos de la persona. Lo importante es llegar a una especie de acuerdo para consolidar citas y salir a relajarse y a pasarla bien.

No debe darse pie a sentir amor convencional

Los amigos con beneficios, ante todo, deben estar claros de lo siguiente: “el que se enamora pierde”. Debe existir una sinceridad plena, dejando claro qué es lo que esa persona puede obtener de la otra, sin horarios ni referencias, pero con espontaneidad y con mente abierta.

 

Reglas de los amigos con derechos

Más allá de todo esto, si en este momento te encuentras en una relación con dichas características, debes tener en cuenta los siguientes pasos para que puedas hacerla funcionar, se supone que, en sí, no tiene reglas adjudicadas, pero como todo, necesitas poner como dicen por ahí: Los puntos sobre la íes. Así que necesitas:

Ser una persona totalmente honesta

Se debe evitar mezclar sentimientos de otra índole, sabiendo ya que tienes que jugar de forma diferente tus cartas, al marcar una relación no convencional, debes tener en claro que no vivirás lo mismo que un noviazgo. Por ejemplo, esa persona no estará contigo todos los días estableciendo reglas de horarios para encuentros. Sin emocionarte mucho por lo que está sucediendo, te beneficiará. Es importante que sepas que no consiste en hacer caso omiso a las sensaciones, pero sabes que conseguirás un punto donde debes controlarlas, al ser sincera(o) con tu compañero(a), en muchos sentidos (como hablar de qué te gusta en la convivencia sin tabús, qué no te gusta, de qué tiene derecho esa persona contigo) evitarás posibles altercados futuros.

No debes convertir a tu amigo en amante

Esto normalmente ocurre y cosiste en que se desea dar un pie más allá, esa persona se está convirtiendo en una opción para querer convertirla en pareja estable. Siempre se debe recordar que hay una diferencia entre sexo y amor, y los “amigos con derechos” sólo tratan sobre sexo normalmente, y alguna que otra experiencia de fiesta o diversión, pero más nada, no se deben cruzar los límites.

Evita los celos a como dé lugar

Una vez que se establezcan ciertas normas y límites, los celos no deben tener algún tipo de presencia. Si bien es difícil, porque el ser humano al relacionarse con alguien siempre va a verse tentado a tener sentimientos más profundos, en este caso NO DEBES HACERLO. Por ejemplo, si ves a tu amigo con derecho tratando con otra persona, bailando o incluso besándose con otra persona, no debes entrometerte, ya conoces las reglas, y debes mantenerte firme, o todo acabará realmente mal.

Establecer reglas en cuanto a trato y manera de desenvolverse

No es recomendable incluir al otro individuo en tus rutinas diarias, deben verse de manera esporádica, no debes lidiar con esa persona y tu grupo de amigos y familiares de manera simultánea. Esto, aunque no lo quieras, traerá malestar ya que generará cierto grado de dependencia (así como lo trae una relación amorosa estable). Se debe también evitar darse regalos, esto establece conexiones de otra índole entre tú y la otra persona, recuerda que un amigo con derecho es algo pasajero y relajado. Evita los estándares sociales comunes y enfócate en disfrutar de esa manera lo que estás buscando: una forma libre sin tantos proyectos a futuro.

No se debe perder la amistad

Una relación con beneficios no es sencilla, pero siempre hay que tratar de tener la amistad vigente. Si bien con estos derechos podemos sentirnos a veces de una manera negativa, tienes que tener en cuenta que eso fue lo que se decidió, y más que una especie de “amante” (por así decirlo) esa persona es tu compañera en el viaje de la libertad. Es cuestión de madurez y organizar cada uno sus prioridades, establecer parámetros y saber declinar cuando exista una presión que no va de la mano con el contexto de: “Amigos con derecho a roce”.

 

Puntos negativos y positivos de consolidar una relación de “Amigos con beneficios”

Como todo tipo de relación interpersonal, esta no se salva de tener cosas buenas y cosas malas que han de evaluarse, por eso podemos nombrar algunas características para conocerlas a fondo.

Puntos positivos:

Si bien sabemos que al tener libertinaje de formas de pensar y actuar, también conocemos una relajación sexual, amigos con beneficios significa llevar las cosas a la ligera, por ello:

Se libera la tensión sexual

Si bien conociste a tu compañero para este tipo de relación siendo tu amigo antes, o es conocido y poco allegado a tu vida, se tiene la posibilidad de liberar el deseo sexual sin comprometerse. Puedes construir confianza, conocer cómo actuar ante una situación sexual no tan convencional y delimitar gustos sexuales, pues se trata de conseguir espontaneidad y placer.

Se desarrolla una confianza diferente

Lo bueno es que al adentrarte en este mundo, puedes crear confianza en ti mismo al mismo tiempo que creas confianza con la otra persona. Se sabe que existen reglas, y una es conservar la amistad, conocer el cómo tratar a una persona de forma no amorosa. Se refiere a una paz, porque todas la cartas están echadas en la mesa, puedes ser tú mismo(a) sin miedo a que te cataloguen de no seguir instrucciones sociales preestablecidas.

Puntos negativos:

Ahora que conocimos dos puntos positivos que no tienen comparación, también es necesario ver la otra cara de la moneda. No todo siempre es color de rosa, y tanta búsqueda de relajación puede acarrear estos problemas:

Desarrollar emociones incontrolables

Se puede correr el riesgo de enamorase de tu compañero(a) de aventuras. Está comprobado que al tener relaciones sexuales varias veces con una persona, crea cierta afinidad sentimental, trayendo como consecuencia una serie de emociones difíciles de expresar de forma correcta, esto se debe a las reglas antes infundidas.

En ocasiones no permite buscar una relación con compromiso

Al frecuentar tanto con una persona y tener relaciones sexuales, se crean ciertos tipos de sentimientos, por ende, se puede sentir síndrome de permanencia y no ver más allá de lo que tenemos en frente. No se puede delimitar a ciencia cierta si se quiere seguir siendo una persona desapegada emocionalmente, desistiendo automáticamente de conocer otras formas de placer.

Con todo esto expuesto, se debe analizar muy bien antes de terminar involucrado en una relación de este tipo. No todo es malo ni bueno, todo consiste en ser balanceados, en delimitar si tenemos la fuerza necesaria para no comprometernos, ya que, siendo sinceros, el ser humano siempre busca el amor. Con todo y esto, no está mal explorar otros mundos, pues de todo se aprende. Al tener “Amigos con derecho” podemos conocer facetas de nosotros que antes no conocíamos.

 

¿Cómo pasar de ser amigos con derechos a algo más?

Si ya tienes demasiados sentimientos encontrados con tu pareja ocasional, la relación se ha tornado algo intensa, y los puntos de una relación sentimental han salido a flote, se supone que estás a punto de poder pasar la línea, e intentar algo nuevo.

Ahora ¿cómo saber si ya es tiempo? A partir de acá pudieras analizar un poco más para decidir si vas a dar el siguiente paso:

Tú “amigo(a) con beneficio” te dejó en claro que no ve a nadie más

Se han encontrado en distintos sitios y ha surgido la duda en ambos de si se han vuelto amigos exclusivos, y se llega a la conclusión de que sí. Es un paso interesante, ya que se demuestra de parte de los dos que su compañía es más que suficiente para satisfacer las necesidades de ambos.

Te presentó en su círculo de amigos

Una vez que ha pasado este tramo, se demuestra que le interesa tenerte cerca, y si por tu parte también sucedió lo mismo, es una clara muestra de interés, ya que una de las reglas es mantener la relación de forma clandestina.

Han nombrado a cada uno en su futuro

Así sea que se ven juntos en un corto, mediano o lejano plazo, han hablado de hacer cosas juntos en un futuro, sin estar escondidos, sin miedo de sobrepasar los límites de la relación que venían considerando como plena. Es importante que no se confunda este punto, ya que solo condecirte que quiere salir contigo a comer a solas, no significa en realidad que será a diario. Pero ten en cuenta que si hablan de eso y se lo participan en varias conversaciones, o incluso han pasado tiempo de ocio juntos sin pensar en las reglas, puede suceder y se tiene que estar preparado, y saber también realmente lo que se quiere hacer.

Te llama y te escribe a diario

Ya no es algo íntimamente sexual,  se llaman y escriben para saludarse, contarse su día, desahogarse de algún inconveniente, entre otros. Esto indudablemente muestra interés, los amigos con derecho no desarrollan este tipo de trato, es algo muy casual. Pero si notas que ya los límites están siendo sobrepasados y te sientes conforme con eso, sigue adelante, abre paso a la sinceridad e intenta cambiar las cosas si así realmente lo deseas.

En conclusión, una relación con beneficios es divertida, pero tenemos que tener claro qué obtenemos y qué perdemos. Muchas veces las cosas suceden para aprender, siempre disfruta las situaciones; y cuando algo no te guste o, al revés, cuando algo te guste demasiado, sé sincero(a) contigo mismo y los demás, y la vida será como una montaña, donde conseguirás todos los artefactos para poder escalar sin problemas.

 

Nuestros productos recomendados

Hombre enamorado en silencio. Hombre con corazones. Guapo con corazones

Comportamiento de un hombre enamorado en silencio

Hay veces que, cuando el muchacho es muy tímido y no sabe expresar sus sentimientos, algunas señales, sobre todo su lenguaje corporal y sus actitudes, indican que le atraes mucho. Por eso, en este post te enseñaré cómo se comporta un hombre enamorado en silencio, para que prendas tus radares y detectes con facilidad si le gustas a ese chico guapo pero introvertido.

Casi siempre solemos pensar que los chicos no tienen problemas en declararse a la mujer que le gusta. Sin embargo, resulta muy común que algunos hombres sean súper tímidos y se callen lo que sienten por la chica de sus sueños. Eso ocurre porque ellos también tienen inseguridades y le temen al rechazo o al fracaso.

Actitudes de un hombre enamorado en silencio

Hay algunos comportamientos muy comunes en los chicos que se guardan sus sentimientos y prefieren tenerlos en “secreto”. Lo cierto es que lo que la mente quiere ocultar, el cuerpo se encargará de decirlo. Así que por más que el muchachito quiera esconder su cariño o amor por ti, el lenguaje corporal lo delatará.

  1. Mirada persistente

Sus ojos te siguen, se la pasa mirándote pero no se atreve a hablarte. Siempre se fija en lo que haces cuando estás cerca, te observa detalladamente; pero es probable que muchas veces no te des cuenta porque lo que tiene de tímido lo tiene de astuto y, cuando tú volteas, él desvía la mirada.

  1. Es Droopy: aparece casi siempre donde tú estás

Sabe los lugares que sueles frecuentar y, casualmente, se aparece en esos sitios cuando tú andas por ahí. Lo hace repetidas veces, aunque siga sin poder declararte sus sentimientos.

  1. Busca cualquier mínima excusa para estar cerca de ti

Hace cualquier cosa por estar cerca de ti, siempre tiene alguna excusa para andar a tu lado. Por ejemplo, cuando salen en grupo para ir al cine, él hace lo posible para sentarse a tu lado y que parezca “casual”. A veces incluso parece un chicle pegado a ti y puede utilizar pretextos inverosímiles para poder verte, como cuando va a tu casa a entregarte un libro o un pañuelo que pudo haberte devuelto al día siguiente cuando volvieran a verse.

  1. Envía regalos anónimos

Sabe lo que te gusta, así que te envía regalitos a tu escuela, trabajo o a tu casa, pero sin firma. Él busca sacarte sonrisas sin que sepas su identidad. Para él puede ser bastante emocionante, en cambio para ti podría ser incómodo porque la incertidumbre y la ansiedad hacen de las suyas con tu mente.

  1. Habla de ti (cosas buenas) con otras personas

Como te admira, habla de todas tus virtudes con sus amigos. ¿No te ha pasado que sientes que hay personas a tu alrededor que, estando contigo, empiezan a lanzar indirectas? Bueno (entre broma y broma, la verdad se asoma), si ves que esas indirectas vienen del círculo de amistades de ese chico en particular, es porque él está babeado por ti y sus amigos lo saben.

  1. Actúa de manera tímida

Es el tipo de chicos que, con los demás, actúa de lo más relajado, extrovertido y expresivo; pero contigo es diferente por completo, le cuesta dirigirte la palabra, a veces pareciera que le caes mal, porque incluso le da pena decirte un simple “hola”.

Algo sí te voy a decir, debes saber diferenciar estas actitudes entre un chico que se babea por ti y un acosador. Los acosadores suelen actuar parecido, pero la diferencia es que tú no sabes nada de ellos en lo absoluto y lo más probable es que nunca hayas visto al acosador en persona, a lo sumo no más de una vez.

En cambio, con el chico al que le gustas, pasa lo contrario, sabes de su existencia, es alguien al que ves casi todos los días, o algunas veces a la semana, pero sabes que está ahí. Capaz no te fijes mucho en él, pero está ahí.

Si logras darte cuenta de estas tiernas señales, puedes acercarte a él y dar el primer paso de saludar y entablar una conversación, a ver qué sucede. Pilla si tartamudea o desvía la mirada, porque de ser así, es muy probable que le gustes… y mucho.

Nuestros productos recomendados

 

parejas que no hablan el mismo idioma

Parejas que no hablan el mismo idioma, ¿funcionan o no funcionan?

¿Te has preguntado alguna vez qué pasaría si te enamoras de alguien que no habla tu mismo idioma? Seguramente sí, capaz hasta te esté pasando ahorita mismo y te encuentres en esa situación. Pues en este post te diremos si las parejas que no hablan el mismo idioma funcionan o, por el contrario, están destinadas al fracaso.

Como sabrás, vivimos en un mundo globalizado, gracias a la tecnología y a las maravillas de Internet, las fronteras casi ni existen y estamos todos conectados. Así que no es descabellado pensar en parejas multiculturales, donde ambos son de distintos países y con lenguajes diferentes.

Seguro te estarás preguntado cómo hacen esas personas para hablar y entenderse si la comunicación es el pilar fundamental de toda relación. Bueno, debes estar consciente que algunas parejas que tienen el mismo idioma no es que hablen demasiado, así que, en rigor, la diferencia en el lenguaje no es impedimento alguno para comunicarse y hacerse entender; aunque, claro está, el proceso es un poquito más difícil.

¿Inglés u otros idiomas?

Pues bien, el inglés es un idioma bastante popular, sencillo y fácil de aprender. Es comercial, así que hay que aprenderlo sí o sí. Muchísimas personas hispanoamericanas, y con otros lenguajes, dominan el inglés a la perfección. Así que cuando se trata de una relación en la cual alguno de los dos sea angloparlante de nacimiento, usualmente no hay mayor complicación.

El “problema” es si no sabes hablar inglés, que también es normal que ocurra. Pero, como dije, se trata de un idioma súper fácil de aprender y, con un buen curso, puedes llegar a entender y dominar el idioma. De hecho, conozco gente que aprendió a hablarlo con tan solo escuchar canciones en inglés.

Pero con otros idiomas es más complicado, lo admito. Si hablas español y resulta que te enamoraste de un alemán, francés, ruso, chino, japonés, etc., pero tú no sabes ni papa de esos lenguajes, entonces hay que aceptar que el juego se tranca un poquito; aun así, no es obstáculo para nada.

Muchas veces, en esas ocasiones, es el inglés que sirve de salvavidas. En el mejor de los casos, si ambos saben hablar inglés, pueden entenderse en ese idioma. A mi mejor amiga le pasó que emigró a Londres y se enamoró de un ruso, ambos se enamoraron, tanto así que hasta llevan dos años de casados. ¿Cómo lo hicieron? Hablando inglés.

Debo decir que ella se fue a Inglaterra sin conocer el idioma, a lo sumo sabía presentarse y preguntar la hora, pero no lo hablaba, hizo un curso y así fue como empezó a defenderse. Luego conoció al ruso y, bueno, surgió la chispa, se comunicaban en inglés. Eventualmente ambos fueron conociendo sus idiomas nativos, él le ha enseñado ruso, y ella le ha enseñado español. Lo primero que mi amiga le enseñó a decir fue: “te amo, negrita”.

Al mismo tiempo, conozco historias en las que ninguno de los dos domina el inglés, y ambos hablan idiomas completamente distintos. Entonces, cuando se escriben por chat, utilizan el traductor. Por supuesto, ambos tienen que enseñarse mutuamente para poder entenderse luego cara a cara, aquí todo puede ser un poco más complicado. Pero repito, no es imposible.

Supe incluso de una pareja entre un francés y una latina, ninguno sabía inglés, aun así se casaron, y hasta el sol de hoy siguen juntos. Al principio recurrían a amigos que supieran francés y español, que les sirvieran de traductores, para más o menos entenderse. Luego se fueron enseñando mutuamente el idioma, pero fue él quien terminó hablando y dominando más el español.

Como verás, al final será uno quien terminará aprendiendo y adaptándose al lenguaje del otro para poder llevar la relación si hay amor. En el mejor de los casos, ambos pueden aprender los dos idiomas, pero lo primero sucede con más frecuencia.

Parejas que no hablan el mismo idioma – Consejos para iniciar la relación

Debemos tener en cuenta que, al principio, la comunicación no será el fuerte de la relación (en caso de que ninguno sepa un segundo idioma común para ambos), pero te tengo algunos tips para sacarle el máximo provecho a ese amor multicultural:

Energía y esfuerzo

Sí, cítense a una hora en la que ninguno esté muy cansado (puede ser en la mañana) para prestar la máxima atención al momento de comunicarse. Si se ven en la noche, luego de una larga jornada de trabajo, es posible que ambos no estén en el mood de parar la oreja, buscar en el diccionario, escribirse notas, explicar lo que quieren decir, etc. Así que en la mañana, cuando hay más energía y ganas, entonces hay más ánimos para  hacerse entender.

Ve el lado positivo y haz de la dificultad una ventaja

Suena paradójico, pero la diferencia de lenguaje aumentará sus ganas de hablar. De hecho, tendrán muchísimos más temas para conversar y romper el hielo porque querrán, en serio, explicarse bien. Incluso si ambos se enseñan mutuamente, la interacción aumenta y se van afianzando más. Claro, si realmente hay ganas y se quieren.

Pisa su terreno

Si está en tu país, hazle un tour y muéstrale sitios interesantes. Si eres tú la que está en su territorio, entonces dile que sea tu guía turístico. Si se encuentran en un lugar foráneo para los dos, entonces visiten algún museo u otro lugar donde se expongan las culturas de ambos, o simplemente hablen cada uno de su tierra y enséñense cosas nuevas.

Aprende el idioma

Si de verdad te gusta esa persona, entonces tendrás interés de aprender su idioma. Hazlo, además de que podrás comunicarte con él o ella, aprender un nuevo idioma le hace bien al alma porque expande mentes y abre horizontes.

Establece un lenguaje personal

Escojan algunas señas y pónganle significados. Hablen en clave que solo ustedes entiendan. Esto, además de facilitar la comunicación, aumenta la complicidad y la camaradería entre ambos.

Valora si es una relación a futuro

¿La chispa entre los dos va para algo serio? ¿Hay amor? Si solamente te fijaste en esa persona por lo exótico de su lenguaje y únicamente planeas llevártelo a la cama y nada más, entonces no vale la pena tanto esfuerzo. Pero si ves que hay corazón entre ambos y que esa relación tiene futuro, entonces adelante. Sigue todos los consejos, porque en serio lo vale.

Entonces, como puedes notar, ¡las parejas multiculturales sí funcionan!, son duraderas y son verdaderas. Cuando hay amor, no hay obstáculos, y ni siquiera el idioma puede interponerse.

 

Nuestros productos recomendados

El poder de los mitos griegos en el amor moderno

La mitología griega siempre ha maravillado al mundo, las historias de Hércules realizando los 12 trabajos para dar paz a su alma después de matar a su amada; Hades, Zeus y Poseidón venciendo a Cronos, Medusa siendo maldecida por Atenea, mitos griegos llenos de amor, lujuria, traiciones y guerras.

Si en algún momento te has sentido maravillado con las historias de la mitología griega, la idea de que estas leyendas han de hecho definido un poco la manera en la que vemos el amor, el sentimiento más poderoso del mundo, seguro te gustará aún más.

mitos griegos en el amor moderno.

Dentro de las muchas leyendas e historias que conocemos, existieron muchos personajes que representaron el amor en distintas facetas. Estas son las más importantes e influyentes:

  • El amor inalcanzable

Las ninfas representan la lucha por los amores imposibles, tal y como podemos apreciar en el mito de Dafne y Apolo, él, luego de una pelea con el Dios del deseo amoroso, Cupido,  fue maldecido, el Dios lanzó una flecha para que se enamorara de la ninfa Dafne, y está cada vez que él se acercara se transformaría en un árbol de laurel, haciendo imposible que los amantes estuvieran juntos, y al no poder estar con su amada, Apolo pasó su vida entera regando árbol con lagrimas de tristeza y dolor.

Esto, ocurre más de lo que pensamos cuando nos enamoramos de alguien que o nos corresponde o quién no podemos estar por muchas razones; Apolo vivió su vida como víctima de un amor imposible, e inmortalizó al laurel como un símbolo de victoria, de nunca rendirse.

  • La ternura como camino al corazón de una mujer

Esta estrategia de conquista fue utilizada por primera vez por Zeus, así que los hombres de estas generaciones deben agradecerle al gobernador del Olimpo y padre de los Dioses y los hombres; su método para conquistar a su segunda esposa, la hermana de Hera, Diones, su plan consistió en convertirse en un colibrí, yendo a la ventana de esta para que lo cuidara y finalmente se enamorara de él; esto demuestra que nada mejor que algo tierno para robarle el corazón a una mujer.

  • El amor homosexual

Aunque cause tanto revuelo, el amor entre dos personas de un mismo sexo existe desde tiempos inmemorables, siendo igual de puro que el amor heterosexual, tal y como podemos observar en la historia de amor de Patroclo y Aquiles, este último fue bañado por su madre, la Diosa Tetis, en la laguna Estigia para hacerlo inmortal. Con ciento de mujeres que deseaban estar a su lado, este se flechó de Patroclo, un discípulo de su familia, su amor por él lo volvió vulnerable y débil como los humanos normales, causándole la muerte durante la batalla de Troya en manos de una flecha en su único punto débil, el talón.

Su leyenda, es más allá de un “murió de debilidad por amar a otro”, es como un hombre que solo pensaba en viseras y sangre, como un Dios con una sola misión, pudo sentir lo más puro del mundo, el amor por otro ser humano, su amor, además de trágico, es leyenda.

  • Discordia y amor

Esta leyenda explica como una manzana y la malicia de la diosa Eris, pudo causar el enfrentamiento más legendario de la cultura griega, retratado en la Iliada como la batalla de Troya. Eris no fue invitada a la boda de Peleo y Tetis por ser tan problemática, pero esta igual apareció con una manzana dorada con la palabra “kallisti”, que significa “para la más hermosa”, lanzándola entre las Diosas, Afrodita, Atenea y Hera, ocasionó un conflicto que solo Zeus podía resolver, para no decidir entre dos de sus hijas y su esposa, le dio la tarea a Paris, el joven príncipe de Troya. Todas las Diosas lo trataron de sobornar, Atenea le ofreció destreza militar y sabiduría, Hera le ofreció tierras y poder, y Afrodita le ofreció a la mujer más hermosa de la tierra, Helena, la esposa de Menelao de Esparta, a quién rapta Paris.

En otras leyendas, Paris viaja hasta Esparta y desde el primer instante que se encuentra allí, Helena y él quedan completamente enamorados, locos el uno por el otro, por lo que Helena se fugó con Paris a Troya, donde enamoró al pueblo con sus encantos y desató una legendaria guerra entre Esparta y Troya. A pesar de que el conflicto duró año y tomó la vida de muchas personas, cada vez que estaban en sus alcobas, se amaban con la misma intensidad. Lamentablemente, Paris muere y Helena es devuelta a Esparta para estar con su esposo, llorando cada día del resto de su vida por su amado.

Esta leyenda muestra que el amor no se obliga y que cuando es sincero, vale la pena desatar hasta la ira de los Dioses por estar con nuestra persona amada.

  • Hércules y Mégara

La historia de cómo dos personas pueden ser felices, el Rey de Minia, luego de que el poderoso héroe vence al León de Citerón, le da en matrimonio a la princesa Mégara, fueron realmente felices y tuvieron muchos hijos. Su historia, a diferencia de las historias de los matrimonios de otros Dioses, Hércules le fue fiel a su amada cada día que estuvieron juntos, y a pesar de que muere en sus manos en un engaño de la Diosa Hera, este intenta sanar sus heridas en su memoria. Una historia de fidelidad conyugal y amor a primera vista.

  • Enamorarse del alma

Psique, una hermosa princesa que nadie se atrevía a desposar por su belleza, es abandonada en el bosque por sus padres, para que cumpliendo con una profecía desposara a un horrible monstruo. Mientras esta chica esta deambulando por el bosque, se consigue con Eros, el hijo de la Diosa Afrodita, quién estaba furiosa por la belleza sobrehumana de la chica y manda a su hijo a acabar con esta, pero él termina enamorándose.

Eros solo buscaba a Psique en las noches, para que esta no pudiera verlo, pero ella se sentía tan bien a su lado que no le importaba; un día llena de intriga de sus hermanas, lo ve con una lámpara que había guardado y descubre que no era un monstruo, sino un hombre de gran belleza, pero este se siente traicionado y huye, dejando a su princesa deprimida, sumida en un largo sueño. Este Dios, que después conoceríamos como Cupido, decide volver y la despierta con un flechazo, luego, sube al Olimpo para rogarle a Zeus que les diera su bendición, el cual accedió y se celebró una boda por todo lo alto, de un casamiento que duraría para siempre.

Esta es quizás la historia más romántica de toda la mitología, de dos amantes que se enamoraron primero del alma, para después enamorarse del cuerpo.

Un mito por definición es una historia que trata de explicar de manera mágica sentimientos y conceptos que no tienen una respuesta racional, obviamente, no existe sentimiento más complicado que el amor. Los griegos dejaron hermosos mitos que narran trágicas historias y aunque así pasen en la vida real, lo mejor es escribir tú una historia propia de amor digna de volverse leyenda.

La escalera del amor

La escalera del amor: La conmovedora historia de Liu Guojiang y Xu Chaoqing

Si todavía te quedan dudas acerca de la existencia del amor verdadero, déjame decirte que esta historia cambiará tu forma de pensar y te hará creer que todo lo que se hace por amor, vale la pena. Liu Guojiang y Xu Chaoquing lo sabían, por eso su relación pudo vencer todos los obstáculos y crecer, peldaño a peldaño, hasta la cúspide de la “escalera del amor”.

Se trata de una verdadera historia que comenzó hace más de medio siglo en China. Liu Guojiang era un jovencito de 19 años cuando conoció a Xu Chaoquin y se enamoró de ella. El único “problema” era que Xu era 10 años mayor que él, viuda y con hijos.

Como sabrás, si el tema de la diferencia de edad todavía en la actualidad hace que la gente se alarme y cree un drama moralista, imagínate como era la situación hace más de 50 años, y en China. Era algo completamente fuera de lugar, mal visto y censurado. Nadie, ni familiares, ni amigos, mucho menos la sociedad, apoyaron a Liu y Xu.

El nido de amor

En vista de que nadie apoyó su amor, Liu y Xu decidieron alejarse por completo de las malas vibras y de las miradas acusadoras. La mejor decisión que pudieron tomar. De hecho, se aislaron de la sociedad y se mudaron a una pequeña cueva que se encontraba en lo alto de una montaña, en Jiangjin County (Chongqin), suroeste de China. Parece cuento de hadas, pero sucedió en la realidad.

En aquel lugar, Liu construyó un refugio muy artesanal, con sus propias manos, para vivir con su esposa Xu. Por supuesto, no tenían nada, ni electricidad, a veces ni siquiera tenían comida, salvo algunas hierbas y raíces que encontraban a su alrededor. Liu fabricó una lámpara de queroseno como solución a la carencia de luz. Así fue como lograron iluminar sus vidas.

La verdad, este escape de Liu y Xu trajo consigo muchas carencias. Pasaron por muchos infortunios y necesidades. Pero eso no los detuvo. Xu siempre le preguntaba a Liu si se arrepentía por la osadía, pero él siempre le respondía: “siempre y cuando seamos positivos, la vida va a mejorar”.

La escalera del amor

Además, el camino para llegar a su hogar era demasiado empinado y complicado de transitar. Debido a la dificultad, a veces era Liu el que tenía que bajar al pueblo más cercano porque no había de otra, tenían que proveerse de alimentos, pues de lo contrario morirían. Cuando eso ocurría, Xu se quedaba sola durante dos días.

El regalo más hermoso que le hizo Liu a Xu, fue construir con sus propias manos los peldaños que permitirían aligerar la subida de 1550 metros de desnivel. Esto lo hizo luego de dos años de vivir ahí y le tomó 50 años terminar la escalera. Fue una demostración de todo el amor y respeto que sentía hacia su esposa. La mejor manera de decirle: “te amo”.

Un final conmovedor

Liu y Xu formaron su propia familia, siempre estaban agarrados de las manos, tuvieron siete hijos y vivieron felices juntos, alejados de la civilización. No obstante, cuando Liu había cumplido 72 años de edad, regresó a su casa después de sus labores agrícolas diarias, y murió en brazos de su amada Xu. Ella, de 82 años, tomó su mano y oró por su alma. Dicen que, ni aún después de muerto, Liu soltó la mano de su mujer. Ella, afligida y muy triste, pasó días repitiendo las siguientes palabras:

“Tú me prometiste que cuidarías de mí, que siempre estarías conmigo hasta el día que muriera, pero tú te fuiste antes que yo. ¿Cómo voy a vivir sin ti?”.

Una de las mejores historias de amor en China

En el año 2006, toda esta historia se convirtió en una de las diez mejores y más famosas historias de amor en China. De hecho, el gobierno local decidió conservar y cuidar la “escalera del amor” y el refugio donde Liu y Xu vivieron por muchísimos años, como un museo, con la finalidad de que esta historia de amor pudiera ser recordada, de manera que trascendiera los tiempos.

Esta historia demuestra que el amor puede vencer cualquier obstáculo, siempre que ambos caminen juntos de la mano y sepan salir de las adversidades, apoyándose el uno al otro en todo momento.

Nuestros productos recomendados

Amor y sexualidad en el Renacimiento

Amor y sexualidad en el Renacimiento

Ya hemos visto que la Edad Media fue un periodo marcado por el atraso y la opresión. Eso va a dar un giro de 180º durante el Renacimiento, época del despertar de las artes y de la ciencia. Asimismo, el amor y la sexualidad en el Renacimiento verán un cambio satisfactorio para los amantes.

De qué va el Renacimiento

Pues bien, el Renacimiento (siglo XV – XVI) nació en Florencia, Italia, y se trata de la transición de la Edad Media a la Edad Moderna, caracterizada por la oposición a lo medieval y el amor e imitación de lo grecorromano.

  • La Reforma (siglo XVI) constituyó una revolución religiosa que tuvo sus causas básicas en los años finales de la Edad Media y que representa una verdadera crisis en la Iglesia Católica europea como resultado del cual se quebranta la unidad de creencias en el continente.
  • El hombre es el centro del mundo renacentista y busca la gloria terrenal. Los humanistas renacentistas tuvieron una nueva fe en el ser humano y en el valor del ser humano.
  • Esta nueva visión del hombre también se manifestaba en un interés por la anatomía del cuerpo humano.
  • En el arte volvió a aparecer el desnudo, tras mil años de pudor.
  • Los hombres se atrevieron a ser ellos mismos, ya no tenían que avergonzarse.
  • Volvió a nacer el arte y la cultura de la Antigüedad.
  • Hubo una transición económica del feudalismo a la economía monetaria (las necesidades vitales se convirtieron en algo que se podía comprar con dinero).
  • Hay notables aportes en geografía y ciencias físicas, matemáticas y naturales, letras y filosofía.
  • Se dieron avances tecnológicos como la imprenta y la brújula.

 

Amor y sexualidad en el Renacimiento

Las ideas liberales se extendían entre gente con experiencia de mundo, gente que viajaba como mercaderes y comediantes. Por supuesto, la Iglesia católica no permitió que esa libertad se propagara demasiado, y como producto de la Reforma y Contrarreforma, se creó la Santa Inquisición.

Inquisición

Uno de los “delitos” por el que los inquisidores realizaban su cacería era la fornicación. Los inquisidores perseguían a aquellas personas que decían que practicar sexo libre fuera del matrimonio no era pecado. Por supuesto, la clase alta no se veía afectada y muchas veces se les perdonaba que fornicaran fuera del matrimonio. Para la Inquisición, ni la fornicación ni la prostitución afectaban la moral oficial.

Libertad sexual

Los jóvenes aristócratas con dinero iniciaban su sexualidad desde los doce años, y con prostitutas. La prostitución seguía siendo un mal necesario, sobre todo para los hombres que debían “desahogarse” por el deseo sexual. Como los inquisidores no castigaban a los aristócratas, ellos tenían derecho de mantener relaciones sexuales fuera del matrimonio. Los que se veían cruelmente afectados eran las personas de clase baja.

Los encantos eróticos

La hechicería representó un papel importante para atraer a los novios, y los que la practicaban eran perseguidos por los inquisidores. El encantamiento era visto como una actividad peligrosa porque suponía confiar en poderes prohibidos que implicaban pacto con el diablo.

La bigamia

En la Barcelona de 1665, los inquisidores persiguieron y detuvieron a una mujer que, abandonada por su marido, vivía con otro hombre como su esposa. Pero la pusieron en libertad, porque al parecer era un sencillo caso de cohabitación sin derivaciones teológicas, aunque la bigamia constituyera un pecado.

Por lo visto, la bigamia era algo bastante corriente, porque como en esa sociedad no se admitía el divorcio, la única solución era irse a otra ciudad y casarse por segunda vez.

Homosexualidad

Seguía siendo reprobado por la Iglesia, pero como el Renacimiento se caracterizó por ser humanista, ya los homosexuales no tenían miedo de expresar públicamente sus preferencias. Leonardo da Vinci fue acusado dos veces de acostarse con un hombre joven, pero nunca fue condenado porque sus cómplices provenían de familias poderosas.

Michelangelo, por su parte, a sus 50 años hizo pública su homosexualidad. Escribía intensos poemas apasionados donde declaraba su amor a un joven guapo llamado Tommaso de Cavalieri. Nunca lo condenaron de sodomía porque él aseguró que seguía siendo célibe y que su amor era un amor platónico.

El amor en el Renacimiento

El concepto del amor revolucionó y ya no se veía como en la Edad Media, sino que tenía vínculos con el neoplatonismo (amor platónico, idealizado, romántico). En esta época surgió el “amor cortés”. La mujer comienza a ser idealizada y venerada como una diosa, un ser divino al que había que complacer y adorar tanto física como intelectualmente. Ya se la respetaba más y el hombre comenzó a cortejarla para poder ganarse su amor.

Arte, sexualidad y Renacimiento

Es en el arte donde se ve realmente los cambios en comparación con la Edad Media. Las pinturas y las esculturas eran muy realistas, y los desnudos de eran los más representados.

La mitología clásica se convierte en un tema recurrente en la pintura renacentista, donde se muestra la mayor admiración por el legado grecolatino; sin embargo, se respetaba la tradición medieval al seleccionarse temas religiosos junto con los civiles.

La escultura era realista, lograda con modelos vivientes que dan gran importancia a la anatomía, con muestra de movimientos y expresiones. Los temas eran religiosos (personales del Antiguo y Nuevo testamento, en cuanto al cristianismo; o de la mitología grecolatina, en cuanto al paganismo) y civiles (esculturas de mecenas o personajes famosos). Lo mismo sucedía con la pintura.

Cabe destacar que, gracias a las pinturas, el ideal de belleza de la mujer cambió. Antes, en La Edad Media, las mujeres bellas eran las delgadas y de senos pequeños, porque las voluptuosas se consideraban paganas ya que podían hacer que los hombres cayeran en tentación. Eso cambió en el Renacimiento, pues empezaron a destacarse los desnudos de mujeres voluptuosas, de caderas anchas y llenas.

El Renacimiento constituyó un despertar en todos los sentidos. Por supuesto, ciertos rasgos medievales prevalecían, pues la transición no se dio de un día para otro. Sin embargo, los avances en la ciencia y en las bellas artes, además del surgimiento del amor romántico, significó un gran paso hacia la modernidad.

 

 

 

Amor y sexualidad en la Edad Media

Amor y sexualidad en la Edad Media

Es momento de abordar una máquina del tiempo y viajar hacia los años de oscurantismo y retraso, así te darás cuenta que el concepto de amor varía muchísimo dependiendo del contexto histórico en el que se vea enmarcado. Ahorita en el siglo XXI cualquier joven pondría el grito en el cielo si le dicen que no puede tener sexo antes del matrimonio, y que si va a copular con alguien debe ser única y exclusivamente para traer un bebé al mundo (cero placer, cero nada de nada). Pues bien, el amor y la sexualidad en la Edad Media más o menos eran eso, una burla, y todo estaba bajo el poder de la Iglesia Católica y de la Corona. Así que súbete a la máquina del tiempo y viajemos hasta el siglo V de nuestra era, ¿vale? La travesía será larga y sufrirás de jet lag.

Primera estación: Contexto. ¿De qué va la Edad Media?

No podemos hablar de la Edad Media sin saber, a grandes rasgos, de qué se trató este período y qué circunstancias lo marcaron.

  • Duró diez siglos, o sea, mil años. Del siglo V al siglo XV. Desde la caída del Imperio Romano en el 476, hasta el descubrimiento de América en 1492.
  • Comprende 3 etapas: La Temprana (siglo V al IX), la Alta (siglo IV al XIII) y la Baja (siglo XIII al XV).
  • La Iglesia impone una visión teocéntrica del mundo, lo que le lleva a ejercer un control total en la vida cotidiana. Tanto la Iglesia como el Reino tenían un poder absoluto.
  • Se trata de una época muy retrógrada y oscurantista, de mucha represión, opresión y atraso.
  • Se desarrolló el feudalismo, que dio forma a las relaciones de poder y servidumbre entre los señores y sus siervos.

Segunda estación: Amor y sexualidad en la Edad Media

La Edad Media se trata de una época muy represiva en cuanto a la sexualidad, pues se veía como algo pecaminoso, peligroso y reprobable. Pero, claro, al mismo tiempo se veía como lo más soñado y secretamente deseado.

Matrimonio

No se hacía por amor. De hecho el amor era visto como algo peligroso que tentaba a las personas a satisfacer sus necesidades carnales y pasionales, lo cual significaba pecado. Las nupcias se contraían bajo el término “dialetio” que significaba amor honesto y comprometido, no romántico, sino más bien como de amistad o complicidad.

En la sociedad medieval, la Iglesia impuso que el sexo solo era posible dentro del matrimonio y con la única finalidad de procrear. O sea, que si la pareja iba a tener sexo era nada más para hacer hijos, no para procurarse placer. De lo contrario, sería pecado. Se basaban en el “honesta copulatio” que significa “práctica del sexo con el casto motivo de continuar con la especie”.

Por cierto, dentro del matrimonio solo se permitía tener sexo de lunes a miércoles, y en las noches, porque de día era pecado. Tenían prohibido el sexo de jueves a domingo, no podían copular durante la cuaresma, tampoco en los 35 días previos a la navidad, ni en los 40 días previos a la fiesta de Pentecostés, mucho menos podían tener relaciones sexuales si era un día en el que se celebraba un santo.

Gracias a -o por culpa de- la Iglesia, el sexo se veía como una enfermedad. Por eso se fomentaba la castidad para “salvar las almas” de la gente pecadora. Ave María Pusísima…

Tener sexo fuera del matrimonio era igual a fornicar y eso significaba pecado. Tampoco se permitía la homosexualidad (se castigaba con muerte en la hoguera y mutilaciones) ni la masturbación. Tampoco estaba permitido el coitus interruptus, como control de natalidad, pues se consideraba que eso causaba la laceración del pene.

También se creía que las enfermedades del pene se producían porque el hombre había introducido su falo dentro de una matriz “sucia” y llena de “veneno”, o sea, que había tenido sexo con una mujer que estaba menstruando.

Adulterio y machismo

El adulterio era pecado y delito, pero dependiendo del sexo. Era una deshonra religiosa porque atentaba contra el matrimonio y hacía que aparecieran bastardos. Sin embargo, había diferencias y favoritismos. Si el hombre era adúltero, se decía que había caído en el amancebamiento y era normal, solo se trataba de una desviación. En cambio, si era la mujer, se le consideraba de una vez adúltera y delincuente.

La mujer era considerada un ser inferior y, por lo tanto, tenían que desempeñar papeles pasivos: casamiento, sexualidad (cuando el hombre tuviera ganas), parto y lactancia. La mujer debía someterse a las decisiones del marido. Eso de los juegos eróticos para estimular a la mujer, no existían, ella solo debía recibir y aceptar, aunque le causara dolor.

Según las reglas de la Iglesia, el matrimonio concedía al esposo el derecho de disfrute sobre el cuerpo de su mujer, es decir, se convertía en su propietario y podía hacer con ella lo que se le diera la gana. La mujer era un objeto y no un sujeto.

El Kamasutra de la Edad Media

La única posición aceptada era la del misionero (el hombre encima de la mujer). La mujer debía estar ubicada debajo para representar su inferioridad y mantener los roles de pareja donde el hombre es el que domina y el que tiene el poder. Se decía que si la mujer estaba arriba gozaría de mucho placer y eso era inmoral.

Si la pareja osaba tener sexo en otras posiciones, estas eran las penitencias:

  • Sexo dorsal (la mujer encima): 3 años a pan y agua para ambos.
  • Lateral, sentado, de pie: 40 días a pan y agua.
  • Coitus retro (vaginal, pero por detrás): 40 días a pan y agua.
  • Masturbación mutua: 30 días a pan y agua.
  • Sexo interfemoral (eyaculación en las piernas): 40 días a pan y agua.
  • Coitus in terga (sexo anal): 3 años a pan y agua si era con un adulto, 2 años a pana y agua si era con un niño (pedofilia), 7 años a pan y agua si ya era un hábito recurrente, 10 años a pan y agua si se hacía con un clérigo.

¿Cómo se enteraban de los “delitos”? Pues por la confesión en la Iglesia, y esas eran las penitencias que el cura colocaba. Por supuesto, si la homosexualidad se hacía pública, los culpables eran mutilados y llevados a la hoguera.

La prostitución

¿Quieres saber dónde estaba la doble moral de la Iglesia? Pues en la prostitución. Esta actividad, aunque se trataba de fornicación y, por lo tanto, de pecado, era considerada un “mal necesario”. El argumento era porque cuando los hombres buscaban relaciones con prostitutas, servía para que ellos saciaran su placer y para proteger a las mujeres respetables de la seducción y la violación.

Además, la prostitución era un excelente negocio que lucraba a la Iglesia. El 5% de los ingresos que tenía la Iglesia, provenía de los lupanares. ¿Por qué? Porque los prostíbulos estaban dentro de lugares que le pertenecían a la Iglesia y, bueno, gran parte de lo que ahí se generaba iba a parar a sus manos.

Los burdeles contrataban médicos para que una vez a la semana revisaran el estado de salud de las prostitutas, y así garantizarle a los clientes que podían tener sexo sin riesgo a contraer enfermedades. La sífilis era la que más abundaba en ese tiempo.

La virginidad

La virginidad en la mujer era garantía de calidad para un esposo, significaba mercancía nueva, no tocada por otras manos, lo cual le daba poder al hombre de sentirse dueño y el “primero y único” en desvirgarla. Además, la virginidad era considerada una virtud porque abría las puertas del cielo.

Por supuesto, el hombre no tenía por qué ser virgen al casarse. Era muy común que ellos tuvieran sexo con prostitutas antes del matrimonio para poder satisfacer sus deseos carnales. Ellos sí tenían derecho al placer, las mujeres no.

El cinturón de castidad

Era como un calzón de hierro que se les colocaba a las mujeres y se cerraba con llave para proteger su virginidad o evitar que fueran infieles. En el caso de que se quisiera proteger su virginidad, una llave la tenía su padre y la otra un cura. En el caso de evitar la infidelidad, una llave la tenía el marido y la otra un cura. El cura siempre tenía una llave por si acaso al padre o al marido de la mujer le pasaba algo.

El instrumento les impedía llevar una vida normal porque maltrataba la piel y casi no podían caminar, les dejaba heridas profundas en la epidermis y les ocasionaba infecciones vaginales y anales.

La masturbación

Era considerado uno de los pecados más graves porque, si se trataba del hombre, se desperdiciaba la “semilla creadora”; y si se trataba de la mujer, era un acto pecaminoso porque solo se hacía para procurarse placer.

Se creía que el esperma se producía en el cerebro, que era un tipo de sangre “mejor procesada” que permitía la reproducción. Por eso la Iglesia prohibió la masturbación, porque se estaría derramando el “líquido de la vida”.

También por eso la mujer era considerada inferior, porque su sangre no era tan pura y su cuerpo no producía esperma, sino la menstruación, que se veía como algo asqueroso y venenoso producto de toda la “impureza” de su organismo.

Preservativos y consoladores

Los condones eran intestinos o vejigas de animales, también los había de lino. Su finalidad era únicamente para protegerse de las enfermedades -sobre todo cuando los hombres se acostaban con prostitutas-.

También había consoladores en forma de miembro viril, pero su uso era castigado. A las mujeres se les imponía una penitencia de un año a pan y agua. Dentro del matrimonio también se usaban consoladores por si el hombre sufría de disfunción eréctil.

Por cierto, cuando un hombre tenía problemas con su pene y no podía mantener una erección, un grupo de médicos le examinaban el falo para evaluarlo y determinar si sería capaz de procrear. En caso que se detectara algún problema de impotencia y el matrimonio no podía consumarse, la pareja podía separarse legalmente.

Última estación: De regreso a casa

Como te habrás dado cuenta, el viaje a la Edad Media fue sumamente decepcionante. Enterarse de tanto retraso es algo que avergüenza. Además, como te mencioné, el amor era mal visto, y si los hombres se enamoraban genuinamente de sus esposas, entonces ellos eran objeto de burla.

La situación del machismo y todas las represiones sexuales eran realmente avasallantes. La Iglesia Católica controlaba todo y por eso a esta época también se le denomina “La Edad del Oscurantismo”.

Ya han pasado muchos años y ahora estamos en pleno siglo XXI que, aunque no es para nada perfecto y tiene sus propios grandísimos problemas, la sociedad dista mucho de ser “atrasada” en comparación a la Edad Media.

 

 

 

 

mujeres en el amor y en el sexo según su signo zodiacal

Cómo son las mujeres en el amor y en el sexo según su signo zodiacal

Si hay algo completamente cierto es que todas las mujeres somos únicas e irrepetibles. De hecho, cada persona es un mundo y todos nosotros tenemos -hombres y mujeres- una originalidad que nos caracteriza. Sin embargo, la astrología ha agrupado diferentes tipos de personalidad de acuerdo al mes de nacimiento en el que haya nacido la persona. Con base en esto, decimos que la fecha de nacimiento influye, de cierta forma, en las personalidades. Por lo tanto, es posible saber cómo son las mujeres en el amor y en el sexo según su signo zodiacal.

Sé muy bien que muchos dudan sobre la certeza de este tipo de cosas esotéricas. No necesariamente por pertenecer a una religión, pues hay personas que no son religiosas pero que tampoco creen en los signos zodiacales. Vale, está bien, yo puedo considerarme un poco escéptica al respecto. Sin embargo, he tenido la oportunidad de conocer amigas interesadas en el tema, por las cuales he curioseado el asunto. Además, me encanta Mia Astral, la sigo en sus redes y siempre estoy pendiente de sus posts.

En una de mis clases de Psicología de la Comunicación, recuerdo a mi profesora decir que, para evaluar a sus pacientes, el último recurso que utilizaba era la carta astral de la persona. Eso captó la atención de todos los alumnos porque, vamos, nos resultó algo extraño. Pues sí, según ella, había casos tan complejos, que a veces -solo a veces- tenía que recurrir a la astrología para poder evaluar algunos patrones o tendencias de comportamiento.

Sin ir muy lejos, la experiencia con mis amigas me ha enseñado a corroborar que la fecha de nacimiento sí influye y nos caracteriza en algún aspecto. Las que somos virgo nos parecemos en algunas cosas -justamente la que caracterizan al signo-, las piscianas son muy piscianas, las escorpianas son demasiado escorpianas, y así vamos. Todas amamos a Mia Astral, por cierto.

Lo único que nunca creemos porque nos parece burdo y absurdo, son esos horóscopos que te mandan a vestirte de tal color porque supuestamente eso hará tu día mucho más cool. No creemos en ese tipo de palabrería, para nosotras lo importante del asunto es el tema de las personalidades. Por supuesto, muchos dirán que la conducta humana depende de la sociedad en la que el individuo haya crecido y todas las experiencias que haya vivido. Es correcto, pero siempre hay algo que nos queda de las estrellas, así sea mínimo, hay algo que tenemos de ellas y que traemos con nosotros al nacer.

Clasificación de los signos del zodíaco y cómo rigen en la energía de las personas

Bien, antes de comenzar a hablar acerca de cómo son las mujeres en el amor y en el sexo según su signo zodiacal, es importante clasificarlos para tener una idea de las personalidades. ¿Por qué? Porque al principio yo no las sabía y, al enterarme de esas clasificaciones -en total son tres-, mi conocimiento se amplió mucho más y eso es lo que quiero compartir contigo.

Lo que sé, además de leer mucho a Mia Astral, es gracias a una agenda lunar que compré hace tiempo por casualidad y cuya autora es la astróloga Sylvia Gasparini.

Según su Elemento

Gasparini dice que “de acuerdo con los Elementos, la Astrología se clasifica en cuatro grupos que representan las fuerzas vitales del ser humano y que, por consiguiente, indican sus pautas de energía”.

Signos de fuego: Aries, Leo y Sagitario

Necesitan libertad y acción. Son impetuosas, cálidas, intuitivas, entusiastas, orgullosas y con mucha confianza en sí mismas.

Signos de tierra: Tauro, Virgo y Capricornio

Necesitan resultados útiles y tangibles. Son reservadas, perseverantes y pacientes. Puedes confiar en ellas.

Signos de aire: Géminis, Libra y Acuario

Necesitan comunicarse y expresarse intelectualmente. Son inteligentes, flexibles en sus ideas y opiniones, inquietas, curiosas y estudiosas.

Signos de agua: Cáncer, Escorpio y Piscis

Necesitan estabilidad y protección. Son sensibles, emotivas, fantasiosas y susceptibles.

 

Según su Polaridad

Gaspirini menciona que, de acuerdo con su Polaridad, los signos se clasifican en Masculinos y Femeninos. Asimismo, la astróloga aclara que “en Astrología, Masculino significa que una energía es asertiva, activa, agresiva y lineal. Femenino significa que una energía es receptiva, reflexiva, magnética y circular. Estos términos no deben confundirse con hombre y mujer”.

Signos masculinos

  • Signos de fuego: “representan la necesidad de emprender, de crear, de emprender, de crear, de ir hacia adelante y aceptar riesgos; el contacto con el valor, dinamismo y la acción”.
  • Signos de aire: “representan el movimiento de las ideas, la vida social, el pensamiento, la expresión y la comunicación; el contacto con la lógica y la racionalidad”.

Signos femeninos

  • Signos de tierra: “representan la percepción, la estabilidad, la solidez, la permanencia, el contacto con el mundo material, el sentido de lo que es práctico y concreto”.
  • Signos de agua: “representan la emoción y el sentimiento; el contacto con la espiritualidad y el mundo de los sueños; la empatía instantánea con las vivencias ajenas”.

 

Según su cualidad

En la agenda, Gasparini señala que “en Astrología, Cualidad no significa atributo sino tendencia o inclinación”. Siguiendo eso, hay tres grupos de signos:

Signos cardinales: Aries, Cáncer, Libra y Capricornio

Son líderes. Representan iniciativa y movimiento. Son creativas, ambiciosas y no huyen de los riesgos.

Signos fijos: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario

Son organizadores. Representan constancia, perseverancia y voluntad. Piensan en el futuro y concentran sus fuerzas en metas concretas.

Signos mutables: Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis

Son comunicadores. Representan curiosidad intelectual y adaptación al cambio. Tienen muchos intereses, reaccionan con rapidez y no les cuesta integrarse a situaciones nuevas.

 

Las mujeres en el amor y en el sexo según su signo zodiacal

Pues bien, con lo anterior me parece que Gaspirini nos ha dejado todo bien claro, y con eso nos podemos hacer una idea de cómo son las personas de acuerdo con su signo. Pero es hora de ser más específicas y de revisar cómo son las mujeres en el amor y en el sexo según su signo zodiacal. Esto les interesa a los hombres que quieran conquistar a una chica y primero deseen saber, más o menos, cómo puede ser su personalidad. Las mujeres también pueden leer este post para saber más de sus amigas, o de ellas mismas, o por simple curiosidad.

Acuario | 20 de enero – 17 de febrero

La mujer Acuario es independiente. Se enamora pero le gusta mantener su libertad, por lo que no debes estar siempre controlando sus pasos, no cruces la línea y no la atosigues porque vas a perder. Es tolerante, amistosa y curiosa. Sin embargo, a veces puede tener un carácter impasible, distante y obstinado. Es atractiva y seductora, odia los dramas y las demostraciones exageradas de afecto. En la cama son muy imaginativas y originales, a veces no pueden desligar el sexo del amor, no les gusta lo repetitivo y les encanta que su pareja les haga realidad sus fantasías sexuales.

Piscis | 18 de febrero – 19 de marzo

La mujer de signo Piscis es sensible, compasiva, solidaria, creativa, muy humilde y fantasiosa. Suele tener un carácter impresionable y fácil de manipular. Muchas personas pueden aprovecharse de ella porque es sumamente amable y noble. Quedará en tu conciencia si la manipulas con tus malas intenciones -si es que las tienes-.  Cuando se enamoran lo hacen apasionada e incondicionalmente. Son muy entregadas, buscan el amor en el amor. Debes ser delicado con ella, en serio, renuncia a tus modales bruscos. En el sexo les encanta experimentar, les aburre la rutina.

Aries | 20 de marzo – 19 de abril

La mujer de signo Aries es aventurera, enérgica, rebelde, cándida e inocente. Es muy franca y suele ser ingenua, por lo que, a pesar de su rebeldía, a veces puede ser manipulable. No te aproveches de eso, porque si se da cuenta que le quieres jugar mal, puede ser muy imprudente, impulsiva y agresiva. No va a dudar en darte tu merecido si te sobrepasas. En el sexo le gusta dominar y te dará lo que quieres en el momento.

Tauro | 20 de abril – 20 de mayo

La mujer taurina es tierna y sensual al mismo tiempo. Es tenaz, paciente, fiable y serena. Cuando se enamora es muy afectuosa, pero puede llegar a ser posesiva, terca e inflexible. Mientras le des amor y no la hagas dudar de algo, todo estará bien. De lo contrario, puedes vivir un mini infierno. Ya ves, es tranquila, pero no abuses de lo que no le gusta, porque te vas a arrepentir. En el sexo le encanta ir aumentando el grado de placer, es fan de las caricias y los juegos previos.

Géminis | 21 de mayo – 20 de junio

La mujer Géminis es versátil, perspicaz y brillante. Es una amante inteligente, sabe conquistar y el coqueteo está en sus venas. Nadie se aburre de ella, pero ella sí se aburre fácilmente si su pareja no sabe salir de la rutina que ella tanto odia. No la vas a tener detrás de ti, tranquilo. No te va a revisar el celular y los celos casi no forman parte de ella. Eso sí, si la aburres, te deja y se va con otro. En el sexo le encanta dar rienda suelta a su imaginación, lo ve como una actividad divertida, un juego donde el placer es el protagonista.

Cáncer | 21 de junio – 21 de julio

La mujer de signo Cáncer es sumamente sensible, protectora, tierna y susceptible. Por eso, si le dices algo que no le gusta o la ponga en aprietos, se victimiza y es resentida. Por lo general es muy posesiva, pegajosa y caprichosa. Si se enoja contigo, puede guardarte rencor. Así que sé tierno con ella y no la hagas enojar porque es muy terca. En el sexo es complaciente, así que si quieres jugar a las 50 sombras de Grey con ella, cool, será muy sumisa y tú puedes mostrar tus dotes dominantes.

Leo | 22 de julio – 22 de agosto

La mujer Leo es generosa, noble, fiel, de mente abierta, muy amorosa y afectiva. Es una líder por naturaleza. Pero pobre tú si le haces algo malo, porque esta mujer puede ser muy soberbia, arrogante, autoritaria y déspota. En el sexo, ella es la dominante, es una leona, muy sensual, apasionada y llena de energía.

Virgo | 23 de agosto – 22 de septiembre

La mujer virginiana es sumamente inteligente, analítica, tímida, tierna, honesta y con pureza de intenciones. Eso sí, es muy astuta, cuando tú vas, ella ha ido y venido varias veces. En palabras venezolanas, cuando tú vas por el maíz, ella ya lo molió y montó las arepas en el budare. No te atrevas a mentirle porque tienes todas las de perder. Es perfeccionista e hipercrítica, muy censuradora. Para ir a la cama con ella, debes ganarte su confianza. No tiene sexo así porque sí, primero debe sentir que puede confiar en ti. Una vez logrado, es una amante excelente, le gusta experimentar y puede ser tanto sumisa como dominante.

Libra | 23 de septiembre – 22 de octubre

La mujer de signo Libra es inteligente, simpática, dulce, solidaria y tolerante. Su amor te llena de buenas energías, siempre buscan un equilibrio emocional, son pacíficas, bondadosas, románticas y encantadoras. Son resentidas, así que guárdate las malas intenciones, quémalas y olvídalas. En el sexo le encanta el arte de la seducción, pero pueden aburrirse con facilidad y son muy indecisas.

Escorpio | 23 de octubre – 21 de noviembre

La mujer Escorpio es apasionada, magnética, amable, tenaz, sensible y muy intuitiva. Ama profundamente cuando se enamora, pero se aburre demasiado rápido si no eres atento con ella. Por su misma intuición, si detectan que algo anda mal, son crueles y vengativas. Son muy celosas, obsesivas y compulsivas. En el sexo son muy excitantes y resulta fácil caer en sus redes.

Sagitario | 22 de noviembre – 21 de diciembre

La mujer de signo Sagitario es optimista, con un gran sentido del humor, es alegre, sincera, cordial, simpática, aventurera y ama la libertad. Puede hacerte reír a carcajadas y es difícil hacerla enojar. Si lo haces, ten en cuenta que también  es muy exagerada, imprudente, intolerante y terca. En el sexo, siempre busca nuevas experiencias. Le encanta las relaciones de una noche, pasionales y sin vuelta atrás. No le gustan las cadenas en una relación de pareja.

Capricornio | 22 de diciembre – 19 de enero

La mujer Capricornio es leal, tenaz, fiable, persistente y tranquila. Tienen un carácter reservado, pero con buen sentido del humor. Es pasional y complaciente. En el sexo sorprende a más de uno. Eso sí, es muy prejuiciosa, intolerante, regañona y refunfuñona.

¿Ya se te aclararon las dudas? Si vas en plan de conquista, ten en cuenta esas particularidades para que todo funcione mejor. Por supuesto, las características antes descritas son muy subjetivas, recuerda que toda mujer es única. Pero, al menos, algunos rasgos son fijos e identificables en la persona de acuerdo con su signo.

Nuestros productos recomendados

Cleopatra y Marco Antonio

La trágica historia de amor de Cleopatra y Marco Antonio

La historia de amor de Cleopatra y Marco Antonio no es el típico cuento de hadas que te puedas imaginar. Está cargada de ambición, poder, sexo y muerte. Fue una unión tormentosa con la capacidad de poner en jaque al Imperio Romano. Se dice que el amor inició como un juego de intereses y una lucha de poder, en la que Egipto y Roma se miraban frente a frente.

Como si de novela mexicana se tratara, esta historia de amor es puro drama y culebrones. Pero vamos a trasladarnos a los hechos…

Por un lado, Cleopatra

Cleopatra VII, cuyo nombre completo era Cleopatra Filopatro Nea Thea, fue la última reina del Antiguo Egipto. De acuerdo con el historiador Plutarco, la educación de Cleopatra fue griega, era una mujer conocedora, aprendió seis idiomas, fue instruida en música, ciencias políticas, literatura, medicina, astronomía y matemáticas. Vamos, era una mujer súper inteligente.

No obstante, su belleza no era tan deslumbrante como suele creerse. Como si de una Afrodita se tratara, su principal atractivo era, más bien, su personalidad dulce, su voz seductora, la forma de su cuerpo, su labia, su elegancia y la manera culta en la que podía mantener una conversación sin aburrir a su oyente.

Desde pequeña vivió la injusticia y la desconfianza. A los 11 años huyó con su padre a Roma, para escapar de las atrocidades de su hermanastra, la cual había asesinado a su madre y a su marido para quedarse con el trono egipcio. Cleopatra, con ánimos de venganza, y embriagada de ganas para hacer la justicia, creció con la motivación de recuperar el poder y devolverle a Egipto su antiguo esplendor, arrebatado por la codicia de su hermanastra.

Por otro lado, Marco Antonio

Fue un militar y político romano, muy apuesto, estaba en el servicio de su tío Julio César (el hombre más poderoso del momento). Se enamoró perdidamente de Cleopatra.

Pero vamos por partes.

Inicia el novelón

La astuta Cleopatra regresó a Egipto con su padre y un poderoso ejército con el cual recuperaron el trono. Cuando murió el padre, tomó el trono tras casarse con Ptolomeo XIII (su hermano de 12 años y su primer esposo…). Sin embargo, su esposo (y hermano, que no se te olvide) quería asesinarla para reinar Egipto él solo. Cleopatra huyó a Siria para salvar su pellejo.

Ya en Siria, decidió acudir a Julio César, simplemente, para que la ayudara a recuperar el trono. Para no ser reconocida, ella entró a su palacio envuelta en una alfombra y completamente desnuda. Por obvias razones, Julio César cayó rendido a sus pies. Tanto así, que inició una guerra en Egipto contra Pompeyo, por amor a Cleopatra, en la que puso en peligro al Imperio Romano y donde Ptolomeo XIII (el hermano y esposo de Cleopatra) murió ahogado en el Río Nilo.

Por supuesto, Cleopatra tenía el campo libre para instalarse en el trono. Pero adivina… Tuvo que casarse de nuevo y con otro de sus hermanos, Ptolomeo XIV (¡un pequeño que tan solo tenía 10 años!).

Mientras tanto, Cleopatra y Julio César eran amantes y hasta tuvieron un hijo: Cesarión. Ella vivía, de hecho, en Roma. El pequeño faraón (ya sabes, su segundo esposo y hermanito a la vez) era el que se estaba encargando de Egipto. Aun así, el pueblo romano despreciaba a Cleopatra, por varias razones, una de ellas por ser extranjera. En fin, Julio César murió asesinado y Cleopatra no tuvo más opción que irse a Egipto con su hijo.

Ella temía que su hermanito-esposo quisiera tener más poder, así que lo envenenó… Te juro, esta historia supera cualquier novela mexicana.

Una vez en el trono, y con su hijo como su corregente, Cleopatra tuvo en sus manos todo el poder y las riquezas de Egipto.

Comienza la historia de amor de Cleopatra y Marco Antonio

Todo este rollo es de pura familia. Como te mencioné más arriba, Marco Antonio era sobrino de Julio César. Pero Julio César también tenía un hijo adoptado por ahí: Octavio Augusto. Ambos, tanto Marco Antonio como Octavio, se repartieron el Imperio. Todo bien por ahí.

Marco Antonio tenía planeada una expedición hacia el oriente contra el reino de los partos (famosos por montar caballos y disparar flechas al mismo tiempo). Sin embargo, no tenía dinero, debido a una reciente guerra civil que lo había dejado sin fondos. Entonces se acordó de una conocida, Cleopatra, reina de Egipto y con mucho dinero. Por eso, la invitó a Tarso para hacer negocios.

Cleopatra conquista a Marco Antonio

Como toda reina digna de respeto, Cleopatra hizo una espectacular entrada triunfal en el lugar donde estaba Marco Antonio. El historiador Plutarco narra esta escena de la siguiente manera:

“…llegó navegando por el Río Cydnus en una barcaza con la popa bañada en oro y las velas de púrpura desplegadas, mientras que remos de plata golpeaban al ritmo de la música de flautas y flautines y arpas. Ella iba recostada bajo un toldo de tela de oro, vestida como Venus en una pintura, y con bellos niños pintados como Cupidos, abanicándole. Sus doncellas iban vestidas como ninfas marinas y Gracias, algunas guiando el timón, otras trabajando las cuerdas”.

¡Había que impresionar! Que no te quepa la menor duda de que Cleopatra era la reina y señora de la seducción. Es más, ella la inventó.

Por supuesto, Marco Antonio cayó babeado por Cleopatra. No solo por su belleza, sino por su inteligencia, audacia y simpatía. Además, ¡Marco Antonio estaba casado! Sí, con Fulvia, una de las mujeres más poderosas de Roma (la primera mujer no mitológica en aparecer en monedas romanas). Pero no le importó y se fue con Cleopatra a Alejandría, a vivir su amor y pasión a flor de piel.

Guerra en Roma

Marco Antonio estaba fuera de sí, enamorado, distraído, loco de lujuria por Cleopatra. Pero esa escapada que se dio con ella, le costaría muy caro. A partir de aquí todo le empezó a ir mal.

Fulvia no estaba contenta con el trabajo que Octavio, el socio de su esposo, estaba haciendo al repartir tierras y llevándose todo el crédito, sin informar que esa repartición también se hacía gracias a Marco Antonio. Como Fulvia tenía influencia en el Senado, se opuso a todas las políticas de Octavio. Por su parte, Octavio decidió divorciarse de la hija de Fulvia, Clodia Pulcher, y los roces pasaron a la violencia. Fulvia y su cuñado Lucio Antonio reunieron un ejército y entraron a Roma para hacerse con el poder. Por supuesto, Octavio también hizo lo mismo.

Mientras unos se mataban, otros se amaban. Marco Antonio estaba de lo lindo disfrutando el placer al lado de Cleopatra. Pero se enteró de lo que estaba sucediendo y regresó a Roma. Le reclamó a su mujer el atrevimiento al meterse con Octavio. Pero ya no podía hacer nada. Durante el conflicto, Fulvia murió. Por lo tanto, Marco Antonio y Octavio hicieron las paces. La reconciliación fue tan grande, que Marco Antonio hasta se casó con Octavia, la hermana de Octavio.

Dos meses después, en Egipto, Cleopatra dio a luz a gemelos, un niño y una niña. Ambos hijos de Marco Antonio, por supuesto… Pero los amantes no se vieron sino después de 4 años.

Marco Antonio abandonó a Octavia y a las dos hijas que tuvo con ella, para irse con Cleopatra y casarse con su gran amor. Con Cleopatra, aparte de los gemelos, tuvo otro hijo. Los tres serían víctimas del tormentoso amor de sus padres.

La venganza de Octavio

Sobra decir que Marco Antonio olvidó a sus enemigos y las necesidades del Imperio Romano. Plutarco cuenta que Marco Antonio “no estaba en posesión de sus facultades, parecía estar bajo los efectos de una droga o brujería. Estaba siempre pensando en ella, en vez de pensar en vencer a sus enemigos».

Esto molestó a Octavio, y su enfado aumentó cuando se enteró que Marco Antonio había abandonado a su hermana. Mientras Marco Antonio andaba de parranda, Octavio acaparó más poder.

La gota que derramó el vaso fue el hecho de que Marco Antonio declarara a Cesarión (el hijo de Cleopatra con Julio César) como heredero legítimo de Julio César. ¿Recuerdan que Octavio era su hijo adoptado? Pues bien, todos estos conflictos familiares y políticos se acumularon, dando paso a su venganza.

El ejército de Marco Antonio se enfrentó al ejército de Octavio en la batalla de Actium. Octavio resultó victorioso. Marco Antonio y Cleopatra huyeron a Alejandría. Luego de un año, Octavio los persiguió para acabar con el romance que tantos conflictos había causado.

Finalmente, Octavio capturó a Marco Antonio y le hizo creer que Cleopatra había muerto. Por eso, Marco Antonio se suicida clavando su propia espada en el vientre.

El trágico final de la historia de amor de Cleopatra y Marco Antonio

Octavio quería llevarse a Cleopatra como trofeo de guerra. Pero ella, al enterarse de la muerte de Marco Antonio, se sumió en la depresión y se suicidó haciéndose morder por una cobra. Pero Octavio quería llevarse algo, así que raptó a los tres hijos de Marco Antonio y Cleopatra, y se los llevó a Octavia, la viuda oficial de Marco Antonio.

Por cierto, Octavio mandó asesinar a Cesarión para ser el único heredero de Julio César y convertirse en emperador. Con Octavio nacía el Imperio Romano, moría la antigua Roma y el antiguo Egipto. Nacía un nuevo mundo.

La historia del mundo no es otra por culpa de la nariz de Cleopatra…

Antes de suicidarse, Cleopatra intentó seducir a Octavio (¡Ja!)… Pero, claro, este hombre era muy superficial y no caía en ese tipo de juegos. De hecho, a él no le gustaba la nariz de ella y por eso la rechazó. Hay una frase muy famosa que dice: “Si la nariz de Cleopatra hubiese sido más corta, la historia del mundo habría cambiado”

Asimismo, si hubiesen derrotado a Octavio, la historia de Roma y del mundo habría sido muy diferente, puesto que el poder, en vez de Roma, sería de Alejandría, y el verdadero Imperio se hubiese llamado Egipto. Pero no fue así.

Por cierto, esta historia sirvió de inspiración a Shakespeare para escribir Romeo y Julieta, ¿lo sabías?

Nuestros productos recomendados