Eyaculación precoz

Eyaculación precoz: definición, causas, síntomas y tratamiento

La eyaculación precoz es cuando el hombre expulsa el semen de forma incontrolada, antes de que él o su pareja lo deseen, incluso antes de que inicie la penetración. Es uno de los problemas más comunes en los varones, pero no todos se atreven a confesarlo.

Si tienes esta disfunción sexual, tranquilo, no hay de qué preocuparse y se “cura”. Además, casi un 30% de los hombres sufre de eyaculación precoz, y el 70% restante ha tenido el mismo problema alguna vez en la vida. So… take it easy!

No se trata, en absoluto, de algo que tenga que ver con una complicación física. Así que no hay nada malo con tu fiel compañero. Eso sí, se debe tratar para que no te genere ningún problema psicológico -en caso de que la situación te afecte demasiado- que pueda desestabilizar tus emociones o tu vida en pareja.

Tipos de eyaculación precoz

Pues bien, por si no lo sabías, resulta que la eyaculación precoz se clasifica en varios tipos. Veamos cuáles son.

Primaria

Se da en la adolescencia, usualmente en chicos que nunca han tenido alguna pareja. Está asociada a la masturbación constante e inadecuada, porque el joven lo hace con prisa para poder llegar rápido al clímax, ya sea porque no tiene la suficiente privacidad que necesita (los padres están en la casa y no tocan la puerta, ya sabes), o por sentirse culpable pensando que lo que hace es “moralmente incorrecto”.

Secundaria

Afecta a hombres que ya han superado la adolescencia y se encuentran en su etapa adulta, mayormente debido a problemas emocionales, de estrés, abstinencia sexual prolongada, o porque tienen una pareja que les excita demasiado.

Permanente

Cuando sucede en menos de un minuto de penetración… o antes. Este tipo de eyaculación precoz suele darse por causas genéticas. Capaz tu papá tenía el mismo problema.

Adquirida

Por causa somática o psicológica. Es decir, cuando te sientes mal físicamente o cuando estás muy angustiado por algo.

Natural variable

O sea, que no es constante. Sucede en algunas circunstancias concretas y muy pocas veces (puede ser el caso de que la chica te excite muchísimo). Así que se considera como algo normal.

Disfunción eyaculatoria prematura

Cuando eyacula en un periodo de tiempo normal, pero el hombre cree que lo hizo antes de lo deseado.

Según el grado de gravedad…

Grado 1

Es el más fácil de corregir. Se debe a la ansiedad y a un estilo de vida muy estresado.

Grado 2

Cuando no se supera el grado 1 y la eyaculación precoz se hace más constante. Puede tratarse con terapia sexual.

Grado 3

Cuando el grado 2 se prolonga. El hombre eyacula antes de la penetración o al comienzo de la misma (en menos de 1 minuto). Los hombres con este grado pueden verse muy afectados psicológicamente.

Grado 4

La eyaculación precoz se convierte en algo crónico, llegando a afectar gravemente el estilo de vida y las emociones del paciente. En este caso se hace necesario un tratamiento farmacológico.

Síntomas de la eyaculación precoz

  • Incapacidad para controlar la expulsión del semen antes de cumplirse un minuto de penetración.
  • Ansiedad por la incapacidad de controlar la expulsión del líquido seminal. Esta ansiedad también la puede sufrir su pareja, debido a que siente insatisfacción sexual.
  • Estrés emocional, tanto en el hombre como en su pareja. Esto podría generar que ambos se abstengan de tener sexo.
  • Sensación de culpa, frustración y vergüenza.
  • En el peor de los casos, la eyaculación precoz viene acompañada de disfunción eréctil.

Causas de la eyaculación precoz

  • Estrés y el nerviosismo: más que todo por miedo a hacer el ridículo en la cama o a que la mujer quede embarazada.
  • Causas biológicas o genéticas: por alguna alteración en la sensibilidad de los receptores cerebrales de la serotonina (hormona que regula ciertas conductas y necesidades corporales).
  • Relaciones sexuales con poca frecuencia: si el nombre deja pasar mucho tiempo sin tener relaciones sexuales, puede llegar a sufrir de eyaculación precoz.
  • Algunas enfermedades psiquiátricas como trastorno bipolar, estrés postraumático o depresión.
  • Infecciones en las vías urinarias o problemas en la próstata: la prostatitis crónica, muchas veces, es causante de disfunciones sexuales.
  • Adicción a las drogas.
  • Trastornos neuronales: esclerosis medular y neuropatías.
  • Defectos en la tiroides y las glándulas suprarrenales.
  • Alcoholismo y tabaquismo crónico.

Tratamiento de la eyaculación precoz

Terapia psicológica

Tanto el hombre como su pareja deben asistir a terapia para que se informen sobre la eyaculación precoz y para que el varón aprenda a cómo controlar su reflejo eyaculatorio. El terapeuta debe estimular a ambos para que establezcan una buena comunicación, así se eliminan las tensiones y el hombre se siente menos presionado.

Antidepresivos

Los más utilizados son paroxetina, fluoxetina y sertralina, porque inhiben la recaptación de serotonina.

Terapia mixta

La terapia psicológica, acompañada de fármacos antidepresivos, suele obtener mejores resultados en el tratamiento de la eyaculación precoz.

Tramadol

Es un analgésico que los especialistas recomiendan ya que se ha comprobado que, si se toma unas dos horas antes del coito, retrasa la eyaculación.

Anestésicos locales

Hay cremas anestésicas que, al aplicarse en el pene, reduce su sensibilidad. Los preservativos también tienen este efecto en algunos hombres. El problema de los anestésicos o, mejor dicho, el riesgo, es que pueden ocasionar que el hombre no se excite o que tenga complicaciones para mantener la erección.

Ejercicios para abordar la eyaculación precoz

Te diría que respiraras y te relajaras, pero eso suena muy inconvincente. Sin embargo hay ciertas técnicas que puedes emplear para abordar el problema:

  • Parar y seguir. Cuando estés a punto de conseguir el orgasmo, para la estimulación durante 30 segundos y después continúa.
  • Comprimir el pene. Avísale a tu pareja cuando sientas que estás a punto de eyacular para que detenga la estimulación sexual y apriete tu glande con suavidad (aunque esto puedes hacerlo tú mismo).
  • Pensar en cosas no excitantes. Pues sí, esto puede sonar un poco random, pero si durante el acto sexual comienzas a nombrar -en tu mente- jugadores de futbol y sus puntajes recientes, puedes retrasar la eyaculación. A algunos hombres le funciona. Puedes nombrar lo que quieras, ovejas, presidentes, cantantes, etc., cualquier cosa que te distraiga.

Cómo hacer si tu relación de pareja se está viendo afectada

Bueno, como ya habrás visto, lo mejor es que ambos asistan a terapia. Sí, es comprensible que tu chica se sienta insatisfecha pero, vamos, hay otros métodos para hacerla llegar al orgasmo, como el sexo oral, la estimulación de las partes erógenas de su cuerpo, etc.

Son una pareja y si se aman pueden resolver el problema, juntos. De verdad, si tu chica se rehúsa demasiado, o ya de plano no quiere saber nada de ti, no te sientas mal. Capaz estaba contigo únicamente por sexo. No lo sé. Pero de lo que sí estoy segura es que, si son un verdadero equipo y ambos sienten amor, pueden salir de esta situación sin mayor inconveniente.

Esto no es algo por lo cual te tengas que sentir avergonzado, si lo tratas a tiempo, todo volverá a la normalidad. Si de verdad sientes que el problema es muy grave, ve a terapia que sin duda ahí te van a ayudar.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.