Masturbación femenina
Uncategorized

Masturbación femenina. ¡Conócete, ámate!

Las mujeres también ponemos nuestras manos a funcionar, ¡también nos masturbamos! Pero hay tantos tabúes sobre esta práctica (pasa con las mujeres especialmente) que algunas de nosotras sienten que no hacen “lo correcto”. Pero como estamos en el siglo XXI y es hora de romper las cadenas de los prejuicios, en este post hablaremos de los beneficios de la masturbación femenina.

Hablar de este tema me recuerda mucho a la película La cruda verdad, de Gerard Butler y Katherine Heigl. En una escena él le pregunta cada cuánto tiempo ella se masturba, a lo que ella responde que nunca. Él replicó con estas sabias palabras: “si tú no quieres tener sexo contigo misma, ¿quién más va a querer?”.

¡Y boom! En tu cara. Es así, debemos conocernos a nosotras mismas, experimentar con nuestros propios cuerpos, explorarnos, sin pena, sin nada de vergüenza. En la medida que conozcamos nuestras propias profundidades, sabremos guiar a nuestra pareja para que nos dé placer.

¿Qué es la masturbación?

Seguro ya lo sabes, pero igual te daré una definición. De acuerdo con Woody Allen, la masturbación es tener sexo con uno mismo. Y también con la persona que quieres (en caso de que masturbes a tu pareja o se masturben mutuamente).

Una vez que aprendas cómo llegar al orgasmo por tus propios medios, será mucho más fácil guiar a tu pareja y conseguir el máximo placer a su lado.

La masturbación es algo muy íntimo, es un momento de completa libertad y de autoconocimiento donde no caben las inhibiciones.

¿A qué edad comienzan a masturbarse las mujeres?

Por lo general comienzan en la pubertad, la adolescencia. Hay unas que incluso comienzan a hacerlo después de que ya son mujeres y han tenido sexo. Incluso se han visto casos de masturbación en la infancia.

¿Con qué frecuencia se masturban las mujeres?

Imposible saberlo, al igual que como ocurre con los hombres, cada mujer se masturba las veces que quiere y cuando quiere. Pero eso sí, se dice que lo hacen con menos frecuencia que los hombres, por un tema de prejuicios y timidez.

Cabe destacar que las mujeres, al igual que los hombres, pueden seguirse masturbando luego de la menopausia e incluso durante la tercera edad. Disfrutar del placer de tocarse a uno mismo no caduca jamás.

¿Cómo se masturban las mujeres?

Hay muchísimas maneras de masturbarse. Algunas introducen los dedos dentro de su vagina, otras se acarician el clítoris con las manos, otras se frotan el clítoris con la almohada, algunas recurren al vibrador (y sus diferentes tipos) o al chorro de agua. Lo pueden hacer en distintas posiciones: sentadas, paradas, acostadas boca arriba o boca abajo, como más les guste.

También hay chicas que en pleno acto sexual con su pareja se frotan con el falo o sus glúteos.

Claves para la masturbación femenina: llegó la hora de disfrutarte

Para las veteranas

Siéntate o acuéstate y abre las piernas. Pon a trabajar tus dedos, abre tus labios (mayores y menores), encuentra tu clítoris, empieza con movimientos circulares, juguetea con él hacia adelante y hacia atrás, arriba y abajo, al ritmo que más te guste. Prueba diferentes movimientos e intensidades.

Para las tímidas

Puede pasar que te de miedo introducir tus dedos dentro de tu vagina y lastimarte. Pues bien, puedes frotarte el clítoris con una almohada o con la misma cama, busca el ritmo y la presión que más te guste. También puedes intentar con una manguerita y masturbarte con el chorro de agua.

Para las perezosas

Si no quieres utilizar los dedos y te da pereza eso de frotarte, entonces lo tuyo es el vibrador y el estimulador de clítoris. Puedes comprar uno multiorgásmico (el vibrador conejito) que al introducirlo dentro de tu vagina queda un dispositivo afuera que estimula tu clítoris al mismo tiempo. ¡Hay muchísimos tipos de vibradores que te funcionan! Puedes chequear nuestro post sobre el tema:

Masturbación en solitario o en pareja

Puedes disfrutar de la masturbación tú solita cuando lo desees (incluso teniendo pareja) o pedirle ayuda a tu pareja para que te masturbe. Y si quieres hacer un juego erótico con tu chico o chica, entonces mastúrbense el uno al otro.

Ambientación

La masturbación también requiere de un lugar cómodo, en el que tú te sientas a gusto. Relájate y elige un sitio apacible, donde estés completamente sola, y sientas que puedas hacer volar tu imaginación. Utiliza gel lubricante si lo deseas, para que humedezcas la zona y facilites el acceso.

Y como se trata de tener sexo contigo misma, hasta puedes saborear un chocolate mientras te das placer. Why not?

¿Qué opinas de la masturbación femenina?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *