amor-en-linea

¿Es posible enamorarse a través de internet?

Cada vez son más las personas que inician relaciones amorosas a través del internet, gracias a las múltiples plataformas que existen y a la facilidad que hay para crear una relación por este medio incluso cuando la otra persona se encuentre a kilómetros de distancia. Es mucho el campo que abarcan las redes sociales en nuestra vida, dándonos herramientas para entablar relaciones íntimas con alguien que no conocemos en persona, fenómeno que sociólogos han denominado como “amor posmoderno”.

Este fenómeno posmoderno, es una muestra clara al rompimiento de las relaciones persona-persona que son cada vez reemplazadas por las relaciones a distancia, lo que muestra el miedo de la generación del “Like” hacia el compromiso. Este nuevo formato reduce la intimidad de las relaciones a masturbación y fotos subidas de tono que son transmitidas vía aparatos.

El portal de noticias digital mexicano “sinembargo.mx” realizó una encuesta acerca de este fenómeno a usuarios de la plataforma social Twitter, y estos fueron algunos de los argumentos a la pregunta “¿Por qué enamorarse vía internet?

“@Feeeerge: Creo que nos enamoramos a distancia (digo nos porque me incluyo), porque no estamos totalmente preparados para una relación real. Platicas con alguien por Internet y es, por mucho, más fácil hacerse a la idea de que nunca lo veremos, y si lo vemos, tal vez sea muy poco. No queremos enfrentarnos a la realidad de que tal vez tendrá más defectos de los encontrados o que simplemente, no será quien nosotros creemos. Es más fácil enamorarse de una ilusión o de una idea, pienso.”

“@Fragmentario: No enamorarse, pero sí gustarse. Enamorarse es algo que necesita sí o sí de lo físico.”

“@Ayflaca: El amor posmoderno es aquél que se libera de prejuicios preestablecidos por la sociedad, es más atrevido y arriesgado. Atrevido en el sentido de que no importa decir “sí, nos conocimos por Internet”, o “sí, nos enamoramos por Internet”. Arriesgado porque llevar una relación a distancia sin tener una fecha de cuándo se podrán ver y tocar es cuestión de compromiso. Sentir algo por alguien, aceptarlo y comprometerse a vivirlo sin pensar en el futuro, es arriesgado. La espera, en el caso de que sí exista una fecha en la que esa relación pueda desarrollarse, también es arriesgada. El amor posmoderno implica sinceridad absoluta para que funcione; implica confiar en alguien que está a miles de kilómetros de distancia. No hay que confundir la coquetería múltiple y banal con el amor posmoderno. El compromiso, la paciencia y la sinceridad son vitales.”

Este estudio nos muestra una generación que está dispuesta a explorar nuevos medios de cariño, explorando el querer más allá de la proximidad física, sin importar la ubicación geográfica de los implicados, de ahí que hay relaciones a distancia donde ambos viven en la misma ciudad, pero nunca se han visto.

Esta clase de amor se construye en una profunda fantasía de dos personas y su creación de como es el otro solo basado en las conversaciones que tienen y las fotografías; esto no descalifica lo puro de sus sentimientos, si es real o no el cariño, ni mucho menos sentencia su destino.

El hecho es que una relación entre dos personas si puede iniciarse de esta manera, sin embargo, no se puede llamar una verdadera relación en el sentido estricto. Estos medios de comunicación sirven como intercambio de información general e intima, conociendo vagamente señales de la personalidad del otro y su manera de pensar, a partir de ahí la persona determina si está interesada o no. No podrá determinarse el futuro de una relación nacida del internet hasta que las personas cohabiten en un mismo espacio día tras día, que sepan si es realmente lo que desean para su vida entera, si les agradan los hábitos diarios del otro, sus costumbres de aseo, cuando tengan la primera pelea cara a cara y la manera en que reaccionan; todo esto solo se puede suponer a través de las conversaciones, pero es la convivencia la que tendrá la última palabra.

Es mucho más sencillo relacionarse a través del internet, hay una pantalla que deja a la persona contar sus más íntimos secretos, sus historias de éxitos y fracasos, sus más profundos anhelos, sus temores, y dolores del pasado. No hay ensayo y error, se puede eliminar un comentario y volver a escribir para evitar una confrontación, cuando en persona no haya esa posibilidad.

No se pueden dejar de mencionar los riesgos de una relación por internet, aunque existan una gran cantidad de personas con buenas intenciones, el internet está plagado de personas que solo buscan diversión o de depredadores sexuales y personas con enfermedades psicóticas que buscan a sus víctimas a través de este medio. Representa un riesgo mayor para las mujeres, debido a que hay muchos hombres que utilizan su desesperación para satisfacer sus deseos sexuales únicamente.

Son muchas las historias en las que una persona termina asesinada después de una mala cita en internet. Aquí algunas historias que no terminaron bien.

“La historia de la mujer de 32 años que conoció a Héctor Valdés Gómez a través de datingchile.cl tuvo un dramático final. Según datos entregados por varios medios, el ingeniero agrónomo que se desempeña como ejecutivo bancario la secuestró, la llevó hasta su departamento, la drogó y la violó. Cuando la mujer despertó, estaba sola, encerrada, semidesnuda y sin recordar nada. Desesperada pidió ayuda y los vecinos llamaron a Carabineros que tiraron la puerta y la rescataron, llevándola al Servicio Médico Legal donde un examen le reveló que el sujeto, además, la había violado. Pero eso no era todo, porque también se reveló que Valdés le había estado mandado, desde 2011, mensajes con amenazas tanto a ella como a su pareja.” (Vegas, A; “Siete citas por chat que terminaron en tragedia”. 2013).

“En noviembre de 2011, en Arizona, Estados Unidos, un lolito de 18 años conoció a una amiguita en un chat que le dijo que quería hacer cosas malas. Según consignó el sitio “La última Generación”, el jovencito viajó hasta la localidad de Milwaukee, muy entusiasmado, pero al llegar se percató que la amiguita lo estaba esperando con otra amiguita y le ofreció hacer un trío. La escena terminó con el lolito en un hospital de la zona con más de 300 puñaladas en todo su cuerpo, víctima de un supuesto ritual satánico. Las niñitas fueron identificadas como Rebecca Chandler y Reven “Scarlett” Larrabee, ambas de 22 años, que al ser detenidas llevaban libros de los 7 pentágonos y rituales demoníacos. Del terror.” (Vegas, A; “Siete citas por chat que terminaron en tragedia”. 2013).

“La chilena Ana María Salinas Norbakk, de 26 años, era estudiante de veterinaria y tenía un hijo. En el 2004 conoció, en un chat, a un canadiense que le robó el corazón. En agosto de ese año se casaron y ella se fue a vivir con él, dejando incluso a su hijo por perseguir el amor. En una entrevista con el diario La Cuarta, la madre de Ana María, Gunn Norbakk, estaba feliz con su yerno porque era gentil y cariñoso. Dos meses después, en octubre de ese año, Jean Philippe Mailhot, esposo de Ana María, llamó a la policía denunciando que encontró muerta a su esposa. Al día siguiente se supo que él mismo había propiciado varias puñaladas a su esposa, con uno de los cuchillos de su colección de sables y armas blancas. Sobre las causas del asesinato, nunca quedaron claras y la familia hoy sólo recuerda que la única anormalidad que vieron en Ana María fueron las constantes pesadillas que tuvo días antes de su muerte.” (Vegas, A; “Siete citas por chat que terminaron en tragedia”. 2013).

Es por eso que antes de iniciar un romance por internet, realmente se debe tomar en cuenta los posibles peligros que existen en el mundo exterior, considera lo siguiente, si es peligroso conocer a alguien por primera vez, imagina a alguien a través de una pantalla en donde es más fácil mentir. Así que antes de iniciar un romance por internet, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • No todo lo que brilla es oro.
  • Debes estar preparado para la carga emocional de este tipo de relaciones.
  • Son noviazgos llenos de ansiedad.
  • Recuerda que solo conoces lo que el otro te quiere mostrar.
  • Debes entrar a estas relaciones con madurez.

Solo es importante ser cuidadosos, saber que como en la vida, en el internet habrá personas buenas y malas. Existen muchas personas que si han tenido éxito en el amor por internet, esto indica que con las precauciones adecuadas, este puede ser un medio viable para conocer posibles candidatos.

Estas son algunas historias que terminaron con un final feliz.

“Camila, una estudiante de mercadeo de 20 años, entró a Tinder, a modo de chiste mientras estaba con su mejor amiga. Luego de pasar un rato divertido entre risas, apareció un chico que pensó que «era lindo» y le llamó la atención. Inmediatamente hubo un match entre ellos y, así como si nada, comenzaron a hablar, se conocieron y desde entonces no se han separado.

El 18 de febrero Camila y Jorge cumplen un año juntos.” (Alvarez, G; “Parejas que se conocieron en internet y te harán volver a creer en el amor”. 2016).

La historia de esta pareja comenzó hace nueve años con un Friend Request en MySpace. Después de intercambiar un par de mensajes por la comunidad, pasaron a MSN. Dos años más tarde de esta relación virtual, sin siquiera haberse visto en persona, él la invitó a comer helado, a lo que Sara no dudó ni por un segundo en aceptar, algo súper raro porque, cuenta ella que «de tratarse de otra persona jamás habría ido». Desde aquél día en el que se vieron frente a frente han estado juntos.

Sara y Gabriel se conocieron hace nueve años y hoy en día llevan 12 meses casados.” (Alvarez, G; “Parejas que se conocieron en internet y te harán volver a creer en el amor”. 2016).

“Jessica tenía tres meses y medio viviendo sola en Montreal, Canadá. Había salido con dos chicos, pero fueron relaciones que no trascendieron, hasta aquel día que conoció por Tinder a Nicolás, un chico francés y vegetariano que tenía 10 años viviendo en el país. La primera cita consistió en ver Adventure Time en Netflix. Era invierno y él, quien vivía a hora y media de distancia, llegó a casa de Jessica en bicicleta, lleno de nieve y vistiendo un abrigo mostaza, el color favorito de ella. Se quedaron a dormir juntos esa noche, y hubo tanta química entre ambos que a los dos meses se mudaron juntos.

Jessica y Nicolas llevan un año juntos y se casaron el 19 de diciembre de 2015.” (Alvarez, G; “Parejas que se conocieron en internet y te harán volver a creer en el amor”. 2016).

Artículo sugerido de historias de amor: http://www.eltiempo.com/cultura/gente/amor-de-lejos-historias-de-amor-a-la-distancia-que-terminaron-en-matrimonio-35361.

El verdadero amor se nutre de la presencia, de la cercanía y del contacto, es necesaria la química sexual y la atracción, algo que no se consigue en internet. Las vídeo llamadas y los mensajes no pueden sustituir el contacto cuerpo a cuerpo, nada superará los escalofríos que puede producir una caricia, no hay mensaje que sustituya eso.

Iniciar una relación estable con alguien es una decisión consciente, por lo tanto, la respuesta a la pregunta en el título del artículo es, no, podemos fantasear, desear y creer conocer al otro por medio del internet, se puede crear un vínculo, pero el verdadero amor para construir una relación estable nace de la cotidianidad y del contacto, de conocer y sentir al otro en las buenas y en las malas. Así que antes de aceptar la nueva forma de amor del siglo XXI, conoce al otro, se responsable y cuidadoso, con un poco de suerte, tu otra mitad quizás si esté a un “like” de distancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.